a

Los efectos del alza sobre las personas de escasos recursos son devastadores. El informe sobre el Estado de la Inseguridad Alimentaria de 2011 demuestra cómo los consumidores pobres, especialmente los agricultores de subsistencia y muchas personas en países pequeños, dependientes de las importaciones, han sufrido las principales consecuencias del aumento.

En circunstancias normales, un hogar pobre puede destinar a la adquisición de alimentos entre el 60% y el 80% de su ingreso. Un alza pronunciada en el precio de los alimentos, como la que se ha experimentado en años recientes, desarticula la ya precaria economía de estos hogares.


Pobreza en el mundoPreocupación por alza de precios. La comunidad internacional ha visto con preocupación el alza escalada en el precio de los alimentos y mayor volatilidad de precios en esos mercados a partir de 2007. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) mide los cambios en dicho costo a través de su índice de los precios de los alimentos. Este índice es una medida de la variación mensual de los precios internacionales de una canasta de productos básicos.

Entre 2007 y 2012, el índice de precios de alimentos de la FAO aumentó más de 75 puntos lo que representa un aumento de más del 50 por ciento en comparación con los niveles de 2007. Esto significa que para millones de familias poner comida sobre la mesa todos los días se ha convertido en una lucha cuesta arriba.

Educación y vivienda postergados. Los pobres suelen enfrentar el incremento absteniéndose de realizar inversiones en salud, vivienda, educación u otros renglones básicos, reduciendo el número de sus comidas diarias o adquiriendo alimentos más baratos, pero con menor contenido de nutrientes, lo cual afecta su estado nutricional. El resultado entre estos grupos vulnerables es mayor pobreza y desnutrición.

El impacto en las niñas y niños, cuyo desarrollo físico y cognitivo depende primordialmente de la cantidad y calidad de los alimentos que ingieren desde la gestación, es especialmente preocupante, y en respuesta a este problema. El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) está ayudando a los países a enfrentar el alza y asegurar un suministro estable de alimentos a las poblaciones vulnerables mediante cinco acciones principales. En primera instancia, promueve la creación de sistemas de reservas alimentarias de emergencia, blindadas contra el aumento en los costos de los productos esenciales.

La FAO aconseja que los gobiernos apoyen programas sociales y controlen el precio de alimentos.// El Día


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top