a


Vuelve la pasión. Al menos ese es el titular con el que Toyota acompaña las primeras informaciones sobre el GT-86, su nuevo deportivo, que finalmente no se llamará FT-86 II y tampoco será el nuevo Celica.

Con este desarrollo, de la mano de Subaru, los japoneses vuelven a meterse en el segmento de los deportivos, un terreno por el que Toyota no pisaba desde el lanzamiento del último MR2 y que necesariamente ilumina muchos recuerdos sobre el 2000GT o el Supra.

El nuevo Toyota GT 86 se presentó en el Salón Internacional del Motor de Tokio 2011 como una de las novedades destacadas, no sólo entre las marcas niponas. Estará disponible desde mediados de 2012 con un motor de 2 litros, 200 CV de potencia y un par máximo de 205 Nm a 6600 vueltas, la incógnita sigue siendo el precio.

Ha sido uno de los modelos que más interés ha suscitado durante todo el 2011. Desarrollado en conjunto con Subaru, el nuevo GT-86 se pondrá a la venta en Europa en verano del próximo año. Su nombre ha sido finalmente elegido para rendir homenaje al legado de la familia GT de Toyota y al Corolla Levin AE86 de 1983.

Según sus creadores, la conducción del GT-86 guardara mucha relación con éste último ya que las premisas con las que ha sido creado son en gran medida similares: tracción trasera, una relación peso/potencia inmejorable y un reparto de pesos que promete diversión a toda costa.

El centro de gravedad, lo más sorprendente

La primera sorpresa viene sin duda del lado de las dimensiones. El GT-86 mide 4,24 metros de longitud, tiene 1,28 metros de altura y una distancia entre ejes muy amplia, exactamente de 2,57 metros.

Si a esta batalla le añadimos que el conductor irá sentado más bajo que en cualquier otro Toyota y que el motor bóxer de 200 cv también se ha colocado lo más bajo posible, el resultado es un centro de gravedad situado a tan sólo 460 mm del asfalto con el que las inercias deberían ser prácticamente nulas.

En el aspecto más técnico, el reparto de pesos conseguido por Toyota es de 53:47, mientras que las suspensiones serán de tipo McPherson (delante) y de doble triángulo en el eje posterior. Sobre los frenos no hay medidas confirmadas, pero serán de grandes dimensiones y ventilados, mientras las llantas de 17” contarán con una fabricación aligerada que permitirá una mayor agilidad al volante.

Bóxer y dos tipos de inyección

El otro aspecto – y quizá el más importante – era conocer si la potencia del motor bóxer 2.0 de aspiración natural aportado por Subaru superaría los 200 cv. Al final, no ha sido ni menos ni más, sino 200 cv exactos entregados a 7.000 vueltas, y un par de 205 Nm que podrán aplicarse por completo sobre las ruedas posteriores una vez alcanzadas las 6.6000 revoluciones.

En el interior del bloque hay novedades importantes, como por ejemplo, la utilización de un doble sistema de inyección (directa e indirecta, denominado D-4S) o la elevada relación de compresión (que es de 12,5:1).

En principio, cualquier propietario de un GT-86 disfrutará de un cambio manual de seis relaciones o de un automático con el mismo número de relaciones y levas tras el volante. Toyota no ha lanzado aún los datos de prestaciones con ninguno de ellos, pero asegura que independientemente de la opción elegida las transiciones serán muy rápidas.

En cuanto a la transmisión de la potencia el eje posterior contará con un diferencial autoblocante y, según la marca, la electrónica se mantendrá en un segundo plano para dejar más diversión al volante.

Todo enfocado al conductor

El habitáculo de este deportivo con disposición 2+2 destaca por estar claramente enfocado al conductor, ya sea desde el punto de vista ergonómico como de diseño. A resaltar también el tamaño del volante (diseñado exclusivamente para este modelo con tan sólo 365 mm de diámetro), los asientos deportivos, el panel de instrumentación rematado en efecto carbono y el revestimiento del techo en color negro.

Algunos mandos, como los de la climatización, se controlarán mediante pulsadores en lugar de ruedas giratorias o simples botones, una solución que últimamente está bastante de moda entre los fabricantes.

Por el momento, falta por desvelar el precio que Toyota pedirá por este nuevo modelo (según ellos será “asequible”) y sus datos más relevantes, como el peso, la aceleración con cualquiera de sus transmisiones o el nivel de equipamiento y opciones de personalización.

El nuevo Toyota GT 86 llega al Salón de Tokio 2011 como una de las novedades destacadas. Estará disponible desde mediados de 2012 con un motor de 2 litros, 200 CV de potencia y un par máximo de 205 Nm a 6600 vueltas.// 20minutos.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top