a

Los desafíos del cambio estructural para la igualdad social en América Latina y el Caribe "son muy similares a los de China", aseveró este martes Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en entrevista exclusiva con Xinhua.

Al regreso de su primera visita al país asiático, la alta funcionaria de las Naciones Unidas (ONU) agregó que "China está en un cambio estructural profundo, en el cual lo más complejo puede ser cómo resolver las brechas como las territoriales, entre lo urbano y lo rural, y entre la zona oriental del país, que es más desarrollada con grandes avances tecnológicos e industriales, y la zona occidental, que requiere avanzar más".

Desarrollo socialA su juicio, también "hay desafíos comunes de América Latina y China como el caso de la protección social y el manejo de las tensiones hacia el futuro".

Destacó que el proyecto chino coloca a "la igualdad en el centro de la estrategia de desarrollo y es muy importante porque América Latina también está en ese proceso de situar la igualdad en el centro".

En su último período bianual de sesiones celebrado en septiembre pasado en El Salvador, la CEPAL ratificó la necesidad de desarrollar en la región un cambio estructural que permita avanzar hacia sectores más intensivos de conocimiento, la convergencia para reducir las brechas internas y externas de ingresos y productividad y avanzar en la igualdad de derechos.

La secretaria ejecutiva del organismo regional fue recibida en Beijing por el ministro de Relaciones Exteriores de China, Yang Jiechi, el viceprimer ministro Hui Liangyu y otros funcionarios de la Cancillería.

Además, asistió a la VI Cumbre Empresarial China-América Latina, los días 17 y 18 de octubre en la ciudad de Hangzhou, y celebró encuentros en varios centros de estudios e instituciones académicas, entre ellas, la Universidad de Beijing, el Instituto Chino de Relaciones Internacionales Contemporáneas, la Academia de Ciencias Sociales y la Fundación de Investigación para el Desarrollo de China.

Reconoció además que su viaje "fue algo espectacular al haber podido estar en China en esta ocasión y haber tenido la oportunidad de reunirnos con altos funcionarios y observar los avances que ese país tiene en todos los sentidos y los desafíos que enfrenta. Hay avances muy importantes y desafíos muy importantes".

Bárcena indicó que el cambio estructural en el país asiático "es un cambio muy profundo porque la población urbano-rural se transforma rápidamente. Hoy por hoy, vemos que en China hay un proceso de urbanización del 51 por ciento, en tanto que en América Latina ya es un continente con un 80 por ciento de zonas urbanas", y ambas partes pueden intercambiar las lecciones que aprendieron en ese proceso.

Expresó que "es muy interesante ver cómo China ha logrado vincularse más y ha invertido mucho en el campo de la ciencia y la tecnología, justamente para mejorar su productividad de forma muy relevante. Por lo tanto, qué tipo de empresas, qué tipo de actividades ha ido llevando adelante es para nosotros muy importante".

Aclaró que el modelo de desarrollo chino es distinto al latinoamericano "en el sentido de que ahora China, después de haber tenido tasas de inversión por encima del 40 por ciento, está procurando ir hacia el consumo interno. Este cambio estructural llevará largos años".

"China tiene en cierta medida un proceso, un programa, una planificación con su XII Plan Quinquenal (2011-2015) donde pone gran empeño en asegurar las condiciones de vida de su población y ampliar la demanda interna como uno de los temas centrales y se espera que cambie la política económica del comercio exterior hacia un comercio más interno. Ese es el gran cambio que estamos por observar", acotó.

Auguró que el comercio Norte-Norte será reemplazado entre el 2017 y 2020 por un comercio Sur-Sur mucho más vigoroso. "Por ejemplo, el intercambio económico entre Asia-Pacífico y América Latina tendrá un gran potencial entre estas dos regiones donde está aumentando la clase media, por un lado, aunque tengamos la 'trampa de la renta media', que no es otra cosa que cómo nos hacemos cargo de las desigualdades internas de los países".

"Son dos regiones que van a seguir creciendo y con un dinamismo mayor al de los países desarrollados. La Unión Europea (UE) y Estados Unidos seguirán teniendo ritmos de crecimiento menores y quizás lo más importante es ver cómo logramos un equilibrio en los superávit comerciales entre Asia-Pacífico y América Latina y el Caribe, y cómo lo hacemos para tener alianzas también en el ámbito de las inversiones y los flujos financieros", precisó.

En su opinión, "en América Latina, tenemos el gran desafío de avanzar en la inversión e infraestructura y en China, avanzar en su comercio interno", recordando que el país asiático tuvo un crecimiento de 7,8 por ciento en el primer semestre y se anuncia un segundo de 7,4 por ciento, cerrando el año con un promedio de entre 7,5 y 7,6 por ciento.

Mientras, la región latinoamericana y caribeña tendría un crecimiento de 3,2 por ciento aproximadamente, en tanto para 2013 se espera sea del 4 por ciento.

Resaltó como "muy auspiciosa" la colaboración entre China y América Latina y el Caribe a través de la Troika de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), integrada por Chile, Cuba y Venezuela, para discutir temas de interés común y el Foro de los Ministros de Agricultura, propuesto por el primer ministro chino, Wen Jiabao, en su reciente visita a la CEPAL, que probablemente se reunirá el próximo año en Beijing.

La CEPAL, principal centro de pensamiento y estudios latinoamericanos, ha sido el principal impulsor de la integración chino-latinoamericana, habiendo tenido la oportunidad de recibir en su sede en el 2010 al vicepresidente Xi Jinping y al primer ministro Wen en junio pasado, quienes en sendas conferencias magistrales expusieron la voluntad de estrechar los vínculos con todos los países de la región y hacer propuestas concretas hacia ese fin.

Promovida por el organismo e instituciones chinas, se han institucionalizado las cumbres empresariales y la próxima será en Costa Rica y ambas partes exploran establecer una Escuela de Verano para jóvenes chinos en su sede en Santiago.

Además, la CEPAL está dispuesta a compartir con China la evaluación sobre la situación en la agricultura de la región, la que serviría para la reunión de los ministros de esa esfera en Beijing.

Bárcena anunció la publicación en noviembre del primer número de la Revista CEPAL en idioma chino mandarín con artículos que ha elaborado sobre China en el ámbito del comercio, la inversión y la cooperación bilateral y dónde se encuentra hoy la región en el mundo, así como un seminario en 2013 sobre protección social con la participación de especialistas de la Academia de Ciencias Sociales de China.

"En China nos dieron una atención espectacular. Fue uno de los viajes más contundentes que he llevado a cabo y donde me he dado cuenta que hay mucho por hacer y hay un pueblo que tiene mucho que aportarle a América Latina, que es China", concluyó.// News


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top