a


Una granizada en 2002 puso en evidencia la vulnerabilidad de la ciudad de La Paz y dejó 74 muertos y 69 familias damnificadas.

El martes 19 de febrero de 2002, entre las 14.20 y las 15.45, una granizada azotó la ciudad de La Paz y causó innumerables daños materiales. Además, cobró la vida de 74 personas. Ese ha sido calificado como el evento meteorológico más trágico de la historia paceña, y el que desnudó las deficiencias de una ciudad, en realidad, frágil.

Lluvia en Bolivia“Eran aproximadamente las tres de la tarde del día más luctuoso que haya vivido la ciudad de La Paz, los teléfonos no dejaban de sonar, recibimos varias llamadas de personas pidiendo ayuda de sectores como la Manco Kápac, la calle Honda, San Pedro, Achachicala y la Mariscal Santa Cruz”, recordó el concejal Freddy Miranda, que por entonces era jefe del Retén de Emergencias de la Alcaldía Municipal.

Había reportes de gente atrapada, tanto dentro de sus domicilios como en las calles, y por los medios de comunicación se empezaron a difundir llamadas de auxilio.

“Ante la desesperación, comenzamos a coordinar acciones conjuntas con Defensa Civil y la Unidad de Bomberos para ir en auxilio de las personas”, evocó Miranda.

Destacó que la tragedia pudo haber sido evitada si las bocas de tormenta hubieran tenido la capacidad para absorber el volumen de la granizada.

Hay varias mejoras. El responsable de la Dirección Especial de Gestión Integral de Riesgos (DEGIR) de la Alcaldía, Vladimir Toro, informó que a partir de ese año  se encaró la gestión de riesgos desde los componentes hidráulicos y geodinámicos.

“Desde el punto de vista hidráulico, se implementaron planes y programas estratégicos relacionados a la construcción de embovedados, canalizaciones y sumideros en las principales cuencas de La Paz, así como la implementación de un sistema de alerta temprana que monitorea constantemente las zonas consideradas de alto riesgo”, puntualizó.

Consultado sobre la posibilidad de que un evento climatológico similar al de 2002 pudiera afectar nuevamente a la ciudad, Toro aseguró que el municipio tiene los recursos humanos y técnicos necesarios para afrontar los eventos naturales. En los últimos años, dijo, se registraron lluvias similares e incluso peores, lo que demuestra la efectividad del trabajo de gestión de riesgos encarado.

Además, el Servicio de Meteorología e Hidrología (Senamhi) se fortaleció con una unidad de pronóstico para predecir fenómenos de ese tipo, y con esa finalidad se combina la información recibida de satélites.

“La cultura ciudadana juega un rol importante para evitar inundaciones. Si los sumideros se mantienen limpios y libres de basura, se puede garantizar una correcta evacuación de las aguas y evitar desastres”. Vladimir Toro / DIRECTOR DE LA DEGIR

“Más que ayudar a personas, buscábamos cuerpos sin vida. Juntamos a unas 5.600 personas en nuestra unidad, les dimos alimentos, ropa, palas y picotas para ir en apoyo de los damnificados por la granizada”. Freddy Miranda / EXJEFE  RETÉN DE EMERGENCIAS

Memoria

Pudo salvar a uno de sus compañeros

Nicolás Ramos, uno de los sobrevivientes de la riada de 2002, relató que no puede olvidar el suceso, ya que cuando llueve se atemoriza al pensar que puede volver a ocurrir una tragedia semejante.

Hace más de 15 años que arregla zapatos en el túnel de San Francisco, y aún recuerda cómo el agua lo atrapó ese día, martes 19 de febrero. Cuando vio que dos de sus compañeros estaban siendo arrastrados por la riada, no pensó dos veces y arriesgó su vida para ir en su apoyo.

“No había por dónde escapar, cuando los vi, no dudé en agarrarlos, pero a uno se lo llevó el agua”.

Pidió a la comuna realizar trabajos constantes de mantenimiento de las bocas de tormenta, porque cuando llueve, éstas tienen problemas.

Otras tareas realizadas por la comuna

CUERPO DE TRABAJO

Se formaron los Centros de Operación de Emergencia Barriales (COEB) para la atención de contingencias.

OTROS INSTRUMENTOS

Se descentralizó la atención de emergencias en cinco bases en sectores estratégicos.

LOS DAMNIFICADOS

La Alcaldía reubicó a los afectados en cinco manzanos en Cristal I, zona de la ciudad de El Alto.   

RÍOS EN LA PAZ

Son más de 300 ríos y riachuelos que, en gran proporción, pueden causar tragedias en la ciudad.

Crónica del día trágico en La Paz

CONSECUENCIAS. La granizada provocó inundaciones y deslizamientos de tierra que estragaron la urbe. Los recuentos varían de un organismo a otro, pero se puede enumerar al menos 74 muertos, 130 heridos y 50 desaparecidos.

70 casos  de derrumbes y deslizamientos se registraron en las zonas 3 de Mayo, Achachicala y Periférica, en el norte de La Paz.

50 casos  de derrumbe de viviendas se produjeron en las zonas Gran Poder, Alto Chijini y San Sebastián.

93 TIENDAS  de comercio formal resultaron dañadas y más de 60 familias dedicadas al comercio perdieron toda su mercadería.// La Prensa

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top