a

Apoyo. Decenas de personas participan de una manifestación antes de iniciar el viaje para sumarse a la marcha por la defensa del TIPNIS.

Una vez cumplido el paro cívico de 48 horas en Yucumo, los indígenas se aprestan a sortear hoy la vigilancia  policial y continuar la marcha hacia La Paz en defensa del TIPNIS. Mientras que desde la sede de gobierno  salió un grupo de personas rumbo a Yucumo para apoyar a los indígenas.

El vicepresidente del Comité de Movilización, Jorge Mendoza, informó de la decisión de retomar la caminata, y solicitó a la Policía acompañar a la marcha para pasar el bloqueo de los colonos, en vez de impedirla.

Un contingente de 400 uniformados se apostó en la carretera y frenó  el martes la marcha de los defensores del TIPNIS, con lo que evitó choques con colonos que iniciaron una contramarcha de protesta. El líder indígena Adolfo Chávez explicó ese día que respetarían el paro de 48 horas de los colonos y luego retomarían la caminata.

El paro cívico concluyó ayer, aunque se mantiene el estado de emergencia y la decisión de evitar el paso de los indígenas, informó el dirigente Pedro Calderón, quien añadió que la medida se extenderá a Palos Blancos y Caranavi frente a la marcha que salió ayer desde la sede de gobierno.

Un grupo de al menos 70 personas salió al mediodía de ayer en diferentes vehículos con rumbo a Yucumo, para dar alcance a la marcha y resguardarla de cualquier intento de agresión.

La comitiva pasó anoche Caranavi, norte de La Paz, de tal manera que se espera que en la madrugada arriben a Yucumo. Entre el grupo de activistas están exautoridades de Gobierno como Alejandro Almaraz.

Diferentes sectores se pronuncian

En Cochabamba, indígenas yuquis instalaron vigilias en apoyo a sus compañeros del TIPNIS, mientras que desde Chuquisaca se informó que se iniciará una marcha a favor de la defensa de la preservación de los recursos naturales. La COB también definirá una posición sobre el tema.

Caranavi rechaza el  bloqueo en Yucumo

La población de Caranavi rechaza el bloqueo que realizan colonizadores de Yucumo para frenar la marcha de los indígenas del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

Luis Achu, dirigente de los colonizadores de Caranavi, sostuvo que de acuerdo con distintos pronunciamientos de sectores de la región, no se avala el bloqueo y menos  una confrontación entre los colonizadores y los marchistas.

"No estamos de acuerdo con el bloqueo. Inicialmente planteamos bloquear y sumarnos a esa movilización, pero las bases totalmente han desautorizado, se han enojado, se han molestado. ¿Cómo vamos a ir nosotros a bloquear a nuestros hermanos?, ¡es ilógico! Ustedes tienen que cambiar de discurso, nos han dicho", informó Achu.

En un ampliado que se realizará el miércoles 28 de septiembre en la sede social de Caranavi, en la que participarán distintos sectores de la región, se definirá una posición respecto a la marcha del TIPNIS, y no se descarta proponer a la población yungueña como sede de una mesa de diálogo.

"Sólo Caranavi definirá la postura a asumir; gremiales, transportistas, colonizadores están convocados al ampliado", sostuvo el dirigente de Caranavi.

___________________________________________________________

Cisternas llevaron agua a los marchistas

Las marchistas recibieron ayer cerca de 2.500 litros de agua, que fueron transportados desde la población de San Borja hasta San Miguel de Chaparena, ubicada a ocho kilómetros de Yucumo. La cantidad de agua fue insuficiente para atender la demanda.

“El agua es primordial para nosotros, tenemos instituciones de apoyo como Ebomade de San Borja y de la Iglesia, que sacan agua de su pozo y la traen hasta el lugar donde está la marcha. Así cubrimos nuestras necesidades”, explicó Mariana Guasania, responsable de logística de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB).

Los marchistas soportaron ayer temperaturas que sobrepasaron los 35 grados. La doctora Mayra Palacios, quien acompaña a la marcha desde su inicio, en Trinidad, Beni, explicó que los más afectados por las altas temperaturas son los menores.

La falta de agua provocó ayer, a las 16.45, que mujeres de la marcha intenten romper la barrera policial instalada sobre la carretera San Borja-Yucumo, en San Miguel de Chaparena, para llegar hasta un pequeño arroyo.

“No hay agua ni para bañar a nuestros hijos, queremos agua”, gritó Dora Luz Hito, madre de tres menores, frente al contingente de al menos 200 policías.

Ante el asedio, los policías explicaron a las madres que el agua del arroyo estaba contaminada. Hernán Cabrera, de la Defensoría del Pueblo de Santa Cruz, tuvo que intervenir y pedir a la Policía que acceda al pedido.

Tras unos cinco minutos de tensa charla, los uniformados decidieron dejar pasar a Cabrera y a una representante indígena para que comprueben la insalubridad de las aguas. La madre descendió unos 10 metros, junto a policías y Cabrera. En el lugar recogió agua y dijo que sólo será para bañar a sus bebés.

En la parte alta del riachuelo, las otras mamás aún discutían con los policías. Un uniformado dispuso que bajaran de a dos, decisión que no fue del agrado del grupo. Según Palacios, otro problema es el de los calambres debido a la intensa caminata. Al menos 20 casos por día son reportados a la  posta sanitaria.

“También tenemos marchistas que tienen problemas de hipertensión o diabetes. Nos faltan insumos y medicamentos”, expresó. En el campamento indígena también hace falta papel higiénico, pasta dental, leche para los bebés y pañales, según indicó la responsable de cuidar la salud de la columna de marchistas.

El 15 de agosto, desde Trinidad, partió la marcha con el objetivo de llegar a La Paz para defender el parque TIPNIS. Los indígenas se oponen a que uno de los tramos de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos pase por el corazón del parque.

____________________________________________________________

Policía desbloquea en Riberalta; corte continúa en Yucumo

Al menos 100 policías intervinieron ayer el bloqueo de la carretera Riberalta-Beni en apoyo a la marcha indígena, con el saldo de cuatro heridos, entre ellos un uniformado. Mientras, en Yucumo persiste el bloqueo de colonos que anunciaron extender la medida a Caranavi y Palos Blancos.

Movilización. Un grupo de policías se ubica en la carretera para evitar que los indígenas continúen su marcha hacia Yucumo.

Un grupo de 125 personas, entre indígenas y campesinos, bloqueó e interrumpió el tráfico vehicular en la carretera a la altura de la comunidad de El Naranjal, cerca a Riberalta (Beni). El dirigente Francisco Hicho relató que los uniformados, con base en Cobija, llegaron a la zona y desbloquearon utilizando gases lacrimógenos y armas antimotines.

En el hecho resultaron heridos Pedro Moreno, de 80 años, Viviana Navi, de 45, y Jesús Capi, de 16 años, según el informe que facilitó Hicho. “Estoy manejando los cartuchos de los balines disparados a los compañeros”, indicó y luego detalló que Moreno tiene heridas de impacto de balín, en tanto que las restantes dos personas sufrieron golpes.

Mientras, Cadena A reportó  anoche que del hecho también resulto herido el policía Freddy Calle. Apoyado en un informe forense, el periodista de la red televisiva señaló que el uniformado fue herido con un disparo de escopeta que, gracias al chaleco antibalas que utilizaba, no le causaron heridas de consideración.

El Ministerio de Gobierno, en un comunicado de prensa, confirmó que  el policía “tiene un trauma torácico, a causa de impactos de perdigones disparados posiblemente por escopeta”, y que la Policía inició una investigación. Paralelamente aseguró que no tiene registro de los heridos de los bloqueadores de El Naranjal o de la zona del Chaco, donde el lunes también se reprimió un bloqueo.

Una vez que concluyó el operativo policial en El Naranjal, los uniformados retornaron a Cobija en dos vehículos. “Hemos vuelto a retomar el bloqueo para que seamos escuchados”, informó el dirigente Hicho.

Mientras tanto, en Yucumo, los colonos continúan con el bloqueo para impedir que los indígenas que marchan en defensa del TIPNIS lleguen a la sede de gobierno. Los marchistas están detenidos a unos 100 metros del puente San Lorenzo, bloqueado por los colonos, que afirman que no permitirán el paso de los indígenas ni el arribo de grupos de apoyo desde La Paz.

El dirigente de la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia (CSCIB), Pedro Calderón, afirmó que el bloqueo en el puente, a dos kilómetros de Yucumo, se mantendrá y extenderá a poblaciones del norte paceño como Caranavi y Palos Blancos.

Posición. El mandatario en ejercicio, Álvaro García, explicó en Cochabamba que los también denominados interculturales rechazan las demandas de los indígenas porque afectan sus intereses. “(En Yucumo) se movilizan porque en el pliego petitorio de los compañeros de la CIDOB plantean que se suspenda la construcción de las carreteras, que se suspenda la construcción de puentes”.

La dirigente de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), Edith Cuanto, declaró a Erbol desde la columna de la marcha que continuarán apoyando a los indígenas del TIPNIS, porque los últimos hechos provocaron que retrocedan en el acuerdo con el Gobierno de reunirse en Camiri.

El ministro de la Presidencia, Carlos Romero, reafirmó, por su parte,  que están dispuestos a aceptar la propuesta de la marcha de reunirse en Quiquibey (Beni), aunque aclaró que primero los marchistas deben llegar a un acuerdo con los pobladores de Yucumo para pasar a la zona de la convocatoria.

“No depende de nosotros (Gobierno) viabilizar un diálogo en Quiquibey, depende de que se pongan de acuerdo entre los representantes indígenas y los dirigentes de Yucumo”, sostuvo, aunque añadió que están dispuestos a dialogar en cualquier punto que esté la marcha.

Un contingente de 400 policías impide que la marcha pase a Yucumo, donde los colonos también se organizan para frenar a sus adversarios. El ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, denunció que tiene pruebas de que algunos indígenas tienen relación con el gonismo. El indígena y diputado masista Pedro Nuni desafió a Llorenti a presentar pruebas.

El dirigente de los colonos, Gustavo Aliaga, afirmó que no permitirán que los indígenas pasen de la población de Yucumo.

Piden la posición de alcaldes

El presidente en ejercicio, Álvaro García, pidió a los alcaldes pronunciarse sobre demandas de indígenas porque afectará sus ingresos. Solicitó reflexionar y salir en defensa de los intereses de toda Bolivia.

Dirigentes de APG no asistirán a reunión

Poco después de que el Gobierno anunciara para el lunes una reunión con los dirigentes de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), dirigentes del sector afirmaron, por separado, que no asistirán a la cita y que, por el contrario, reforzarán la marcha indígena en defensa del TIPNIS.

El dirigente guaraní e integrante de la movilización indígena, Jorge Mendoza, informó a La Razón que el encuentro programado no se realizará. "El Gobierno intenta dividirnos, nosotros como Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) nos vamos a mantener firmes en nuestro apoyo a la marcha”.

El ministro de la Presidencia, Carlos Romero, sostuvo que la dirigencia guaraní envió al Gobierno una carta solicitando dialogar, por lo que se decidió aceptar la propuesta e instalar el encuentro el lunes en Camiri. La misiva está firmada por dirigentes como Celso Padilla, quien no pudo ser ubicado ayer vía teléfono o en la marcha.

La dirigente indígena Edith Cuanto señaló que no participarán de la cita del lunes a raíz de los últimos hechos, como la intervención a un bloqueo a favor de la marcha por la defensa del TIPNIS.

“Hasta ayer habíamos pensado negociar, pero ahora no”, sostuvo la dirigente, quien añadió que algunos indígenas retornarán a sus lugares de origen para organizar acciones de apoyo a la movilización.

Al menos 100 guaraníes dejaron ayer la comunidad de La Embocada con rumbo a Santa Cruz. Mendoza negó que se trate de un abandono de la movilización y dijo, por el contrario, que un nuevo contingente de guaraníes llegarán hasta la marcha.

Los indígenas se oponen a la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos porque uno de sus tramos pasa por el corazón del TIPNIS.//La Razón

_______________________________________________________________

Indígenas sufren por condiciones adversas

Cada día que pasa la sitiuación se complica para los indígenas marchistas que se encuentran varados en la comunidad de Chaparina al estar cercados por los colonizadores a pocos kilómetros de Yucumo.

Los dos sectores están divididos por un contingente policial que tiene la orden de impedir su encuentro.

Gustavo Aliaga, dirigente de las Comunidades Interculturales, es decir colonizadores, reiteró que mientras no se opte por el diálogo o los indígenas retiren cinco puntos de su pliego, el bloqueo seguirá.

El dirigente aseguró que la contramarcha se produjo como señal de protesta ante la intransigencia de los indígenas de no dialogar y continuar con su caminata a pesar que era su intención conversar con ellos en el punto donde ambas movilizaciones descansan.

Indígenas amedrentados. El presidente de la Central de Pueblos Indígenas del Beni (CPIB), Pedro Vare, dijo que se sienten amedrentados desde el inicio de la marcha.

Recordó que el hecho de permanecer parados en los campamentos de San Ignacio, San Borja, Totaizal, La Embocada, Limoncito y ahora en Chaparina no fue por voluntad de los indígenas, sino por situaciones forzosas, para dialogar o evitar enfrentamientos.

Pidió a la Policía hacer respetar las leyes y cumplir con el desbloqueo para garantizar el paso de los marchistas por Yucumo, a 280 km de Trinidad.

Por su parte, el presidente de la Confederación  Indígena de Bolivia (CIDOB), Adolfo Chávez, dijo que los colonos no dejan pasar agua ni medicamentos, afectando la salud de los marchistas. Existen casos de deshidratación.

Represión en Naranjal. Uno de  los bloqueos en apoyo a la marcha por el Tipnis, ubicado en la comunidad Naranjal a 300 Km antes de Cobija, tuvo como respuesta la represión de los efectivos policiales en la zona.

De ese operativo, se reportó dos heridos de lado de los bloqueadores y uno del contingente policial, que se valió de agentes químicos para dispersar a indígenas y campesinos.

Lo mismo sucedió en la comunidad El Triángulo, a 160 km de Riberalta, aunque se desconoce si se registraron lesionados.

Oposición demandará a Evo. La Bancada de Convergencia Nacional (CN) anunció que en dos semanas se presentará la acusación formal ante el Ministerio Público contra el presidente Evo Morales, para iniciar un juicio de responsabilidades.

Lo acusan de los delitos de violación de derechos y garantías constitucionales, derechos humanos y por obviar la consulta previa- prevista en la Constitución-para la construcción de la carretera Villa Tunari- San Ignacio de Moxos.

Por su parte, el Senador del Movimiento Al Socialismo (MAS), Eugenio Rojas, manifestó sorpresa por la propuesta de la oposición, asegurando que no se le puede iniciar un proceso al presidente Morales, cuando aun no se inició la construcción del tramo II de la carretera por el Tipnis.

Cívicos benianos anuncian paros y bloqueos. En apoyo a los marchistas de tierras bajas, El Comité Cívico de Beni anunció que declarará un paro cívico indefinido y bloqueo de carreteras en ese departamento.

El titular cívico beniano, dijo que se coordinan acciones con sus pares del país para implementar un paro cívico nacional.

Además, indicó que mañana (viernes) saldrá una caravana de motos y vehículos desde Trinidad rumbo a Yucumo para apoyarlos moral y materialmente.

Yoriko aconseja frenar la vía

La representante de la ONU en Bolivia  dijo que   es necesaria esta medida hasta llegar a una solución al conflicto que enfrenta al gobierno con  los indígenas.

280 Kilómetros  Son  los que han recorrido en la marcha de los pueblos indígenas  en defensa del Tipnis.

38 Días

Han pasado desde que comenzó la caminata en Trinidad con rumbo a la sede de Gobierno.

PUNTO DE VISTA

Pablo Deheza

Analísta Político

La marcha no es un momento, sino el rumbo político que tomaremos "

Los bolivianos estamos frente a un escenario en el que se están resolviendo las contradicciones del actual bloque de poder. No es un momento más, es el tiempo y el rumbo político que tomaremos como población en conjunto. El resultado que vaya a darse nos afectará a todos.

El espíritu de la actual Constitución Política ha sido la inclusión de las minorías y la defensa del medio ambiente. La actitud del Gobierno en el presente desdice estos elementos constitucionales y abre peligrosamente las puertas a que las conveniencias políticas se impongan de modo arbitrario sin mediación de ley alguna.

Hasta la fecha y desde su arribo al poder, el MAS ha ido acumulando y sumando poder. El conflicto por el Tipnis marca la primera ocasión legítima que se abre para generar un contrapoder al ejercicio hegemónico a partir de la movilización ciudadana.  La detentación del gobierno no puede ser una carta en blanco para su uso irrestricto. La ciudadanía está llamada a establecer los debidos límites. El Tipnis define el momento histórico de encaminar al actual proceso hacia los intereses ciudadanos antes que a la acumulación del poder por el poder.// El Día

_________________________________________________________

Guaraníes niegan que se retiren de la marcha

La Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), a través de  su dirigente Ernesto García, desmintió al Gobierno y negó haberse 'desmarcado' de los marchistas en defensa del Tipnis para iniciar un diálogo con ministros de Estado.

"Solamente hay un cuarto intermedio pero seguimos firmes en la lucha", manifestó García.

Según Erbol, al mediodía de ayer el representante del Comité Político de la marcha indígena, el Mallku Rafael Quispe, informó que el presidente de la APG, Celso Padilla, decidió abandonar a los marchistas, porque resolvieron dialogar con el Gobierno sus propias demandas en Camiri desde el próximo lunes.

Invitación del Gobierno. El ministro de la Presidencia, Carlos Romero, anunció que el Gobierno estaba dispuesto a enviar  una comisión de alto nivel hasta Camiri, en la Casa Grande Guaraní.

Sin embargo, el dirigente guaraní Ernesto García, de acuerdo a Erbol de esa región continuarán con el bloqueo de caminos.

García señaló que no podían abandonar la movilización indígena, porque sería traicionarla. “Nosotros estamos siempre firmes, no vamos a abandonar y mucho menos traicionar esta marcha”, señaló el indígena a radio Parapetí de Erbol.

Indicó que retomarán el bloqueo de la carretera número 9, en el tramo Camiri – Santa Cruz.

La posibilidad que la APG se retire de la marcha fue mencionada en la víspera por el presidente Evo Morales en declaraciones a las cadenas CNN y Telesur.

Encontraron una granada de guerra. La bancada indígena de la Asamblea Legislativa de Santa Cruz denunció que fue encontrada una granada de guerra en Urundaití, 10 km antes de Camiri, lugar donde se produjo el bloqueo.

La COB se declara en emergencia

Por los conflictos sucedidos en el país a raíz de la defensa del tipnis y también por las protestasen mineras y las demandas de la ciudad de El Alto.

8 Días

Tiempo de la  vigilia que se realiza en la plaza 24 de Septiembre en Santa Cruz  .

370 Policías

Desbloquearon la vía en Urundaití, a 10 km de Camiri, después de un  cuarto intermedio.

DENUNCIA

Sacha asegura que en EEUU detectan vínculos de indígenas con Goni

DENUNCIA.El ministro de Gobierno, Sacha Llorentty, reveló que en Estados Unidos se descubrieron vínculos de los indígenas que marchan desde el pasado 15 de agosto en oposición a la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, con el ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada .

Llorentty que acompaña al presidente Evo Morales en Nueva York en la Asamblea de las Naciones Unidas, dijo que esos vínculos tienen la intención de desestabilizar al Gobierno a través de una ofensiva política.

Anunció que mostrará las pruebas una vez llegue a Bolivia./ABI

___________________________________________________________

Marcha indígena suma apoyo mientras la policía la mantiene bloqueada

APG

La marcha de indígenas bolivianos contra una carretera que atravesará una reserva natural recibió hoy el apoyo de exfuncionarios del presidente Evo Morales que viajaron a la Amazonía para sumarse a la columna, que ha sido frenada por la policía y seguidores del gobernante.

Unas 30 personas, entre excolaboradores del mandatario y activistas políticos y sociales, hicieron un acto en La Paz para dar comienzo a su viaje con los consignas "Evo bellaco, el Tipnis no es tu chaco", y "Ni soja, ni coca, el Tipnis no se toca", según constató Efe.

En esta nueva movilización contra la carretera que atravesará el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) destacan el exviceministro de Tierras Alejandro Almaraz y el exembajador boliviano en Washington, Gustavo Guzmán.

También hay líderes de grupos indígenas, sociales, ecologistas y de derechos humanos.

Guzmán dijo que se dirigen a la Amazonía para apoyar la reivindicación de los derechos de los indígenas, que hace 37 días marchan contra la carretera de más de 300 kilómetros que partirá en dos el Tipnis y está financiada por Brasil.

"Es la indignación, la bronca, el empute (sic), como decimos en Bolivia, por la impostura y el desprecio del actual Gobierno del Presidente Evo Morales (...) respecto a los derechos indígenas", declaró Guzmán.

El exembajador tuvo que abandonar Washington en septiembre de 2008, en represalia por la expulsión del embajador estadounidense en La Paz, Philip Goldberg, decidida por Morales.

La ONU, la Iglesia Católica y asociaciones de prensa han alertado por la posibilidad de un choque violento entre los indígenas y los cultivadores de coca y campesinos afines al mandatario que les cortan el paso.

Los dos grupos estuvieron el martes separados por pocos centenares de metros, con 400 policías entre ambos bandos.

Los agentes cortaron el paso con el argumento de que evitan un choque, pero el dirigente del Tipnis Fernando Vargas dijo hoy que se consideran "rehenes" de los agentes porque no les dejan pasar.

Los campesinos retrocedieron anoche al pueblo Yucumo, luego de estallar pequeñas cargas de dinamita para amedrentar a los indígenas que, de su lado, exhibieron sus arcos y flechas, según relataron testigos y medios locales desde la zona.

Vargas denunció ayer que la policía también evita que les lleguen alimentos y agua que les han donado, e incluso que el martes no les permitieron acceder a un arroyo para asearse.

También demandó que Morales sea "honesto" en la ONU, donde está hoy, y no los acuse de estar manejados por la derecha u organismos no gubernamentales.

Morales, que con frecuencia denuncia complots en su contra, "debería decir: ׳Estoy haciendo una conspiración para acabar con los pueblos indígenas de la Amazonía׳", agregó Vargas.

El mandatario denunció ayer en Nueva York un supuesto complot contra su Gobierno dirigido por ONGs y volvió a acusar a la agencia de cooperación estadounidense Usaid de pagar la movilización indígena, informó la agencia ABI.

Heridos

La policía intervino ayer un bloqueo que realizaban indígenas amazónicos en la carretera entre las ciudades de Cobija y Riberalta para apoyar a sus compañeros que marchan hacia La Paz.

Pedro Moreno de 80 años, resultó herido con un balín, que supuestamente habría recibido en su domicilio, entre tanto Viviana Navi de 45 años, recibió golpes y Jesús Catri de 16 años, sufrió golpes con toletes que le provocaron una fractura en el antebrazo.

"En el momento se encontraban 125 indígenas que primero fueron dispersados sin aviso previo con gases lacrimógenos y posteriormente con balines", según se reportó.

El contingente policial de 120 uniformados llegó en dos buses a la comunidad de El Naranjal, distante a 170 km de Riberalta, Beni.

Según Francisco Ilcha Justiniano, dirigente de la Central Regional Amazónica de Bolivia, la acción policial fue violenta y que los policías habrían disparado contra una unidad educativa donde habían alumnos.

Entre tanto, el Ministerio de Gobierno a través de un comunicado desvirtúo que hayan existido heridos por parte de los bloqueadores de El Naranjal, y que por el contrario un efectivo policial resultó herido con perdigones que serían de una escopeta.

"El Cabo Freddy Calle Condori sufrió serias heridas durante el desbloqueo que se realizó, el informe médico señala que el policía tiene un trauma torácico, a causa de impactos de perdigones disparados posiblemente por escopeta", señala el informe.

Además, refiere que "con el fin de determinar e identificar a los responsables del hecho los efectivos policiales iniciaron una investigación".

El Presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, afirmó en Cochabamba que las autoridades bolivianas no tienen intereses particulares ni están haciendo "negociados" con la carretera, e insistió en que es vital para la integración vial del país, y añadió que la obra afectará solo al 0,02 % de la reserva natural.

Los indígenas temen que la carretera permita a los cocaleros que lidera Morales invadir el Tipnis, de 1,2 millones de hectáreas, para producir esa hoja base para la fabricación de cocaína.

La oficina antidrogas de la ONU reveló recientemente que desde que Morales llegó al poder en 2006 los cocales han aumentado un 22 % en Bolivia, expandiéndose por parques naturales.//Jornada


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top