a

La ruta hacia la Muela del Diablo, un atractivo turístico que recibe al año unos 10.000 visitantes, está descuidada, según constató ayer en un recorrido La Razón. Las piedras y la tierra removida dificultan el acceso de vehículos.

Bolivia Informa

“Fuimos el 21 de junio, por el año nuevo aymara, pero el camino era un desastre. En la primera parte de la colina tuvimos que lidiar con las cárcavas (fosas o zanjas). Y antes de un kilómetro del lugar nos quedamos porque no se podía subir por la tierra removida”, declaró Leonardo Cárdenas, conductor de un vehículo de transporte público.

La Muela del Diablo es un volcán apagado, cuyas puntas en forma de pieza dental  dominan el paisaje. Está ubicado a unos 40 minutos en vehículo desde la ciudad de La Paz. “Volví de tres años. Antes el camino no estaba tan descuidado. Sorprende que siendo un lugar turístico se mantenga así”, agregó Cárdenas.
Ruta. Para llegar a la Muela del Diablo primero se cruza los barrios de Los Pinos y Pedregal en la zona Sur. En la parte alta de Pedregal se encuentra un cementerio clandestino por el cual bordea el camino que conduce hasta la Muela del Diablo.

Desde ese sector la vía, habilitada para el tránsito de un solo coche, asciende en zigzag. En la cima se encuentra Chiaraque, una comunidad que ha colocado una tranca por seguridad y que marca el límite entre los macrodistritos Sur y Mallasa.

A partir de allí, se inicia la segunda parte del recorrido. Por el suelo removido, el ingreso es incómodo no sólo por la polvareda, sino también por los pedregones y  rocas que aún continúan sobre la plataforma de la vía.

Sin embargo, el camino se mantuvo en peores condiciones que el descrito debido a la época de lluvias, informó el subalcalde de Mallasa, macrodistrito al que pertenece este atractivo turístico, Miguel Quispe.  La ruta fue intervenida hace poco más de una semana para permitir los ritos indígenas por el Año Nuevo Andino Amazónico en este sitio.

“Lo que hace poco hicimos es trabajar para  ampliar y habilitar el sector al ingreso de movilidades. No se pudo realizar un trabajo previo porque la maquinaria de la Alcaldía estaba concentrada en el área del megadeslizamiento”.

La autoridad adelantó que en un par de semanas se espera efectuar otro tipo de intervención en la vía para dejar a punto el ingreso hasta la Muela del Diablo.

“En 15 días vamos a entrar con una topadora y una  motoniveladora para que  la plataforma del camino principal, que va desde Chiaraque hasta la Muela del Diablo, quede en mejores condiciones”. Se prevé que dichos trabajos tarden al menos unos 10 días, según explicó Quispe, lo que no afectará la actividad turística del lugar.

Según datos de la Unidad de Turismo de la Alcaldía Municipal de la Paz, la Muela del Diablo es visitada cada año por aproximadamente 10.000 turistas, nacionales y extranjeros, que practican excursionismo, andinismo y también suelen dar paseos a caballo.

La directora de Promoción Turística del Gobierno Municipal de La Paz, María Teresa Chávez, resaltó la importancia de tener en buenas condiciones el acceso y adelantó que este año se prevé la construcción de un  centro de atención a los turistas en el ingreso de Chiaraque.

“Lanzaremos la licitación este mes y esperamos iniciar la construcción luego de unos 10 días”.
Apuntes sobre el volcán

La Muela del Diablo es un volcán apagado de unos 150 metros de altura que recibe ese nombre por el parecido que tiene con una pieza dental. En lengua aymara tiene el denominativo de Auqui Kollo (Cerro Padre). Los turistas practican en el lugar “trekking” (excursión) y andinismo.

La Razón


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top