a

Arbitro bombero

Leo Messi resolvió la ida de semifinales de la Liga de Campeones en un partido volcánico, caótico, polémico, repleto de estrés, tensión y odio, que da ventaja al FC Barcelona para el partido de vuelta donde se decidirá el finalista que irá a Wembley el 28 de mayo. Una rigurosa expulsión de Pepe envolvió de nuevo un ambiente irrespirable, que sólo Leo Messi, con su talento supo aprovechar.

Ni Real Madrid ni FC Barcelona optan este año al premio al Juego Limpio de la UEFA. Eso seguro. El partido fue un accidente, que acabó con tres expulsados: Pinto, Pepe y Mourinho, dos de ellos, Pinto y Mourinho, sin estar en el césped.

El Real Madrid nunca quiso el balón. José Mourinho lo tuvo claro desde el inicio. Fue a por el 0-0. Sin complejos. El FC Barcelona batió un nuevo récord de posesión de la pelota. En algunos momentos, con el 82 por ciento, cifra jamás vista en el Bernabéu.

Puyol fue titular. Siempre dispuesto a jugar donde sea. Ayer le tocó en el lado izquierdo. Cumplió Mascherano de central al lado de Piqué. Cristiano apenas si entró en juego. Hubo un momento incluso que se enfadó con aspavientos con sus compañeros porque nadie presionaba la salida del balón de Piqué. El entendió que se fajó en solitario.

Sin embargo, el Barça, a pesar del dominio, llegó poco al portal de Iker. Un eslalon de Villa a los diez minutos, una buena acción de Xavi a los 25. Y poco más, en la faceta ofensiva.

Hubo miedo, respeto, y nada de fútbol. Una decepción de partido.

Wolfgang Stark, el árbitro, al pitar el descanso se encontró con una pelea callejera en la boca del túnel, que acabó con la expulsión de Pinto.

Todo llegó por un incidente con Álvaro Arbeloa, que recogió todo el poso negativo que dejó la final de Copa en Mestalla. Una obstrucción suya a Pedro comenzó a calentar el ambiente. El Barcelona no perdona que Arbeloa zarandeara a David Villa en la final de Valencia. Había cuentas pendientes. Y se vieron en el campo.

Tras este 'parte de guerra', curiosamente, el Real Madrid volvió a sentirse cómodo en el lío. Justo en el 45 dispuso de la mejor ocasión. Ozil, solo ante Valdés, no pudo abrir el marcador. Con el 0-0 y la crispación como argumento, acabó el primer asalto en el Bernabéu.

En el segundo tramo, Mourinho dio su primera vuelta de tuerca.

Mandó a la ducha a Ozil. Entró Adebayor. Fue su apuesta invernal. Y en un momento clave como una semifinal europea, tenía que tener su papel.

Mejoró el Real Madrid. Adebayor le puso pasión al juego. Ózil anduvo muy frío. Apretó, presionó e intimidó Adebayor a Víctor Valdés. El clásico derivó en un escándalo permanente ya al decidir el colegiado expulsar a Pepe. Fue por una entrada a Dani Alves.

Excesivo castigo a Pepe, polémica determinación que podría haber sido resuelta seguramente con una cartulina amarilla. A partir de ese momento, un nuevo envite. Era el minuto 61.

Bronca en la grada, histerismo en ambos equipos y Mourinho también expulsado tras el incidente. Sin fútbol, el espectáculo estuvo en la atmósfera de una grada que convertida en un infierno que animó más que nunca a su equipo. Jamás un Clásico tuvo tan pobre nivel de juego.

El Real Madrid, con 10, no pudo aguantar y se fue del partido.

Pep Guardiola refrescó la banda derecha. Y Afellay, por fin para el FC Barcelona, se asomó a un día decisivo. Se fue de Marcelo y puso un balón de oro a Messi, que no desaprovechó. Ahí acabó el partido.

Leo Messi, en la recta final, dejó su tarjeta de visita con un soberbio gol en acción individual. El clásico español seguirá en las salas de prensa durante toda la semana.

Messi rompe imbatibilidad de Casillas

Lionel Messi ya lleva 10 goles en la Champions -51 en todas las competiciones- y de paso acabó con la racha de imbatibilidad de Casillas, que en el Bernabéu no había encajado un gol en toda la Champions.

Messi tiene toda la pinta de ser Pichichi del torneo por tercera temporada consecutiva.

Casillas sumó 526 minutos seguidos sin encajar un solo gol en el estadio Santiago Bernabéu en la Liga de Campeones. El Madrid era el único equipo imbatido en su estadio a lo largo de esta edición de la Champions y además sumaba cinco victorias en sus cinco partidos con 15 goles a favor y ninguno en contra este año en Europa.

SÍNTESIS DEL PARTIDO

Real Madrid 0

Pos. | Jugadores
1.- Iker Casillas
3.- Pepe
4.- Sergio Ramos
7.- Cristiano Ronaldo
10.- Lassana Diarra
12.- Marcelo
14.- Xabi Alonso
17.- Álvaro Arbeloa
18.- Raúl Albiol
22.- Ángel Di María
23.- Mesut Özil (28)
Gol: No hubo
Cambios: 28.- Emanuel Adebayor x 23 (1’ST)
Entrenador: José Mourinho

Barcelona 2

Pos. | Jugadores
1.- Víctor Valdés
2.- Dani Alves
3.- Gerard Piqué
5.- Carles Puyol
6.- Xavi Hernández
7.- David Villa (28)
10 Lionel Messi
14.- Javier Mascherano
15.- Seydou Keita
16.- Sergio Busquets
17.- Pedro Rodríguez (20)
Goles: Messi 31’ST y 42’ST
Cambios: 20.- Ibrahim Afellay x 17 (26’ST), 28.- Sergi Roberto x 7 (45’ST)

Entrenador: Josep Guardiola

Estadio: Santiago Bernabéu
Sede: Madrid
Árbitro: Wolfgang Stark (GER)
Público: 75.000

VISTAZOS

Estudiarán denuncias

El FC Barcelona estudiará hoy si presenta una denuncia contra el entrenador del Real Madrid, Jose Mourinho, ante la comisión de disciplina de la UEFA por el contenido de la conferencia de prensa del portugués tras el encuentro Madrid-Barça de esta noche.

Mourinho ha cuestionado la Liga de Campeones que ganó el Barça hace dos años y ha asegurado que si él fuese el entrenador, Josep Guardiola, "me daría vergüenza".

José Mourinho

“Me da asco vivir en este mundo”

José Mourinho se mostró claramente disgustado tras la derrota del Real Madrid en la ida de semifinales de Champions ante el Barcelona (0-2).

"Estamos hablando de un equipo fantástico -el Barcelona-, que nadie cambie mis palabras, pero no entiendo por qué en un partido como hoy (por ayer), equilibrado, hace lo que ha hecho. Los árbitros en el fútbol están para asegurar la igualdad entre todos.

Después que gane el mejor", aseguró el técnico luso en rueda de prensa.

"Sí, ya estamos eliminados. Algunas veces me da un poco de asco vivir en este mundo, pero es nuestro mundo", añadió. "Tendremos que ir a Barcelona con todo nuestro orgullo”, señaló.

Josep Guardiola

“Hemos jugadoun buen partido”

Pep Guardiola no quiso entrar a valorar en rueda de prensa las declaraciones realizadas por José Mourinho unos minutos antes.

El técnico azulgrana también evitó pedir que la UEFA castigase las palabras del luso acerca de la dudosa credibilidad que para él tiene la última Champions del Barcelona y la presente Liga de Campeones.

Guardiola sí felicitó públicamente a su equipo por el encuentro realizado en el Bernabéu. "Hemos jugado muy buen partido. Hemos controlado la totalidad de sus contras. El equipo ha estado mucho más agresivo y Keita nos ha dado la vida para contrarrestar el poderoso juego aéreo del Madrid. Debo felicitar mucho al equipo", aseguró.

Vía: Los Tiempos


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top