a


Médicos afirman que la población prefiere asistir, en su mayoría, a hospitales de segundo y tercer nivel.

Un enfoque a centros, puestos y hospitales de salud en los tres niveles detectó que los pacientes perdieron la credibilidad de asistencia a los de primer nivel, cuando “éstos deberían resolver el 85 por ciento de los problemas de salud en la población”, afirmó Ramiro Narváez, director del Hospital Arco Iris.

El resultado se desprende pese a que el sistema de salud es estructurado por el Servicio Departamental de Salud (Sedes), con el monitoreo de actividades tanto en área urbana como rural.

Apuesta por el PRIMER NIVEL. Narváez destacó que la idea de apostar en la salud boliviana asistiendo a centros de primer nivel “parece lírica, pero no se hace por dos motivos. Son lugares médicos donde hay mala inversión e ineficiente equipamiento, sin especialidades. El paciente desconfía para que le resuelvan sus problemas. Irónicamente, éstos están más cerca de la comunidad si hacemos un flujograma de ubicación de estos centros de salud”. El médico destacó que sólo de esta manera se evitaría que la gente deambule por todos los centros de salud de segundo y tercer nivel, “sin saber qué hacer y con gastos innecesarios, cuando lo que no tienen es dinero”.

“Los hospitales dependen de la alcaldía”. Empero, Emilio Fernández, responsable en Sedes de las redes de salud urbana, dijo que “mientras no sea 31 de diciembre, todo lo bueno y lo malo que le suceden a los hospitales es tuición de la Alcaldía, porque después pasarán a manos de la Gobernación”.

“No obstante de las redes de salud en la ciudad de La Paz —Fernández apuntó—, éstas se organizan como sistemas interconectados, organizados, interdependientes, para trabajar de manera eficiente en la atención de pacientes en función de la capacidad resolutiva de cada uno. Resuelven problemas de salud según el espacio geográfico asignado por habitantes"”.

Del sistema público de salud —dijo Fernández—, su bajo costo es accesible para la mayoría de la población. Dado que en el primer, segundo y tercer nivel, la consulta cuesta cinco, 15 y 20 bolivianos, respectivamente. “En el sector privado, ese monto sólo es el 10 por ciento del cobro”.

“Cobran y no hacen ciencia”. Sobre la salud del sector privado, Narváez acusó que “lo único que hacen es cobrar y no hacen ciencia, lamentablemente queda la pregunta de que si realmente los centros de salud de todos los niveles tienen la acreditación que garantice la profesionalidad médica".

1 Éste es el número de hospitales de tercer nivel en La Paz: el Hospital de Clínicas. Otro en El Alto está en plena construcción.

4 por ciento del Producto Interno Bruto fue invertido en 2008 para cubrir los gastos del sistema de salud en Bolivia.

4 especialidades médicas tienen los hospitales de segundo nivel: ginecología, obstetricia, pediatría y medicina interna.

5 por ciento es lo que deberían atender los centros de salud de tercer nivel, 10 % los de segundo y 85 % los de primer nivel.

3 factores influyen para que los médicos en el área rural no accedan a los pacientes: geográfico, económico y cultural.

31 de diciembre, desde esta fecha, los hospitales de tercer nivel serán dependientes de la Gobernación, en lugar de la Alcaldía..

Las frases

“El problema frecuente que se escucha desde las redes de salud es la falta de personal. Se suma la distancia, del poblado a Arcopongo, el viaje es casi de cinco días”.

Casto Nava Mier / RESP. SISTEMA DE INFORMACIÓN SEDES

“Nuestra Constitución es la más adelantada del mundo. Tenemos el derecho a la salud. Pero ninguna de las redes están intercomunicadas, son caras, ineficientes y excluyentes”.

Ramiro Narváez / DIRECTOR DEL HOSPITAL ARCO IRIS

“En cada red hay establecimientos de salud de primer nivel, y resuelven el 85 por ciento de los problemas de salud. Sobre la apertura de hospitales privados, muchos no están en la lista oficial y carecen de papeles”.

Emilio Fernández / RESP. REDES URBANAS SEDES- LA PAZ

“Hay un divorcio entre el sistema de salud y la sociedad”, dijo Ramiro Narváez, director del Hospital Arco Iris. Además “que el Ministerio de Salud debería armar el rompecabezas de un sistema de salud fragmentado, con piezas en desorden. La gente perdió la confianza en los centros de primer nivel, cuando éstos deberían resolver los problemas y atender al 85 por ciento de la población”.

Auxiliar en el área rural

Emilio Fernández, responsable de las redes urbanas en La Paz, dijo que los auxiliares de enfermería tienen tres dificultades:

INTERCULTURAL, ECONÓMICA Y GEOGRÁFICA:

“Un buen auxiliar de nada sirve si no sabe un idioma nativo, a ello se suma el acceso al poblado”. Por ejemplo, para llegar al centro de salud La Merced (límite con Pando), el viaje dura seis días.// La Prensa

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top