a


El Censo Nacional Agropecuario 2012-2013 y concluido en su informe parcialmente determinó que el 88 por ciento de las comunidades agropecuarias del área rural de Bolivia está en riesgo de sufrir eventos climáticos siendo las principales amenazas las heladas en la parte altiplánica y sequías en la oriental.

El informe del Censo Agropecuario, al que accedió Xinhua, señala que el criterio generalizado establece que el cambio climático ha provocado en Bolivia que fenómenos naturales adversos como: lluvias, granizadas y heladas, se presenten con mayor intensidad en diferentes zonas del territorio nacional, provocando daños importantes a los sistemas productivos agrícolas, pecuarios y forestales.

Los departamentos más amenazados por estos eventos adversos son: Tarija (sur), Chuquisaca (sur), Potosí (sudoeste) y Oruro (oeste).

Bolivia cuenta con varios pisos ecológicos, en algunas zonas se presentan con mayor incidencia eventos climáticos extremos.

Medio ambinete en BoliviaSegún datos del Censo Agropecuario, durante la gestión 2012 y 2013, la presencia de heladas en el Altiplano fue de mayor importancia, la misma que tiene un alto grado de incidencia en la producción agrícola y pecuaria, seguida de las granizadas.

En los Valles, las sequías, granizadas y heladas fueron las que más afectaron a la producción agrícola. En el Oriente, de manera contraria, se presentan sequías e inundaciones que limitan la producción agrícola, además de la producción ganadera.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) organizó el tercer censo agropecuario en Bolivia, 29 años después del segundo, es decir, que el país actualiza la información estadística de su sector agropecuario después de tres décadas.

IMPORTANCIA DEL CENSO

El viceministro de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vásquez, explicó a Xinhua que el objetivo general del Censo Nacional Agropecuario es "contar con información actualizada del sector agropecuario sobre uso y tenencia de la tierra a través de la cuantificación de las Unidades de Producción Agropecuaria para establecer políticas, planes y estrategias que favorezcan el desarrollo de este sector".

"El Censo Agropecuario es para el sector campesino muy importante, ya que nos va a dar datos exactos que nos permitirán planificar la producción de alimentos, esto para ya no producir al azar sino de manera planificada para tener una tendencia de ganancia", explicó.

Dijo que hace falta un dato estadístico para conocer cuánto se produce, si hay faltantes, para producir más o si existen excedentes, para buscar nuevos mercados.

"Si tenemos una estadística más fiable vamos a poder planificar la producción que requiere el país, y para eso tenemos que saber qué cantidad de población existe, para proyectar cuánto de papa carne, de trigo u otros alimentos requerimos al año para poder sostener lo que es la seguridad alimentaria para nuestra población", justificó.

Por su parte el experto agrónomo, Marcelo Romero, manifestó que es necesario conocer los cambios que se producen en la estructura de producción agropecuaria en el país, puesto que estas modificaciones obedecen a cambios sistémicos como la tenencia de la tierra, aplicación de nuevas tecnologías y economías de escala.

Medio ambiente en BoliviaSegún Romero, los datos que arrojan sobre la vulnerabilidad de las áreas rurales a los fenómenos climáticos confirman que Bolivia, que si bien es uno de los países que menos incide en el cambio climático al ser muy baja su emisión de gases efecto invernadero, es sin embargo, uno de los que más sufre por ese fenómeno, como señala un estudio de las Naciones Unidas.

Asimismo, destacó que se viven cambios en los patrones para la distribución y la intensidad de las lluvias porque hay un descenso en áreas ya de por sí secas, y un aumento en las húmedas como la Amazonia.

"También se ha incrementado la frecuencia con la que suceden eventos extremos como granizadas en el altiplano e inundaciones e incendios forestales en la zona amazónica, además de retrocesos en los glaciares", aseveró el experto.

FENÓMENOS QUE CAUSAN MÁS DAÑO

El Censo determinó que los eventos climatológicos adversos que más afectan a las regiones agrícolas son tres: las heladas, granizadas y sequías.

El primer evento adverso son las heladas que en promedio a nivel nacional llegan a 34,5 por ciento, el segundo es la sequía con 24,4 por ciento y el tercero la granizada con 23,7 por ciento.

El experto agrícola, Romero manifestó que estos datos parecen curiosos porque lo que más se difunden en los medios de prensa son las inundaciones producto de las lluvias intensas, cuando este fenómeno con su incidencia en afectaciones está en tercer lugar pero con un porcentaje de 7,4 por ciento, que es muy distante respecto a los otros eventos adversos.

El departamento altiplánico de Oruro es el más afectado por las heladas con un 62,2 por ciento, La Paz es el segundo departamento más dañado con el 41,9 por ciento, luego están Tarija con 35,6 por ciento, Potosí con 33,7 por ciento y Cochabamba con 33 por ciento.

En cambio con las sequías el más afectado es el departamento de Pando con 54,1 por ciento, segundo Chuquisaca con 51,1 por ciento, tercero Santa Cruz con 50,3 por ciento.

Medio ambiente en BoliviaSegún el agrónomo Romero, estos datos sirven para encarar medidas preventivas a fin de evitar mayores daños a la producción agrícola.// Spanish People (CN)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top