a

Informe de gestión del presidente Evo Morales "Quiero empezar diciendo que hay un presidente para dos estados: uno que se muerte, capitalista y otro que surge, autonomista (...) antes, ver asambleístas con polleras en el Congreso era bien difícil ahora sobran las polleras" fueron las palabras del presidente de Bolivia, Evo Morales en el inicio de su informe presidencial de 5 años de gobierno hoy en Sesión de Honor de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Durante las casi 4 horas de informe resaltó, con una lectura de cifras, el crecimiento de la inversión en el país, de las reservas internacionales, resaltó el apoyo de varios sectores a la suspensión de la subvención de los combustibles que generó una gran crisis a fines de 2010, además habló de los macro proyectos carreteros que llevarán adelante en esta nueva gestión y concluyó invitando a los sectores sociales a "acabar con las broncas para pensar en el desarrollo".

En su informe ante el Legislativo y el país agradeció a "Fidel y Raúl Castro por la gran solidaridad del pueblo cubano". Dijo que los médicos cubanos operaron de cataratas a 565.000 personas desde 2006 lo que permitió ahorrar a los bolivianos 339 millones dólares.

Pero reclamó a Washington por reducir a 15 millones de dólares su aporte anual a la lucha contra el narcotráfico, el más bajo hasta ahora. Aseguró que los narcotraficantes están mejor equipados que el Estado.

Morales es el primer indígena que gobierna Bolivia. Asumió en enero de 2006, cuatro años después llamó a elecciones con una nueva Constitución y en enero de 2010 asumió su segunda gestión hasta el 2015 tras ganar con el 64% de los votos.

Sostuvo que en sus cinco años se avanzó más que en los 180 años "del estado colonial" y la prueba, según dijo, "es que ahora sobran las polleras en la Asamblea Legislativa, cuando antes era un lujo".

Centenares de indígenas y campesinos seguidores del mandatario llegaron de sus comunidades, bailaron coloridas danzas autóctonas al compás de música de los Andes frente a la casa de gobierno el sábado.

Un ritual andino celebrado por los amautas aimaras antecedió el discurso. Frente al palacio presidencial, los sacerdotes quemaron en una hoguera ofrendas a la Pachamama y hojas de coca por buenos augurios para el gobierno.

Morales afronta una crisis en su popularidad tras un fallido aumento en los carburantes el último día del año pasado que derivó en violentas protestas que obligaron al mandatario a derogar el ajuste cuatro días después de aprobarlo. A pesar de ello su gobierno afronta una carestía de la vida y la escasez de algunos productos básicos que ahondaron el descontento.

Una reciente encuesta aseguró que tras el "gasolinazo", Morales redujo su nivel de aprobación a 36% distante del 70% con que asumió en enero del año pasado.

Los actos de celebración incluyeron un ritual de ofrenda a la Pachamama y un desfile de agrupaciones autóctonas de diversas regiones del país.
A las 18.30 horas,  grupos como Kollamarka, Llajtaymanta, Tupay, Awatiñas  y Kalamarca, entre muchos otros se presentaron en la Plaza Villarroel en La Paz.
La fiesta cerrará a las 20.30 horas con fuegos artificiales. La estatal Bolivia TV  transmitirá en directo todo el programa.

Los Tiempos


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top