a

El Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB) acordaron el lunes subir en 20% el Salario Mínimo Nacional (SMN) y en 10% el salario básico, que regirá tanto para el sector público como para el privado. El inversamente proporcional solo se aplicará para el sector de salud.

Con este acuerdo, el mínimo nacional se incrementará de Bs 1.200 a Bs 1.440. Esto significa que ningún trabajador, cuando cumpla una jornada laboral de ocho horas diarias, podrá ganar por debajo de este monto.

Tras haberse reunido por espacio de dos horas con la dirigencia de la COB, el presidente Evo Morales, junto al máximo dirigente de esta organización, Juan Carlos Trujillo, dio una conferencia de prensa para informar sobre el convenio. “Hemos acordado con la COB que este año (el incremento salarial) va a ser del 10%. Con relación al salario mínimo nacional hay un incremento que va a ser del 20% este año”. 

El Mandatario reveló que el fin de semana tuvo un “gran debate” con el ministro de Economía, Luis Arce, para ver la forma de subir de la propuesta inicial de un incremento salarial del 8% al 10% y del 15% al 20% en el caso del mínimo nacional.

Economía de BoliviaEl viernes, el Jefe de Estado anunció una sorpresa para el aumento salarial de este año. “El lunes los vamos a recibir (a la dirigencia de la COB) y estamos guardando un ‘secretito’ para seguir apoyando a nuestros profesores, Fuerzas Armadas, Policía” y sector salud, dijo entonces Morales.

El ministro Luis Arce señaló anoche en el programa televisivo Anoticiando de la red ATB que luego de la reunión sostenida con la COB, el lunes 14, se hizo un estudio más detallado de las finanzas públicas para ver la posibilidad de mejorar la oferta salarial. Y como se vio que la productividad está creciendo por encima del 6% y las recaudaciones tienen un “buen comportamiento” a marzo de este año, se hizo esa propuesta la que, al final, fue aceptada por la COB.

Convenio. El secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Trujillo, que estuvo acompañado de los principales dirigentes de su directorio, manifestó en la conferencia de prensa su satisfacción por el acuerdo entre partes. “Hemos llegado a un consenso, lo más estructural posible que es un acuerdo del 10% a la masa salarial y 20% al salario mínimo nacional”, dijo el dirigente después de explicar que “el Gobierno entendió de las necesidades que tienen los trabajadores y la COB entendió de la responsabilidad que existe en el manejo económico del país para que la distribución de los recursos sea lo más equitativa posible”. 

Trujillo le sugirió al Presidente la necesidad de crear una política salarial para futuras negociaciones. “La COB también ha planteado la necesidad y obligación de construir una política salarial sobre la base del crecimiento económico y que la riqueza se distribuya entre los trabajadores asalariados y no asalariados”, expresó.

Morales explicó que el Gobierno y los trabajadores habían acordado conformar cuatro mesas de trabajo: productivo, social, económico y el de normas jurídicas homologadas, pero decidieron dar prioridad al tema salarial.

El dirigente de la COB también precisó que el convenio no solo beneficiará a los sectores de educación, salud, FFAA y Policía, sino que este año también llegará a los trabajadores de los municipios, las gobernaciones, las universidades y las empresas productivas estatales y privadas.

El secretario de Finanzas de la COB, Óscar Tapia, dijo que el inversamente proporcional será aplicado solo para el sector de salud, no así para educación porque tiene su propio escalafón. “El 10% de incremento servirá como base de negociación para el sector privado”, añadió Tapia. El ministro Arce ratificó que el incremento salarial, tal como ocurre todos los años, será retroactivo a enero. También anunció la reglamentación para los sectores en los que se aplicará el inversamente proporcional.

Negociación y acuerdo bilateral

Propuesta

El planteamiento inicial del Gobierno era de  7% al salario básico y 10% al Salario Mínimo Nacional (SMN).

Obreros

La Central Obrera Boliviana (COB) hizo una contrapropuesta del 12% para el haber básico y 20% al mínimo nacional. 

Respuesta

El Ejecutivo efectuó una contraoferta de incrementar al 8% el salario básico y el  15% al SMN. Empero, el presidente Morales dio ayer la sorpresa al anunciar un aumento del 10% el haber básico y del 20% el salario mínimo, que finalmente cerró la negociación entre ambas partes.

Jimmy Osorio: El incremento del salario es coherente

Estaba ya previsto que se incremente de 1.200 a 1.440 bolivianos, que es ese 20%. Ya estaba cantado. Ahora el incremento salarial no afecta a todos, está beneficiando solo al Ejército, a la Policía, a educación y salud, no estamos hablando de un 10% real. Tenemos un sector privado donde no todos se van a beneficiar con este aumento.

Tenemos una masa salarial extremadamente grande que está en el sector privado, en el sector público como las entidades descentralizadas, gobernaciones, municipalidades donde hay 337 municipios que no van a ser beneficiados porque son autónomos en su administración. 

Dentro del análisis económico, este incremento responde nomás a una actividad inflacionaria que hemos tenido el año pasado. Si bien el Índice de Precios al Consumidor (IPC) apenas llega al 6,5% (2013), esto no quiere decir que todos los productos se hayan inflado en esa medida. En ese contexto, si hacemos un análisis del IPC, solo los productos de mayor incidencia que son alimentos, bebidas y transporte están alrededor de 18 al 20%, entonces está nomás coherente el incremento de ese 20% (al SMN).

Ahora el impacto en las arcas del Estado va a ser mínimo porque ya estaba previsto, tenemos un crecimiento económico muy bueno por encima del 6,5%. Este año al primer trimestre se ha superado lo previsto en recaudaciones como lo ratificó el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN). Entonces se prevé que hasta fin de año, el crecimiento será igual o mayor que el año pasado. Un impacto fuerte no va a haber. Ahora son muy pocos sectores que ganen 1.200 bolivianos, prácticamente son los sectores de trabajadoras del hogar, los que recogen basura, pero en la mayoría de los sectores privados ganan por encima de los 1.400 bolivianos. Entonces no habrá cierre ni despidos de empleados.// La Razón (COM)

Ministro Arce descarta problemas de inflación por aumento de salarios

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, aseguró ayer lunes por la noche que el aumento de salarios a los trabajadores del país, de 10 y 20 por ciento, no representará de ninguna manera un problema de inflación.

El Gobierno anunció el lunes un incremento de 20 por ciento al salario mínimo nacional y de 10 por ciento a la masa salarial.

"La inflación en nuestro país está controlada, no hay necesidad de preocuparse", afirmó.

"Nosotros hicimos los cálculos así como hicimos el año pasado, no solamente para el incremento salarial sino sobre todo para este tema del segundo aguinaldo, lo dijimos con claridad, no había ningún fundamento para preocuparse por la inflación; y nosotros lo decimos ahora con toda tranquilidad, no va haber problema de inflación", fundamentó el ministro.

El Gobierno justificó el porcentaje del incremento salarial sobre la base del crecimiento económico del país, en torno al 6 por ciento en lo que va del 2014.

El crecimiento económico de Bolivia se acercó al 7 % en 2013, mientras que la inflación llegó al 6.48 %.

Control de la inflación

Por su parte, el diputado Luis Felipe Dorado, de la opositora Convergencia Nacional (CN), señaló que "mientras no se controle la inflación estos aumentos son engañosos, porque el dinero se irá en pagar precios mayores por los bienes y servicios".

"A todos nos gusta recibir un salario más grande, pero hay que tener en cuenta que hay un proceso inflacionario impulsado por el derroche de gasto burocrático del Estado, y esa espiral de aumento de precios nos terminará quitando ese aumento", acotó.

Dorado opinó que los trabajadores "deberían exigirle al Gobierno una política de estabilización, y no mediante el control de precios sino atacando las causas que provocan su elevación".

"Hay también mecanismos no salariales para aumentar el ingreso de los trabajadores. Nosotros planteamos hace ya dos años un proyecto de ley para reducir los impuestos sobre las tarifas de agua, luz y teléfono, lo que significaría un ahorro importante para la población", agregó.// ABI

Empresarios paceños lamentan acuerdo entre Gobierno y Central Obrera

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de La Paz, Luis Urquizo Valdivia, lamentó que la decisión del incremento salarial hubiera sido adoptada en forma bilateral, ignorando el mandato de la OIT de negociar en forma tripartita entre el Ejecutivo, los empresarios y trabajadores para analizar el tema y manifestó que dicho aumento no debería haber pasado del 6,48%, en forma equivalente a la inflación del año pasado.

“Fue un diálogo bipartito en el que lamentablemente no estuvo presente el sector empresarial privado para exponer la posición institucional que tenemos”, agregó Urquizo Valdivia.

El presidente de los empresarios paceños afirmó que el porcentaje de incremento decidido por el Gobierno y la COB con el aumento salarial para la gestión 2014 de un 10% y al Salario Mínimo Nacional será elevado en 20%, alcanzando el mínimo salarial de 1.440 Bs; afectará no solo a las empresas legalmente establecidas también al consumidor final por el inminente aumento de precios de los artículos de primera necesidad, debido a los cambios que se producirán en la estructura de costos.

Agregó que podría también tener efectos adversos en la creación de nuevos empleos, por cuanto los empresarios tendrán que limitar la realización de contrataciones de mayor personal y podrían registrarse despidos.

“Los empresarios hemos tenido que pagar el doble aguinaldo, que no estaba programado y ello ha generado serios problemas al interior de las empresas, sobre todo en las medianas y pequeñas. Si a eso le sumamos este incremento salarial desproporcionado, las empresas, en especial las exportadoras e industriales, corren el riesgo de perder competitividad y mercados”, enfatizó el dirigente empresarial.

 

Privados: “Trabajadores serán los más perjudicados”

Los empresarios del país rechazaron el incremento salarial acordado ayer entre el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB). El presidente Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, Daniel Sánchez, afirmó que “los trabajadores serán los más perjudicados con el incremento salarial” y aseveró que los privados “no garantizan la creación de nuevos empleos”.

“Los directos afectados no solamente somos los empresarios, sino por la irresponsabilidad de los dirigentes de la COB los que realmente se van a ver afectados son los trabajadores”, dijo ayer Sánchez, en una corta conferencia de prensa.

Para Sánchez el Gobierno no impulsa ni invierte en el sector empresarial lo que está generando que muchas personas se dediquen el contrabando y a la exportación de productos del exterior antes de consumir lo hecho en Bolivia. Pidió a la dirigencia de la COB y al Gobierno trabajar en políticas para la generación de nuevos empleos.

El sector industrial también se pronunció respecto al tema. El presidente de la Cámara Nacional de Industrias, Mario Yaffar, indicó que pese al desacuerdo en el incremento salarial consensuado entre el Gobierno y la COB tendrán que acatarlo.

POLÍTICA SALARIAL

Yaffar presentó ocho propuestas sobre los cuales se debería basar la política salarial. Estos son: Cumplimiento del tripartismo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Debe lograrse una política salarial universal que incentive la formalización de las actividades económicas, una política salarial a mediano plazo, dijo Yaffar. Asimismo propuso que el ajuste al salario mínimo, debe ser consistente con la inflación. “El ajuste a la masa salarial debe ser acorde a la inflación”, indicó.

De igual manera demandó la elaboración de nuevos indicadores para el cálculo de bonos e incentivos, asimismo, una nueva política salarial de inversiones y, por último, el fomento de la sostenibilidad y competitividad del sector industrial manufacturero.

 

Incremento salarial es electoralista, inflacionario y ahuyentará inversión

El incremento al salario mínimo nacional del veinte por ciento y en diez por ciento al salario básico anunciado por el Gobierno es relocalizador, inflacionario y electoralista, según asambleístas de la oposición que vaticinan este anuncio como un bumerang en contra del mismo Gobierno tras la etapa proselitista.

Para el diputado del Movimiento Sin Miedo (MSM) Fabián Yaksic este incremento corre el gran riesgo de ser consumido en su totalidad por la “inflación efectiva y real” que siente la población al adquirir los productos básicos de la canasta familiar.

“Esperemos que ese incremento salarial no sea consumido por la inflación real que estamos sintiendo todos los bolivianos al momento de ir al mercado, por tanto, los trabajadores más que alegrarse de este incremento, tendrán que ver que el mismo no vaya a desaparecer en función de la inflación efectiva y real que todos estamos sintiendo”, afirmó.

Para el legislador este anuncio es también un afán electoralista del Gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) que pretende asegurar los votos de todos los sectores laborales el país.

“Evidentemente que tiene un contenido electoral pero los trabajadores van a evaluar también en ese momento electoral cuando se den cuenta que por un bolsillo entra ese diez por ciento y por el otro sale ese incremento por la inflación real que estamos atravesando”, indicó.

En tanto, la legisladora de Convergencia Nacional (CN), Alejandra Prado, afirmó que el único afán del Gobierno es hacer campaña con los recursos del Estado y que afecta sobre todo al sector empresarial y que se discrimina a los sectores informales.

“El Presidente está pensando en su campaña electoral no en la economía del país. Este es un aumento salarial electoralista, generador de inflación y relocalizador de trabajadores porque generará desempleo al destruir a la inversión privada y a gran parte de la pequeña empresa”, explicó Prado.

La diputada opositora denunció que el Gobierno discriminó de esta negociación salarial a los empleadores siendo que estos a través de sus emprendimientos personales generan fuentes laborales, movimiento económico y riqueza para el país.

En tanto, para el asambleísta por Unidad Nacional (UN), Jaime Navarro, el anuncio de incremento al salario de los trabajadores es parte de la campaña del MAS y que es una manera de verificar que los datos sobre inflación que proporciona el INE no corresponden a la realidad.

“Porque cuando el Presidente pacta un incremento salarial ya no lo hace en base a los datos del INE. Eso quiere decir que las estadísticas sobre inflación no son confiables si siquiera para que el Gobierno defina un aumento salarial”, afirmó.

En contraparte, el presidente del a Cámara Baja, Marcelo Elio, respaldó el incremento anunciado después del encuentro entre el mandatario Evo Morales y la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB).

“Estamos seguros y conscientes que los trabajadores, que constituyen la fuerza laboral del país, son parte indisoluble del proceso de cambio y también los campesinos que forman parte importante del proceso”, declaró.

 

CEPB cierra filas y pone en duda nuevo empleo en el país

La empresa privada del país reaccionó con cierta cautela ayer y anunció que con el incremento salarial adoptado por el Gobierno el sector no está en condiciones de garantizar nuevo empleo y cuestionó al Gobierno la ausencia de políticas de Estado que estimulen la inversión para la generación de empleos.

En un pronunciamiento que duró escasos cuatro minutos el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, Daniel Sánchez, reclamó asimismo la aplicación del principio del tripartismo, consagrado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para la negociación salarial. Este lunes se conoció la determinación del Gobierno de elevar el salario en 10 por ciento y el mínimo nacional en 20 por ciento. El presidente de los empresarios privados de Santa Cruz, Gabriel Dabdoub, manifestó que era “un porcentaje exagerado que muchas empresas no podrán cumplir”, aunque admitió que harán lo posible para cumplir con esa determinación”. El líder empresarial cruceño y expresidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) recordó que los trabajadores percibieron el doble aguinaldo con carácter de incentivo.

LA MEDIDA

El Gobierno dispuso ayer el aumento del 20%, del mínimo nacional y asimismo 10 por ciento a la masa salarial de los trabajadores en el sector público y retroactivo a enero de la gestión. Hasta este lunes el salario mínimo era de Bs 1.200. Con el incremento el nuevo mínimo será de Bs 1.440. La medida fue aplaudida por los dirigentes cobistas aunque los empresarios anunciaron “el cierre de algunas empresas” porque no podrán cumplir con la medida. El máximo ejecutivo de la COB, Juan Carlos Trujillo, mostró ayer satisfacción con el acuerdo porque “consiguieron el 20 por ciento al mínimo nacional” nivel que fue propuesto desde el inicio de las negociaciones con el Gobierno.

EMPRESARIOS

Para el presidente de la Federación de Empresarios Privado de Santa Cruz, Gabriel Dabdoub, el incremento salarial, tanto al mínimo y como al haber básico, “es un porcentaje exagerado el que muchas empresas no podrán cumplir; sin embargo, harán lo posible para acatar la medida gubernamental”, dijo ayer en una entrevista de una emisora local.

El empresario cruceño manifestó que “los trabajadores ya recibieron un incentivo económico con el doble aguinaldo lo que representó un gasto significativo para varias empresas”. Ahora, con el nuevo incremento el dirigente cruceño no descarta que “algunas empresas se vean en la necesidad de cerrar o reducir personal”, afirmó.

MAESTROS

Los profesores del magisterio no se mostraron satisfechos por el acuerdo salarial celebrado entre la organización gremial y el Gobierno. El ejecutivo de la Federación de Maestros Urbanos de La Paz, José Luis Álvarez, calificó como “miserable incremento” al salario mínimo y al haber básico. El dirigente manifestó que el 10 por ciento representa para los profesores un aumento mensual de Bs 176, pero que este monto “no alcanza ni cubre los gastos diarios para los alimentos de la canasta familia”.

Álvarez considera que la dirigencia de la COB negoció unilateralmente con el Gobierno para llegar a ese acuerdo “sin consultar a las bases”. Los maestros urbanos se reunirán en un ampliado este viernes para definir una posición respecto al incremento salarial, anunció Alvarez. La propuesta que mantiene este sector es que el salario mínimo sea de Bs 8.300, “ya que esta cifra cubre los gastos esenciales de la familia como: transporte, alimentación, salud y otros”, dijo.// El Diario (NET)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top