a

La ciudad de La Paz está situada entre conventillos, iglesias y casonas antiguas y poco a poco los dueños toman conciencia de su puesta en valor con una intervención o remodelación en función a la construcción original, que definitivamente es muy apreciada por los turistas, prefiriendo hospedarse en estas casas estilo residenciales, hostales u hoteles por la historia que representa el tipo de estructuras antiguas.

La historia de cada recinto es un tanto peculiar con una serie de matices que llaman la atención de propios y extraños. Uno de los propietarios cuenta que su familia es orfebre desde hace años y que procesan la Plata y Estaño, realizando cuadros para fotografía, ceniceros, platos, joyas, juegos de té con incrustaciones tiwanacotas. Esta dependencia provocó que busquen independizarse en la venta de sus obras artesanales con la compra de una tienda en el sector de San Francisco, que por el año ‘92 se hace realidad "nos fue muy bien, porque a través de nuestro trabajos hemos mostrado nuestra cultura", explica Víctor Maldonado, gerente del hotel la Casona, ubicado en la céntrica Avenida Mariscal Santa Cruz.

Agrega que en el negocio les iba bien, pero al promediar el año 2002 con el motín policial en La Paz, se suscitaron actos de vandalismo, provocando el saqueo de su tienda, siendo desmantelada la misma. Luego de un año y medio nuevamente reconstruyeron la tienda y para el 2003 estaba llena la tienda, aunque al parecer la suerte no estaba de su lado, porque no tuvieron que pasar muchos meses para que nuevamente sea asaltada, durante los hechos del denominado "Octubre Negro", cuando La Paz se levantó en contra del gobierno "fue algo peor que la primera, porque incendiaron las galerías", por lo sucedido la familia Maldonado, decidió adquirir un local propio.

El año 2004, tuvieron la oportunidad de contactarse con la familia Portugal, que contaba con un bien inmueble a pocos metros de la iglesia de San Francisco, el mismo que fue fruto de una sucesión hereditaria. Una vez en propiedad, acordaron proyectar una galería comercial, "cuando empezamos a realizar los trabajos de limpieza, es que empezamos a quitarle todo lo que le habían adicionado y de esta forma pudimos llegar a la arquitectura original del siglo XVII.

La Paz, BoliviaAl sacar los escombros, los turistas ingresaban a las instalaciones para curiosear y se perdían por toda la casona y se iban muy agradecidos, pero sugerían no hacer una galería comercial. La verdad es que debido a esas opiniones modificamos el proyecto de la Casona".

NACE EL PROYECTO ARQUITECTÓNICO

Relata que después llegaron dos escritores ingleses, quienes solicitaron visitar La Casona, quedarse a dormir una noche, al parecer con el criterio de inspirarse para plasmar letras en unan crónica referente a Sudamérica "nos gustaría escribir la experiencia de dormir una noche en esta casa", dijeron los ingleses, que aún más se interesaron, cuando se les anunció que en el conventillo había fantasmas "fueron nuestros primeros huéspedes y virtualmente acababa de nacer un nuevo proyecto, porque inicialmente la idea era hacer un pequeño hostal por la superficie que tiene (550 m2) con construcción colonial y patrimonial, calificada como clase "B" y no daba para más, si pretendíamos hacer un proyecto más grande, teníamos que sacrificar parte de la restauración que ya hicimos para cocinas, salones, lavanderías y otros ambientes y el espacio era muy reducido".

Continuaron con el proyecto hostal, para lo que contrataron al arquitecto Jimmy Ledezma y al maestro restaurador Alfonso Mamani. Ambos son expertos en intervenciones a patrimonios y durante cinco años consecutivos, lograron restaurar "era un conventillo y entre que se despejaba a las personas se realizaba la intervención y el 2009 estaba listo todo el trabajo de recuperación del patrimonio. "Posteriormente nos comunicamos con la Fundación Nuevo Norte, Walisuma, ellos estaban buscando alquilar un local para exponer productos que realizaban los artesanos bolivianos y convenimos que ocupen los ambientes y estuvieron hasta hace poco. Antes nos contactaron con expertos de turismo para darnos una evaluación de las instalaciones y el diagnóstico era muy importante y que mostrarlo como un hostal de 25 habitaciones no valía la pena por el contrario había que voltear paredes para hacer más grandes las habitaciones y convertirlo en Hotel-Boutique, con un concepto Europeo", refiere.

Agrega "nos sugirieron hacer esos cambios y voltear los 25 baños que ya estaban construidos y era mover todo y con mi familia decidimos realizar esa inversión a futuro, devolviéndole a la ciudad su patrimonio, manteniendo su originalidad y convertirlo en un hotel, pero era muy caro, al final hicimos lo cambios; contratamos a dos expertas: una alemana especialista en espacios y una diseñadora boliviana, con quienes ya remodelamos tal cual está ahora el conventillo, que por ciento demoró bastante tiempo, pero la idea era lograr mostrar la originalidad de los ambientes.

Maldonado describe a que a la compra del conventillo para el 2009 se presentó una otra oportunidad de adquirir un terreno anexo, justamente en la parte posterior de la Casona con una superficie de 250 m2, lo que permitió ampliar la extensión del hotel. Este lote era también de un otro conventillo que está ubicado en la parte de atrás "compramos y con ello tuvimos el espacio necesario como para realizar lavanderías, baños, almacenes, ascensor, salones, cocinas y otros ambientes y construimos para realizar la segunda fase de obras, en la parte posterior y contratamos al arquitecto Ricardo Pérez Alcalá, quien realizó una arquitectura de integración entre lo viejo y nuevo. Finalmente concluimos las obras el 4 de junio del 2012, porque no está inaugurado todavía el Hotel La Casona, los huéspedes no nos dieron tiempo, ya que ni bien abrimos, comenzaron a llegar ".

MATERIAL DE LA ÉPOCA DE LA COLONIA

Según los dueños, en la intervención se mantuvo y mantiene el material original de la construcción del tiempo de la Colonia e incluso se rescató la cerrajería de ese tiempo, piezas que no se utilizaron y por su antigüedad son expuestas en las paredes del hotel "lo que ya no se pudo rescatar, hicimos fabricar como los ladrillos gambote con el maestro Teodosio Mamani de una ladrillería en la zona de Alpacoma en base al original, porque son más grandes que los normales y con ese material se reemplazaron en algunas gradas, paredes y otros lugares".

Debido al desgaste de las piedras en las gradas, también fueron reemplazadas con similar material "las puertas son originales, sin embargo en los pisos se colocaron materiales nuevos, ya que algunos ambientes estaban con los ladrillos muy gastados y en otros era simplemente tierra con filtraciones muy frecuentes como en la caballeriza y que fueron canalizadas".

En la construcción nueva, en el sector de atrás, tuvieron que seguir con la canalización, ya que las vertientes de la zona están por todos los lados. Hay que resaltar que la fisonomía de este conventillo, hoy Casona mantiene el material original, por ejemplo en el portón de la entrada o fachada, mantiene las cuatro cabezas de toro. Por esta figura se presume que la casa perteneció a un español, ya que estos animales trajeron los colonizadores de la época.

ENCUENTRAN UN TAPADO CON MONEDAS MACUQUINAS

Maldonado, afirma que efectivamente se encontró un tapado a fines del 2008 en plena época de lluvia, cuando los maestros albañiles se olvidaron colocar la cubierta (techo de calamina) el fenómeno natural casi inundó y remojó los ambientes. Uno de los funcionarios que le gustaba saltar en la gradas, hundió una parte. Esta situación molestó a los dueños, porque estaban construyendo y en semanas tuvieron que reponer el sector afectado.

"Primero limpiamos el lugar, luego volvimos a construir desde abajo y del arranque, pero al momento de hacer el trabajo nos topamos con una fosa con dos tapas de piedra un tanto peculiares. Junto a la tapa encontramos un sullu de llama y esto nos llamó más la atención, aunque inicialmente fueron las tapas labradas. Nos mataba la curiosidad, la primera idea que teníamos era que íbamos encontrar algo enterrado y en la medida que sacábamos las cosas comenzamos a ver unas moneditas de diferentes tamaños de manera irregular y estaban llenas de barro, cuando las limpiamos llamamos al arquitecto y al maestro, quienes nos dijeron que las monedas eran Macuquinas. Estas, estaban dispersas por todos los lados y seguimos excavando la fosa, sacando bastante tierra. Estaba marcada con ladrillo gambote y divisamos una ollita antigua (en este tipo de vasijas tienen un escudo familiar, pero estaba rota).

Las macuquinas son las primeras monedas acuñadas en la ciudad de Potosí para todo Sudamérica "eran esas, un tanto deformes. Ahora estamos haciendo un pequeño museo para que los turistas aprecien lo que encontramos en el tapado".

Posteriormente a este hallazgo, vinieron unos sacerdotes historiadores, quienes indicaron que efectivamente era una forma de tapado, que también esas fosas utilizaban para esconderse, que preveían los dueños para ocultarse de los indígenas, como también para castigar y que eso sucedió también en Potosí, Sucre.

De orfebre a orfebre vino a dar el tapado, pues desde los artesanos de Potosí hasta la manos de la familia Maldonado "creo es una compensación al cariño que le pusimos y tenemos por este bien inmueble. Además los ambientes tienen mucha energía, datan de más de 300 años y siguen firmes. Según la leyenda dicen que estos tapados están destinados a ciertas personas. Anteriormente se tenía referencia de ello, porque recuerdo mi padre le preguntó al anterior dueño Raymundo Portugal en tono de broma, si había tapados y este contestó que vinieron chinos, austriacos con detectores de metales buscando "se sabe que hay tapados, pero no hemos podido encontrar".

En ese momento quedaba como una respuesta a una broma. Esto nos entusiasmó más para seguir adelante y cuidar el Conventillo, hoy La Casona".

El entrevistado dijo que dentro de poco serán expuestas las Macuquinas con toda una referencia histórica impresa "estamos poniendo todas las medidas de seguridad para exponerlas, una parte de lo que encontramos, la idea es compartir con los paceños y turistas. Este es otro atractivo para los visitantes en nuestro departamento."// El Diario


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top