a

Carismático, controversial y seguro que su partido será el principal rival del Movimiento Al Socialismo (MAS) en las próximas elecciones nacionales del 2014. Así es el jefe nacional del Movimiento Sin Miedo (MSM), Juan del Granado, quien acompañado de la dirigencia cruceña de su partido, visitó a El Día, para dialogar sobre varios temas, entre ellos, la estrategia política con miras a los comicios presidenciales.

Por este motivo, ratificó que el MSM no intervendrá de "una juntucha de los opositores" para formar un partido contendor del masismo, sino que participará con su propia sigla.

Del Granado indicó que el desafío del partido será "evitar que continúe la dictadura masista y el retorno de la derecha prebendal y corrupta".

La entrevista se realiza a propósito de la presentación de los “Sin Miedo” de su “Tesis Ideológicas”, que lo harán hoy en Santa Cruz.

Política bolivianaP. ¿Cuál es su concepción sobre la posibilidad de formar un partido de oposición para hacerle frente a Evo Morales en las próximas elecciones nacionales?

JDG: Tenemos una visión democrática de la vida política de los bolivianos, es por eso que el Movimiento Sin Miedo (MSM) no va alentar jamás visiones unipartidistas ni bipartidistas.

Como no creemos en candidatos únicos, ni en la derecha ni en el oficialismo, es por ello que el desafío del relanzamiento del MSM, es construir una renovada opción partidaria en el país.

Somos respetuosos de otros esfuerzos de otras alternativas, tanto de la izquierda, al centro o la derecha.
P. ¿El MSM irá solo en las próximas elecciones?

J.D.G.:  Ante las candidaturas únicas que pueden devenir en “juntuchas”, el país en el 2014, requiere opciones que les ofrezcan una transformación profunda, como lo que propone el MSM.

Requerimos construir un proyecto unitario, una alternativa que reúna a la gran mayoría de la población.

En ese sentido hay que juntar fuerzas desde las propias perspectivas, no estamos en la visión de ser los únicos en el campo popular del país y es por eso que el rol nuestro será de rearticulación en torno a nuestro planteamiento.

P. Entonces, ¿Cuál será el desafío de su partido en el 2014?

J.D.G.: El primer desafío es impedir que el régimen masista se quede después del 2014.

El segundo desafío es impedir que la vieja estructura partidaria de los partidos de derecha corrupta y prebendal vuelva a tomar el país.

En síntesis, es conseguir que se vayan los que están y no vuelvan los que estuvieron.

P. Y Juan del Granado, ¿será el candidato presidencial?

J.D.G.: No creo. El planteamiento o reformulación de una renovada propuesta política no puede formularse a partir de candidatos ni de campañas.

Tanto candidatos y campañas, serán la parte final de una estrategia electoral, por lo tanto en la actualidad no tenemos candidatos.

Es más, en octubre tendremos el IV Encuentro Nacional que es el Congreso del partido, en el que vamos a definir una propuesta o visión de país, lineamientos de un programa de gobierno que es la respuesta que la gente quiere para resolver sus problemas.

Vamos a definir también una estructura partidaria.

Entre noviembre y diciembre de este año y a partir de la normativa interna que vamos a aprobar, elegiremos a nuestra dirigencia en todo el país. En el 2013, tenemos un intenso trabajo político para ganar la mayor adhesión de militancia en los 9 departamentos de Bolivia y el  2014, será un año de definiciones.

P. Se dice que el candidato a la Vicepresidencia del MSM saldrá de Santa Cruz.

J.D.G.:  (Ríe) No hay absolutamente nada de eso. Debo aclarar que por razones de carácter personal y familiar, fui testigo del matrimonio de Adriana Gil y de ahí surgió el rumor de que ella sería mi candidata vicepresidencial, todavía no estamos en ese momento.

Estamos en construcción de una alternativa política, pero claro, los que están muy nerviosos con nuestras acciones son los del Gobierno.

P. ¿Cuál considera que es la fórmula para derrotar al MAS en las próximas elecciones, independientemente de los candidatos?

J.D.G.:  Una renovada visión de transformación en el país que apareja una renovada conducción democrática.

En nuestro criterio son cuatro las condiciones que tienen que guiar una propuesta a los bolivianos.

Primero, la construcción económica y productiva que es el desarrollo humano integral.

Segundo, la construcción autonómica, se debe construir un país descentralizado no solamente con gobiernos autónomos departamentales, municipales e indígenas, también con competencias y recursos equitativamente distribuidos.

Además, el absoluto respeto a la institucionalidad democrática a las Autonomías y no asaltos al poder autonómico como lo está haciendo el MAS.

Tercero, la construcción institucional, para restablecer la independencia de los poderes y que restablezca el principio de legalidad democrática y revalorice el principio y el rol de la República y la vigencia irrestricta de los derechos humanos.
Cuarto, Construcción Plurinacional, que es la conformación de un país de distintas culturas en uno solo, donde todos tengamos el mismo valor.

P. Se dice en La Paz que usted está distanciado del alcalde Luis Revilla. ¿Es cierto?

J.D.G.:  Deben ser rumores del MAS. Los masistas no conciben que hayan varios liderazgos en un solo proyecto político.
Ellos tienen problemas mentales, creen que solo debe haber un caudillo, un líder único o partido único.

Es una especie de paranoia, expresada en obsesiones y ellos seguros corren el rumor de que el liderazgo de Lucho (Revilla) está en contraposición de otros liderazgos como el de nosotros, eso es falso.
P. Ante el distanciamiento de la alcaldesa de Oruro  del partido, ¿El MSM está perdiendo poder?

J.D.G.: En Oruro hemos tenido un desencuentro con la alcaldesa Rocío Pimentel; sin embargo, ella nunca fue militante del MSM.

Deslindamos responsabilidad con la gestión de esta autoridad y le deseamos el mejor de los éxitos, pero
nuestra estructura partidaria sigue siendo la primera fuerza política en el departamento de Oruro.

P. ¿Cuál es la estrategia del partido para crecer en los lugares donde no tiene presencia?

J.D.G.: En el 2010 después de las elecciones municipales, constatamos que el MSM se convirtió en la segunda fuerza nacional.

A partir de esta expectativa nacional, en dos años hemos trabajado para sentar presencia del partido en el conjunto del país y lo hemos logrado. Si bien todavía nos falta llegar a varios de los más de 300 municipios, estamos en los 9 departamentos de Bolivia.

P.¿Cuántos alcaldes y concejales tienen en el país?

J.D.G.: Estamos al mando de al menos 30 municipios, tenemos presencia en 110 concejos, en tres asambleas departamentales  y con una bancada en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Es la base con la que partimos el 2010 en el relanzamiento, ya que el lanzamiento fue en marzo de 1999 cuando fundamos el MSM.

P. Ante el anuncio del Gobierno de una nueva demanda en su contra. ¿Se siente perseguido político?

J.D.G.: El alcalde Revilla tiene 13 juicios, yo tengo ocho y me informaron que ya hay otros dos para notificarme y me anunciaron otro por respaldo a la causa indígena.

Vamos a defendernos en el plano jurídico y la absoluta inconsistencia de las demandas y vamos a demostrar el carácter autoritario de las mismas.

Pondremos a prueba la independencia de los jueces y fiscales que hasta ahora se aplazaron y en la mayoría de los casos son instrumentos de persecución política del Estado.

Si bien somos perseguidos políticos amedrentados con métodos fascistoides, no nos correrán con la vaina del sable aunque pasemos los 20 juicios.

P.¿Su visita en Santa Cruz tiene que ver con el fortalecimiento de la organización partidaria? J.D.G.: Mensualmente estoy acompañando a los compañeros de Santa Cruz, como parte central del esfuerzo de conformar de manera colectiva una renovada alternativa política para el país.

Hemos visitado también Camiri, Yapacaní, Warnes y Montero, en la tarea de construir esta opción partidaria.

Por ese motivo, mañana (hoy), la dirigencia departamental cruceña del MSM, presentará la “Tesis Ideológica” del partido.


Conflicto - 'Gobierno tomó la Cidob con sangre y fuego'

Rechazo. El jefe nacional del Movimiento Sin Miedo (MSM), Juan del Granado, lamentó la posición del Gobierno de tomar
las instalaciones de la Cidob a punta de sangre y fuego.

“Al calor del bandolerismo masista se produjo un enfrentamiento en la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) desplazando a las autoridades legítimas”, afirmó Del Granado.

El líder del MSM, manifestó que el Ejecutivo “está llevando con métodos violentos, la decisión autoritaria, prebendal e inconstitucional la  consulta al interior del Tipnis”.

Aclaró que ese instrumento consultivo a los pueblos del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure, según manda el fallo constitucional tiene que hacerse en base a la concertación y se inició el proceso sin cumplir ese mandato.

Remarcó que en lugar de que el Ejecutivo dialogue con los indígenas, “continuó con su campaña canallescas de difamación de la dirigencia originaria, descalificando a Bertha Bejarano, Adolfo Chávez y Fernando Vargas, reflejando incluso en Santa Cruz en actos vandálicos”.// El Día


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top