a


Ni el paso del tiempo, ni los cambios que impone la modernidad han logrado alterar la identidad del espíritu del ser cruceño. El camba sigue siendo alegre, amiguero, hospitalario, dicharachero, buricero y carnavalero.

Como en tiempos añejos, el buri es la fiesta típica más grande de Santa Cruz y del oriente boliviano. Su música aún suena y truena al son de la banda, la tamborita, el taquirari y la chovena en las verbenas populares, manifestaciones culturales, cívicas, políticas y religiosas.

Tamboritas. Bajo el lema 100%  cariño camba, la tamborita “24 de Septiembre” es una de las pioneras en su género, que sigue animando las fiestas cruceñas. Su director, Pedro “Pepe” Sánchez, dice que la tamborita nació en Porongo hace más de 50 años, pero desde la riada de 1983 tuvieron que trasladarse a la capital. El grupo está integrado por cinco miembros que tocan la flauta, el tambor, el bombo, el platillo, “caracachá” y el “chiquichichiqui”. La hora cuesta Bs 150, aunque depende del acontecimiento y el lugar. En todo el departamento hay 40 tamboritas que trabajan en la Casa del Camba, hotel Los Tajibos, Las Cabañas, entidades financieras y fiestas populares, como el Día de la Tradición Cruceña y el Carnaval. En cada uno de estos lugares dejan un pedacito de lo que antes fue el buri camba.

Bandas. En la plazuela del Avión Pirata, ubicada en el segundo anillo, se instalan diariamente más de 40 bandas de música.  Luis Mendoza, director propietario de la Banda Stilo Show, dice que animan toda clases de acontecimiento, social o religioso. Las bandas tradicionales son la Jumechi, Aguilillo, Gutiérrez y Lalo Suárez.

"Es bien sabido que la nostalgia acompaña a todo cruceño cuando se aleja de su Santa Cruz. Permanecen en la memoria recuerdos de la infancia y juventud transcurridos en su tierra. Especialmente para ellos, recordemos esas vivencias con alegría, llenando de música el corazón", explica Miguel Ángel Suárez.

El significado. El sociólogo Joaquín Vargas dice que tradicionalmente se asoció esta fiesta con la cosecha. Pero también fue una forma de transformar la identidad del individuo para que forme parte de un acto colectivo.

"Hay ciertos aspectos inherentes a la cultura cruceña que perviven pese al transcurso del tiempo y los cambios que impone la modernidad. Uno de ellos es la apertura del camba a la vida social", explica.

El carnaval es sinónimo de fiesta grande

Las celebraciones carnestolendas son sin duda el festejo más grande los cruceños. Es la expresión de la música,  el folklore y la alegría  de la capital oriental.//El Día

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top