a

Bolivia InformaEn los últimos años se han desarrollado grandes redes sociales “de prestigio” en la festividad del Señor Jesús del Gran Poder, y más entorno a las fraternidades de la morenada, caracterizadas por el poder económico y traducidas en fuertes inversiones para contratos desde grupos musicales internacionales hasta jugadores profesionales de futbol.

El comunicador Milton Eyzaguirre hizo un estudio minucioso sobre estas redes sociales que se han consolidado desde los años de la década 70, cuando el festejo del Gran Poder pasó de ser una celebración zonal a una fiesta urbana.

El investigador centró su mirada en la morenada por ser la que más genera el discurso de las redes sociales. “Las redes están basadas en mecanismos de prestigio y el prestigio se manifiesta a partir de la posesión de dinero”, explica.

Una primera manifestación es vista en la conformación de las directivas de las fraternidades, el nombramiento de presidentes honoríficos y prestes, cuyo papel es importante en el desarrollo y organización de las actividades económicas.

El acceso a este grupo, según Eyzaguirre, es difícil y limitado por su carácter gremial. Toda vez que los miembros de estas fraternidades en su mayoría son grandes comerciantes de electrodomésticos, computadoras, coca, inclusive dueños de gasolineras, y para formar parte del directorio, deben pertenecer al gremio o ser familiar.

El comunicador señala que la fiesta del Gran Poder en sí, adquiere un nivel de prestigio por su movimiento económico y por la imposición de la moda de disfraces folklóricos y música.

“El prestigio del Gran Poder es una vitrina porque artesanos, bordadores, mascareros dicen que la primera salida (trajes nuevos) se hace para esta entrada y es el reflejo para todo un año en diferentes espacios urbanos y rurales, incluso a nivel internacional. Por eso es importante el Gran Poder porque es un sector que genera mecanismos vinculados con la moda y la gala”.

Una segunda manifestación tiene que ver con la realización de campeonatos deportivos. Esta actividad es de suma importancia entre las fraternidades, durante el año. Suelen contratar jugadores especialistas en fulbito, inclusive futbolistas de la liga profesional para su representación, de manera que signifique una fuerte inversión de dinero, por tanto le otorgue un alto prestigio al grupo de bailarines.

Otra red se teje por el prestigio de contratar grupos internacionales de música (México, Argentina) y los mejores conjuntos del país para amenizar las fiestas de fraternos que empiezan a principios de año hasta después de la entrada folklórica, realizadas en vía pública o grandes salones de baile.

El estudio de Eyzaguirre dice que hace unos cuatro años, los organizadores de morenada solían conseguir préstamos bancarios de unos 20 mil dólares, como mínimo, para la realización de la fiesta, incluidos todos los gastos, desde contratación de orquestas famosas hasta las indumentarias más simples del fraterno, pero las inversiones de hoy son mayores. // PIEB


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top