a

Miles de partidarios al Gobierno de Evo Morales, principalmente indígenas del Altiplano y mineros, que hicieron detonar dinamita, dirigentes de la Fejuve, la Central Obrera Regional, bajaron desde la vecina ciudad de El Alto a La Paz en defensa de la "democracia", el "proceso de cambio" y al Presidente Evo Morales y se concentraron en la plaza Villarroel, afincada en la zona de alto Miraflores, a su paso agredieron a personas que rechazaban su movilización.

"Miren lo que me han hecho (mostraba su mano ensangrentada), solo por decir lo que pienso, los silbé porque no estoy de acuerdo con que el Gobierno movilice gente para enfrentarlos a otra gente, a los marchistas del TIPNIS (...) defender a Evo de quien, nadie lo ataca, son ellos que quieren imponerlos su voluntad con violencia y se quejan que son discriminados, nosotros somos discriminados por expresar nuestras ideas", sostuvo el ciudadano agredido por quienes marchaban con la consigna de Defensa del "Proceso de Cambio", en la calle Loayza, esquina Mariscal Santa Cruz.

Gabriela Montaño, Presidenta de la Cámara de Senadores, que participó en la movilización junto a otros parlamentarios, funcionarios públicos de la Alcaldía alteña, incluido su Alcalde Edgar Patana, pidió "no provocar a los marchistas en defensa de la democracia, tienen derecho a no estar de acuerdo pero no a provocar (...) no respondamos a las provocaciones", para evitar violencia y agresiones.

Los "Ponchos Rojos" encabezaron la movilización junto a las mujeres campesinas agrupadas en las Bartolinas Sisas, funcionarios ediles de la Alcaldia de El Alto, miembros de la Central Obrera regional de El Alto.

Varios transeúntes que se encontraron a su paso a los que respaldan el proceso de cambio fueron chicoteados por abuchearlos, el incidente principal ocurrió en el centro paceño.

Los Ponchos Rojos fueron quienes agredieron con sus chicotes a las personas que gritaban frases contra el Gobierno de Evo Morales.// Jornada

__________

Opositores chicoteados por los Ponchos Rojos

La contramarcha protagonizada por las organizaciones sociales afines al partido de gobierno MAS en su recorrido hacia la plaza Villarroel de la zona de Miraflores de la ciudad de La Paz, agredieron a personas que rechazaban su movilización.

Los ponchos rojos fueron quienes agredieron con sus chicotes a las personas que gritaban frases contra el gobierno de Evo Morales. En la calle Colombia se produjo la primera agresión a dos jóvenes que por el solo hecho de sacar algunas fotografías fueron "chicoteados". De igual manera se registraron otras embestidas en la plaza Uyuni, y posteriormente en inmediaciones de la plaza del estadio Hernando Siles, donde agredieron hasta trabajadores de la prensa.
Ataques verbales contra vecinos. Llegando a su punto de concentración en la plaza Villarroel los sectores que apoyan al gobierno también increpaban verbalmente a las vecinos de la avenida Busch, quienes protestaban por la movilización considerada como una contramarcha a los indígenas del Tipnis que arribaron ayer a la sede de Gobierno.

La marcha de los sectores sociales, entre campesinos de las provincias de La Paz, mineros, Bartolinas Sisas, funcionarios de la alcaldía de El Alto, la Fejuve, la Central Obrera Regional de esta urbe descendieron desde la ciudad alteña en defensa de la "democracia", el "proceso de cambio".
Movimientos ‘masistas’ y el proceso de cambio. La concentración de las organizaciones sociales del Movimiento Al Socialismo (MAS) en Plaza Villarroel de la ciudad de La Paz, determinó defender el proceso de cambio, la integridad del presidente Evo Morales y ante cualquier intento de desestabilización del Gobierno nacional.

El gobernador de La Paz, Cesar Cocarico, en su intervención en el acto realizado al medio día, fue contundente al señalar que los diferentes sectores sociales no permitirán cualquier hecho atentatorio contra las acciones realizadas por el presidente. "No vamos a permitir y vamos a estar vigilantes para que nadie atente contra la integridad física del presidente Morales", expresó Cocarico.

Detalles
Activa participación de la máxima representante del Senado

Senado. La presidenta del Senado, Gabriela Montaño, alentaba y dirigía a la marcha de leales al gobierno de Evo Morales a su paso por la avenida Mariscal Santa Cruz esquina Colombia. “Compañeros, no cedan a las provocaciones”, recomendaba mientras aplaudía.
Chicotes. La marcha de apoyo a la democracia exhibió chicotes, hizo estallar fuertes petardos, no quisieron hablar con los periodistas y fueron protagonistas de agresiones.// El Día


1 comentarios:

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top