a


Plaza Pérez Velasco. Una librecambista cambia dinero a un cliente.

Después de más de dos años de mantener congelado el tipo de cambio, el BCB tomó ayer la decisión de apreciar la moneda nacional para contrarrestar la inflación y preservar el poder adquisitivo del boliviano. Desde ayer, la cotización pasa de Bs 7,07 a Bs 7,06 por dólar.

El Banco Central de Bolivia (BCB) informó a través de un comunicado que “el día de hoy (ayer) la cotización del tipo de cambio de venta del Bolsín pasó de Bs 7,07 a Bs 7,06 por dólar estadounidense, manteniéndose el diferencial de 10 centavos con respecto al tipo de cambio de compra”. La cotización del dólar se modificó por última vez el 6 de octubre del 2008.

La apreciación del boliviano obedece a la “necesidad de combatir las presiones inflacionarias de origen externo” generadas por el incremento en los precios internacionales de las materias primas y la apreciación de las monedas de los países vecinos, señala el documento institucional.

El 8 de noviembre, La Razón informó que aunque el Presupuesto General del Estado (PGE) 2011 preveía mantener el tipo de cambio del dólar en Bs 7,07 para la venta y Bs 6,97 para la compra, el Gobierno abrió la posibilidad de apreciar la moneda si los países socios comerciales de Bolivia continuaban con esa tendencia.

Asimismo, el 15 de noviembre, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, sugirió a la población cambiar su moneda de ahorro. “Los ahorristas en dólares tienen la más grande oportunidad de volver a ahorrar en bolivianos”, dijo.

La creciente disponibilidad de dólares en el mundo se está reflejando en una mayor afluencia de capitales a la región, “provocando” la apreciación de las monedas de los países. “Ambos efectos (inflación más apreciación en los socios comerciales) implican mayor inflación importada en Bolivia”, explica el  BCB.

Según el presidente de la Cámara Departamental de Industrias de La Paz (Cadinpaz), Mario Yaffar, esta apreciación de la moneda en un punto “afectará a las expectativas y no a los volúmenes de producción”. Sin embargo, “si el Gobierno continúa con una apreciación persistente, permitirá una mayor importación de bienes al país, pero va a desincentivar las ventas  al exterior”, sostuvo. Además, dijo, “las personas ya no van a desear mantener sus ahorros en dólares”.

Para combatir la inflación, el BCB no sólo se está concentrando en la política cambiaria, sino que está utilizando diversos instrumentos a su alcance como el incremento desde principios de año en la oferta de títulos. “Se está regulando la liquidez para moderar las presiones inflacionarias”, señala el BCB. Además, añade, para coadyuvar al control de la liquidez y promover la bolivianización, el BCB aprobó un incremento del encaje a los depósitos en moneda extranjera.

Según datos de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), los depósitos en moneda nacional alcanzaron al 14 de noviembre el 50,2% de todo el sistema financiero y en moneda extranjera el 49,8%.

“La apreciación del boliviano, junto a las otras medidas señaladas (...), preserva el poder adquisitivo de la moneda nacional”, indica el BCB, “Ojalá que esta apreciación  sea resultado de un efecto racional en las divisas”, manifestó a su vez Yaffar.

Pérdidas y cambios por la moneda

Desde hoy, por el cambio a bolivianos de $us 10.000, el cliente de cualquier entidad financiera recibirá Bs 70.600 en lugar de Bs 70.700. Las personas que tenían esa cantidad de dinero en Depósitos a Plazo Fijo (DPF) o cajas de ahorro perdieron Bs 100.

‘Producción está en riesgo’

La apreciación de la moneda boliviana permitirá que productos de otros países “inunden” el mercado interno, “restará” la competitividad de los precios de los exportadores a nivel internacional y “pondrá en riesgo todo el sector productivo del país”.

Así lo señaló a La Razón el presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), Goran Vranicic, luego de conocer la decisión oficial del Gobierno de modificar la cotización del tipo de cambio  de venta de Bs 7,07 a Bs 7,06 por dólar estadounidense.

“Esta medida va a poner en riesgo todo el sector productivo (del país), en especial el sector productivo exportador, y restará competitividad al sector en relación a los mercados vecinos y a los mercados que han venido, más bien, apreciando su moneda”, dijo.

Según el Banco Central de Bolivia (BCB), el Gobierno adoptó la decisión para contrarrestar la inflación y preservar el poder adquisitivo del boliviano.

“Lo que va a pasar es que al ser los productos de los vecinos más baratos, el contrabando va a inundar el mercado de productos importados, perjudicando de esa forma todo lo que hace la industria nacional”, manifestó Vranicic. El sector espera que junto a la apreciación se establezacan incentivos a la producción.

Armando Méndez Morales
‘Están muy preocupados por la inflación’

Si el Gobierno ya ha aplicado esta medida es porque está muy preocupado por el tema inflacionario. La medición de este índice se efectúa cada 10 días y, por lo tanto, el Gobierno ya conoce de forma interna los resultados de los índices de inflación de los primeros 20 días de noviembre. Con estos resultados, me imagino que vio que la inflación sigue alta y por eso está tomando esta medida para tratar de contrarrestar las expectativas de inflación; ése es el objetivo del Gobierno.

Sin embargo, el tema cambiario en Bolivia es muy delicado, y la medida influirá en los ánimos de la gente para que no suban los precios de los diferentes productos; pero también generará incertidumbre. Esta situación  no es la más adecuada, tomando en cuenta que la mitad del sistema financiero está en dólares.

En los próximos días, la gente va a estar preocupada y no va a saber qué hacer, sobre todo aquellos que tienen aún sus ahorros en dólares. Esta medida está dando mensajes que atemorizan a los ahorristas en esta moneda.

Asimismo, los exportadores de bienes industriales —que ya expresaron sus objeciones en contra de esta medida— van a estar más preocupados por la incertidumbre en el valor de su producción, lo cual significará para ellos perder competitividad en los mercados internacionales.

Este sector es muy importante por la generación de empleos, pero será el que más problemas tendrá a futuro. 
Por otro lado, los productores nacionales no se verán afectados porque todos sus insumos son importados de otros países.

La Razón

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top