a


Bolivia Informa: Paola Virrueta

— ¿A quién extrañará más ahora que se va?
— A mi mamá y a mi sobrinita Micaela.

— ¿Ya tiene listas las maletas para partir?
— Aún no, las alistaré desde la próxima semana. Esto no es fácil, me está costando dejar a mi familia, mis amigos, mi trabajo, mi casa, todo... sin duda no es fácil.


— ¿Le costó tomar la decisión?
— Sí, primero fui en junio a postular, cuando ya sabía que me aceptaron, dudé, porque yo tenía otros planes además de esta beca. Quería comprarme un departamento,  pensé en mi familia y no quería, pero luego me di cuenta que era el momento adecuado, así que tomé la decisión.


— ¿Cómo se siente renunciar a todo?
— Fácil no es, estoy renunciando a toda mi vida acá en Bolivia. Me está costando a medida que pasan los días.


— ¿No le da miedo irse a África?
— No, nunca he tenido miedo, gracias a Dios que siempre me acompaña en todo lo que hago, creo que más bien soy valiente.


— ¿Qué pasa si se está equivocando?
— El tiempo lo dirá, prefiero equivocarme con mis propios piecitos.


— ¿Cree que deja la tele en su mejor momento?
— No diré que es el mejor, creo que ése aún no llega, diré que es un buen momento y quiero que la gente me recuerde así.


— ¿Se considera una presentadora creíble?
— Sí, creo que me he vuelto alguien en quien la gente puede creer cuando le informa.


— ¿Es cierto que es sencillo sentarse frente a la cámara y leer noticias?
— No (sonríe). Algunos piensan que es fácil. Algunos tienen telepronter, yo nunca lo usé, pero no sólo es cuestión de leer, tienes que saber lo que estás informando.


— ¿Usted conoce lo que informa?
— Sí, escucho la radio, leo periódicos, hablo con los periodistas... es mi trabajo y es una cuestión de responsabilidad con el público. Si  no sabes lo que dices, cómo sostienes un noticiero en vivo si hay contratiempos.


— ¿Qué opina de las modelos que  pasan a un set de televisión?
— Zapatero a tus zapatos. Creo que los medios deben dar oportunidades a la gente que se ha quemado las pestañas en la universidad y que sabe su profesión. Yo no me metería a hacer algo para lo que no estoy preparada.


— ¿Cuándo es su último día en la red Uno?
— Voy a estar unos días más en la pantalla porque me voy en enero al Caribe.


— ¿Y el amor?
— No hablo mucho de eso, sólo diré que me quisieron bien y yo quise también.


— ¿Qué le pidió al Niño?
— Que me siga sorprendiendo el 2011 y que me permita ser tan feliz como lo soy ahora.

La Razón

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top