a

En lo que va del 2011, se ha producido el robo de 175 medidores de agua en la ciudad, cifra que supera los 116 casos reportados el 2010, a un ritmo de al menos uno por día. En El Alto, la sustracción de los contadores de EPSAS bordea el 60% de las 323 del año pasado (187).

Bolivia Informa

Cinthia Rodríguez, gerente comercial de EPSAS (Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento), explicó que para evitar un daño económico al usuario (la reposición cuesta Bs 381) se ha emprendido una campaña para concienciar sobre la importancia de cuidar los medidores.

“Entre los meses de enero y marzo se incrementó el robo de medidores.  Tan sólo en marzo se registraron 77 casos, es por eso que EPSAS inició una campaña para alertar a la población”, dijo la ejecutiva.

Según los datos de la empresa, en la sede de gobierno se registraron 30 robos en enero, 39 en febrero, 77 en marzo, 14 en abril, 10 en mayo y cinco hasta el 11 de junio, que hacen un total de 175 casos, 34% más que el año pasado.
La cifra excede lo reportado en las gestiones 2010 y 2009, que registraron durante todo el año 116 y 74 casos, respectivamente.

La causa de estas sustracciones es el alto precio de los metales, ya que según datos policiales los ladrones funden los contadores para la venta. “Los sitios donde se registró la mayor incidencia de robos son los barrios  de la ladera Oeste, en la franja limítrofe con El Alto”.

En esa ciudad, los registros dan cuenta de que se produjeron 29 robos en enero, 87 en febrero, 55 en marzo, 10 en abril y seis en mayo, que hacen un total de 187, que representa el 58% de lo registrado el 2010. 
EPSAS no tiene certeza de a dónde van a parar los lectores de agua robados. Sin embargo, se adelantó que existen instancias que están investigando, sin entrar en detalles.
Recaudos. Si bien la incidencia de robo de medidores, tanto en la ciudad de La Paz como en El Alto, ha disminuido en los últimos dos meses, EPSAS recomendó a todos sus usuarios asegurar sus aparatos que están en la calle con una mezcla de yeso, para evitar ser víctimas de sustracción.  

“Hemos sacado comunicados en las facturas de agua para informar a los usuarios sobre este tema. La idea es que el usuario cuide su medidor, pues la empresa de agua no puede estar custodiando estos equipos”, remarcó la gerente de la empresa.

Según datos de EPSAS, hasta mayo del 2011 en La Paz  se habían registrado 119.204 conexiones y en El Alto 185.400, lo que hace un total de 304.604 medidores que funcionan en ambas ciudades.

Cuando se produce el robo de un medidor,  son los usuarios quienes deben correr con los gastos de reinstalación.  “Normalmente, las personas se dan cuenta del robo de medidor porque no tienen agua. Para que EPSAS pueda volver a dotar de ese servicio se tiene que instalar un nuevo medidor. El costo es de Bs 381 y se hace máximo en 24 horas”.

Para solicitar una nueva instalación, el usuario debe apersonarse a las oficinas de EPSAS y denunciar el robo de medidor. Luego llena un formulario y paga el monto para la reinstalación del servicio. 
Personal. La empresa pública de agua y saneamiento también recomendó a los usuarios desconfiar de las  personas que manipulan los medidores, pues podría tratarse de personal que no está autorizado.

“Nosotros tenemos  inspectores y obreros y también utilizamos servicios terciarizados (para la lectura de los medidores). Todos tienen credenciales que los identifican. El usuario puede pedir esta documentación a cualquiera de los funcionarios que tienen la obligación de identificarse”, sostuvo Rodríguez.

Para cualquier tipo de consulta sobre este tema, los usuarios pueden dirigirse a las cinco sucursales de EPSAS en La Paz y El Alto o llamar a los teléfonos 2444156 en La Paz  y 2840181 en El Alto. También está a disposición la línea gratuita 800-10-8844. 
Reposición de medidores en mal estado

Aunque no existe información sobre cuál es el tiempo de vida de un medidor de agua, si es que el lector de algún usuario de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) presenta algún desperfecto, la empresa se encarga de sustituirlo por uno nuevo. El encargado de comunicación de la empresa, José María Herbas, explicó que este cambio no tiene un costo adicional, a diferencia de lo que sucede con los medidores en caso de robo.

“Normalmente, el usuario pide una revisión. Tenemos un banco de pruebas para hacer  la calibración en caso de que haya algún reclamo de un vecino. Cuando se duda sobre la funcionalidad de los equipos, entonces la empresa cambia sin consulta y de forma gratuita”.

La verificación de los medidores de agua se hace a solicitud de los usuarios, dijo la empresa.

La Razón


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top