a

Pese a los bloqueos, las intensas lluvias y la ausencia del presidente de la subcentral del Tipnis, Fernando Vargas, la novena marcha inició su recorrido avanzando los primeros 13 kilómetros hasta llegar a Puerto Varador.

La marcha dejó la plaza de Trinidad unos minutos después de las 16 horas, con destino a Puerto Varador, ubicado a orillas del río Mamoré, encabezada por macheteros. Según datos de la Fundación Tierra, los comunarios fueron despedidos con aplausos y el deseo de llegar a la Sede de Gobierno.

Pese a la intensa lluvia, después de cuatro horas, los más de 400 marchistas llegaron a su destino después de las 19 horas para pasar la noche en la escuelita del lugar. Fueron recibidos por las autoridades comunitarias. Entre quienes conforman la movilización, hay al menos dos decenas de niños menores de 14 años, incluidos bebés.

“Me siento con mucha fe después del primer día de caminata. Estoy agradecido al Señor de que el cielo haya estado nublado, porque pudimos caminar con fresco (clima templado). También me alegra que haya acabado el chilchi (lluvia menuda) y así no nos mojamos mucho. Pido que se respete la casa de los indígenas, que es el Tipnis”, citó César Moye.

Tipnis BoliviaLa misa de bendición fue celebrada por el padre Tori Bravo vertió unas palabras de aliento y confort para todos los marchistas.

“Si el pueblo se reúne para provocar unión, son bienvenidos en la casa de Dios. Todo propósito que lleve a la unión que sea bendecido por Dios”, dijo el párroco.

Posteriormente, una serie de discursos de dirigentes se desarrolló antes del inicio de la marcha, como es el caso del dirigente de la Cidob, Lázaro Tacoó, que afirmó que no se trata de una marcha de la “media luna indígena” debido a que cuentan con el apoyo de indígenas de Tierras Altas.

“Con esta demanda, unificamos a todo el país en la VIII marcha y lo vamos a volver a hacer. El Gobierno ha vulnerado los derechos de los pueblos indígenas”, aseveró.

A su turno, el diputado indígena Pedro Nuny, sostuvo que ni la llamada “prebenda” del aparato estatal pudo convencer a los indígenas de Tierras Bajas de aceptar el proyecto caminero propuesto por el Ejecutivo.

“El Gobierno ha utilizado el dinero de los bolivianos para intentar comprar a nuestros hermanos, para que aceptemos la carretera, pero no convencieron y la demanda continúa”, aseveró.

Por otro lado, el presidente de la Subcentral del Tipnis, Fernando Vargas, no participará, al menos en el inicio de la movilización, debido a su delicado estado de salud. Según informe médico, el dirigente habría contraído la enfermedad del dengue, por lo que deberá permanecer hospitalizado por lo menos tres semanas. Los síntomas de Vargas son fiebre alta, deshidratación e intenso dolor de cabeza, principalmente.

Mientras la novena marcha cumplió su primera jornada en su protesta en defensa del territorio, asambleístas del Movimiento Al Socialismo (MAS), continúan vertiendo declaraciones en contra de la movilización, ratificando denuncias en contra de dirigentes y afirmando que las demandas tienen intereses políticos.

“Estamos pidiendo a otros sectores que dejen pasar a la marcha para que los indígenas no tengan un motivo para victimizarse. Sabemos que hay otros intereses detrás de esta marcha. La VIII marcha ha derivado en acuerdos políticos con Rubén Costas y Percy Fernández”, afirmó el diputado Galo Bonifaz (MAS).

DATOS

- 13 kilómetros avanzó la IX marcha en su primer día.

- 29 organizaciones indígenas y civiles emprenden la marcha.

- 60 días están calculados para llegar a la ciudad de La Paz.

- 300 indígenas del oriente, chaco y altiplano encabezan el contingente.// El Diario


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top