a



(VozBol).- EL HAMBRE. Al parecer somos bastante comelones, porque sólo así me explico que haya tantos lugares donde podemos encontrar alimentos para servirnos. Más que tantos lugares, encontramos alimentos por toda la ciudad. Desde San Roque hasta Alpacoma, desde La Ceja hasta el cruce Villa Adela. No hay lugar en el que no podamos encontrar comida, y comida de todo tipo, para todo gusto y a todo precio.
Podemos encontrar tucumanas, llauchas, unos buenos trancapechos; entre ellos cosas como un saice, una sajta de pollo, un chairo, un ají de fideo, un thimpu de res o cordero y una larguísima lista de etcéteras que no alcanzarían a entrar en este post.
Y como dije antes, se encuentra comida en cualquier lugar que te encuentres, es frecuente ver a la gente consumir un jugo de quinua o un mate apenas comenzado el día. Y no lo hacen solo, algunos acompañan a su vaso de jugo con unas empanadas o unos quequecitos.
Otros le aplican su café, mate, té o cocoa con unas marraquetas, sarnitas o chamillos. Y su pan puede variar por el contenido que tiene: puede ser con mermelada, queso, mantequilla, huevo, etc .

Bueno este será mi único post sobre El Alto porque ahora que lo voy desarrollando me doy cuenta de que no puedo mezclar mis vivencias de dos ciudades en un solo blog. Así que espero que sigas en el blog que dedicaré exclusivamente a El Alto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top