a

Laurent Gbagbo

Las fuerzas leales al presidente saliente de Costa de Marfil, Laurent Gbabgo, se han rendido a los 'cascos azules' de la ONU desplegados en ese país, según informa Naciones Unidas. Además, según la agencia Reuters, Gbagbo ha indicado a la ONU que tiene intención de rendirse y ha solicitado protección para él y su famlia.
"Gbagbo aún no se ha rendido, pero ha expresado su disposición a rendirse y ha solicitado protección de la ONU", dijo un funcionario de la organización. Además, la misión de Naciones Unidas (ONUCI) en el país africano precisó, mediante un comunicado, que tres altos cargos del entorno de Gbabgo telefonearon a la misión para señalar que "las Fuerzas de Defensa y Seguridad han recibido la orden de rendirse ante los cascos azules de Naciones Unidas y buscar protección".

Pese a estas informaciones, Laurent Gbagbo ha afirmado que no reconocerá a Alassane Ouattara como jefe del Estado, en contra de lo que le pide la comunidad internacional. "Yo gané las elecciones, no estoy negociando mi salida (...) Oattara no ganó las elecciones", aseguró Gbagbo en una entrevista telefónica con la cadena francesa LCI grabada por la tarde.

Gbagbo negó que haya "negociaciones en el terreno político", aunque confirmó que el Ejército está negociando un alto el fuego con "las otras fuerzas presentes en el país". Tras indicar que las únicas negociaciones posibles tratan sobre la identidad del ganador de las elecciones presidenciales del pasado 28 de noviembre, afirmó: "Podemos dialogar sobre el recuento de votos". Gbagbo acusó a Francia de "haber entrado en guerra" contra su país y consideró "alucinante" que "la vida de un país se dirima en una jugada de póquer de capitales extranjeros". El presidente saliente reiteró que lo que le opone a Ouattara no es más que "un litigio electoral" y se mostró dispuesto a dialogar con su oponente de ese asunto.

Condiciones de salida

Esto se produce horas después de que el Gobierno francés confirmara que hay negociaciones con Gbagbo sobre "las condiciones de su salida" de Costa de Marfil y su reconocimiento por escrito de la autoridad del presidente electo, Alassane Ouattara. Así lo anunció el ministro francés de Asuntos Exteriores, Alain Juppé, quien aseguró además que los combates "han cesado" en la capital económica del país, Abiyán.
Juppé, que hizo estas declaraciones en la Asamblea Nacional francesa, precisó que ha hablado este martes con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, sobre este aspecto de la salida de la crisis en Costa de Marfil, y que está "de acuerdo".
El ministro galo añadió que la salida de Gbagbo del país debe estar precedida de la publicación de un documento en el que el presidente saliente haga constar su "renuncia al poder" y su reconocimiento de la autoridad de Ouattara como "presidente". Precisó que las negociaciones en curso con Gbagbo "y su familia" consisten precisamente en conocer en detalle las condiciones de su salida del país, e indicó que uno de sus consejeros está con ese fin en la embajada de Francia en Costa de Marfil.

Francia en Costa de Marfil

En cuanto al futuro de las tropas francesas en Costa de Marfil, dentro de la 'operación Licorne', Juppé declaró: "No tenemos intención de quedarnos en Costa de Marfil" y agregó que la misión de la ONU tendrá que "readaptarse" para un futuro sin Gbagbo. Precisó que el mandato de la misión ONUCI tendrá que adaptarse y que habrá necesariamente que proceder a un redespliegue de las tropas de las Naciones Unidas en el país africano.
Las fuerzas de Ouattara se hicieron durante la noche del lunes con el control de la residencia de Gbagbo en Abiyán, después de un día de fuertes combates, según declaró un portavoz opositor, Patrick Achi. Este martes se oyeron más disparos de armamento pesado en el barrio de Plateau, donde se encuentra la residencia.

20 Minutos


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top