a


La construcción de los tramos 1 y 3 de la carretera San Ignacio de Moxos-Villa Tunari fue suspendida, debido a que el gobierno boliviano no desembolsó recursos económicos, según el periódico brasileño Valor.

Representantes de la Administradora Bolivia de Carreteras (ABC) negaron –sin embargo- este extremo y dijeron que se procedió con la licitación para la provisión de cemento asfáltico, pero no hicieron referencia a aspectos financieros.

De acuerdo a la publicación, esta medida determinará que 80 obreros queden cesantes inmediatamente y que hasta el momento no se comunicó de manera oficial al Gobierno de Bolivia.

El problema se habría presentado por discrepancias entre el Estado y la constructora. Mientras la OAS habría exigido 190 millones de dólares para garantizar la vía, el gobierno de Evo Morales sólo habría definido el desembolso de 143 millones de dólares.

La fuente señala que tuvo acceso al contenido de una carta enviada por la OAS a Bolivia, confirmando que se había procedido a la suspensión de las obras El diario económico brasileño Valor destaca que la suspensión de obras por parte de OAS se dio a principios de esta semana por falta de pago del Gobierno boliviano.

OAS, con sede en Sao Paulo, ha desarrollado proyectos en varios países de Latinoamérica como Costa Rica, Panamá, Honduras, Argentina, Chile, Colombia, Uruguay, Venezuela, entre otros.

En el proyecto original de construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, se incluía un segundo tramo que debía atravesar el corazón del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure.

Una Ley corta frenó la implementación de ese sector, por presión de la ciudadanía y la reivindicación de una marcha indígena.

El costo total de la obra ascendía a 415 millones de dólares, de los cuales 332 millones de dólares (80 por ciento) iban a ser cubiertos por un crédito del BNDES del Brasil (banco estatal brasileño) y 83 millones de dólares (20 por ciento) como contraparte.

Temor

En Cochabamba se acrecienta el temor que los 750 trabajadores queden cesantes, como efecto de la decisión unilateral de la OAS de suspender los trabajos en los tramos antes mencionados.

Teodoro Sejas, secretario General del Sindicato OAS, anunció la declaratoria de emergencia, debido a que salió una orden de paralizar las tareas.

“Yo quiero hacer énfasis que siempre han sido puntuales en el pago de haberes y que no nos deben meses, sino sólo de este mes (diciembre)”, afirmó.// Página Siete

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top