a


El saldo final de los enfrentamientos (o de la emboscada, según el Gobierno) en la localidad de Miraflores, municipio de Apolo (al norte de La Paz), es de cuatro personas muertas, que formaban parte de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC). Según el ministro Carlos Romero quedan también 14 heridos de bala y 15 policontusos. Trece personas fueron detenidas y se las procesa por nueve delitos.

Luego de los operativos de rastrillaje en la zona, de topografía compleja, ayer se encontraron dos cuerpos de los cuatro que se había dado por desaparecidos el fin de semana. “Se trata del suboficial primero de la Armada Boliviana, Willy Yucra Mamani, y el galeno Michel Olivares Albas, que apoyaba a la FTC. Esto fue una masacre”, informó la autoridad.

Los fallecidos, que fueron trasladados anoche hacia Apolo, se suman al oficial de Policía Jhonny Reynaldo Quispe Chura y al subteniente de Ejército Oscar Girondo, que también presentaban impactos de bala.

Ayer, en la Paz, Quispe fue enterrado en el cementerio General, en medio del dolor de sus familiares y camaradas, quienes pedían hacer justicia. Mientras tanto, los policías Treviño y Miguel Ángel Mercado, encontrados tras escapar de sus captores en Miraflores, reciben atención médica.

Violencia en BoliviaLa FTC debía hacer un trabajo de erradicación de cocales en ese municipio, considerado zona excedentaria, pese a la versión de que algunos pobladores que se resistían a la acción estaban armados.

El fiscal general, Ramiro Guerrero, conformó una comisión para investigar a 13 aprehendidos, entre ellos el dirigente cocalero Gregorio Cari, a quienes los procesan por nueve  delitos. La mayoría de ellos llegó ayer a la Felcc de La Paz desde Apolo, donde fueron detenidos por  los uniformados.

El defensor del pueblo, Rolando Villena, deploró el “lamentable hecho” y ya envió una comisión a Apolo para que se eleve un informe sobre lo sucedido. Lamentó que ni el Gobierno ni los apoleños hubieran estado predispuestos a dialogar y evitar estos enfrentamientos.

Gregorio Lanza, jefe nacional de Prevención de Conflictos de la Defensoría del Pueblo, se encuentra en Apolo, donde ha logrado recibir testimonio de una veintena de testigos y espera que en las próximas horas se dialogue para pacificar la zona, que vive un ambiente tenso.

El viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, dejó establecido que se trató de una “emboscada criminal”, organizada por grupos armados con nexos con narcotraficantes, posiblemente peruanos.

El Gobierno ha solicitado a las autoridades policiales de Perú aplicar controles en la frontera para evitar la fuga de los asesinos.

En medio de todo, ayer, la asambleísta departamental Wilma Magne (MSM) denunció que su colega Víctor León fue secuestrado en puertas de la Gobernación de La Paz por al menos 15 personas que lo amenazaron. Luego, fue abandonado cerca de la Felcc

PARA TOMAR EN CUENTA

Montaje y abusos

José Cari, hermano del dirigente cocalero, Gregorio Cari, denunció ayer que todo habría sido montado por el gobierno. Otras versiones sostienen que los agentes de la FTC cometieron abusos con los campesinos.

Nueve delitos

El Ministerio de Gobierno procesa a los 13  cocaleros que fueron aprehendidos, por asesinato, secuestro, torturas, vejaciones, lesiones graves, gravísimas, uso indebido de armas, de exposivos y asociación delictuosa.

Fiscalía crea una comisión

El fiscal general, Ramiro Guerrero creó una comisión de fiscales para investigar los hechos. Leopoldo Ramos, Gregorio Blanco y Javier Flores investigan en Apolo. José Villarroel  atiende el caso en La Paz.

ANÁLISIS

El Estado tiene que ser investigado

Pamela Ledezma - Asuntos Juridicos APDHB

Hay mucha preocupación por la forma en que se está desarrollando la lucha contra el narcotráfico. Hay zonas productoras que son legales de acuerdo con la ley y otras ilegales. También se están realizando estudios que buscan identificar zonas. Pero el Estado no ha hecho pública esta situación y cuando no se tiene claridad sobre las zonas que son legales e ilegales, se suscitan este tipo de hechos. Existen fallecidos y heridos, entre los cuales, son principalmente  policías y militares. Corresponde una investigación en la jurisdicción ordinaria para que se sancione a los culpables. El accionar del estado también debe ser investigado. Es evidente que para promover este tipo de operativos, debe de hacerse a partir de información previa que deben tener los superiores. Luego de esa información, se generan estrategias. Estas personas que van a ingresar, tienen que hacerlo con la protección de vida que se genera a partir de las estrategias que se elaboran. Si han ingresado sin tener la protección de vida suficiente, también hay responsabilidad de la gente que ha generado este operativo.// El Deber (BO)

Muerte de militar y un médico sube a 4 las víctimas en Apolo

María Carballo y Carlos Moreira / La Paz

El Gobierno confirmó anoche la muerte del suboficial de la Fuerza Naval Willy Yujra Mamani y del médico Michael Joel Olivares, quienes hasta ayer estaban desaparecidos en Apolo. Con este reporte, suman cuatro las personas, tres uniformados y un civil,  que perdieron la vida en los hechos violentos  en esa región.

"Presumiblemente, el suboficial Yujra fue asesinado con un tiro en la frente, aunque este dato es preliminar, lo cierto es que son dos víctimas más”, informó el ministro de Gobierno, Carlos Romero, en rueda de prensa.

Calificó el hecho de "masacre y asesinato” y aseguró que la investigación sobre este hecho individualizará a los autores.

El domingo, el policía Johnny Reynaldo Quispe Chura falleció  en la clínica Renjel de La Paz, luego de haber sido herido de bala el sábado en Apolo. Ese día, el subteniente del Ejército Óscar Gironda Porres murió luego de recibir un impacto de bala en el abdomen.

Hasta el mediodía de  ayer se confirmó dos muertos, 13 heridos de bala y 15 policontusos. Asimismo, autoridades del Gobierno informaron sobre cuatro desaparecidos, el teniente coronel  Miguel  Ángel Mercado,  el suboficial Willy Yujra Mamani, el médico Michael   Joel Olivares y  el coronel Fermín Triveño.

Por la tarde, Romero confirmó que Triveño fue encontrado herido de bala en el paladar y fue trasladado a la clínica Renjel.

Por su parte, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Humberto Echalar, indicó que  Mercado también fue rescatado con vida y trasladado a la misma clínica. "Nos dan un informe preliminar de la estabilidad y que mañana (hoy) será operado”, señaló.

Efectivos de la FTC buscaban la tarde de ayer a Yujra y a Olivares. Un reporte previo de ERBOL señalaba que se encontraban detrás de un cerro.

A las 20:30 de ayer, el ministro de Gobierno confirmó el deceso de ambos sin dar más detalles sobre las circunstancias en que fueron hallados.

La autoridad también precisó sobre el rescate de seis rehenes, pero no detalló sus nombres.

Los cuerpos de Gironda y de Quispe fueron enterrados ayer. El militar fue llevado al cementario después de mediodía, mientras que familiares y camaradas le dieron el último adiós al policía a las 16:00.

Decenas de personas se concentraron en el Cementerio General para enterrar a Quispe. Romero y Echalar asistieron.

El tío del fallecido, Ángel Quispe, pidió justicia y dijo: "Nuestro familiar ha muerto por culpa de los políticos”, lamentó.

Por su parte, el representante de Anssclapol, Javier Quispe, manifestó que pedirán una investigación sobre las condiciones en las que trabajaban los efectivos en regiones alejadas.

  Abogado confirma la detención de  12 personas

Doce personas, 11 varones y una mujer,  comunarios del municipio de Apolo  fueron detenidos ayer tras los violentos hechos registrados en Apolo el sábado  entre efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y los cocaleros de la comunidad de Miraflores.

El abogado de los aprehendidos, Benjamín Patzi, informó que entre ellos hay nueve comunarios de Apolo que estuvieron presentes en el momento del suceso, el presidente de la Regional de Cocaleros, Gregorio Cari, y dos de sus hermanos. 

"Hay una mujer entre los nueve detenidos, todos son bolivianos y comunarios de Apolo”, enfatizó el abogado.

Asimismo, denunció que los hermanos de Cari fueron detenidos injustificadamente, ya que ambos no viven en Apolo y no tuvieron ninguna participación delictiva. "Ellos  trabajan en La Paz, sólo vinieron a ver a su hermano y fueron detenidos”, lamentó el jurista.

Las 12 personas están detenidas en celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz. Hoy se realizará la audiencia de medidas cautelares a las 10:30.

Edwin Aparicio, abogado de Gregorio Cari, denunció que su cliente fue detenido después de recibir una llamada supuestamente de un periodista con el propósito de entrevistarlo. No obstante, cuando el dirigente llegó a un lugar fue aprehendido por agentes de Inteligencia.

Sin embargo, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseveró anoche que existen 13 personas detenidas, sin precisar las identidades de las mismas.// Página Siete (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top