a

La Defensoría del Pueblo en la gestión 2012 recibió un total de 538 denuncias por diversas vulneraciones a derechos humanos, que fueron presentados por niñas, niños o adolescentes, explicó el defensor Rolando Villena.

De este total, 161 casos fueron presentados por niñas y niños de hasta 12 años y 377 por adolescentes entre 13 y 17 años, según informó el Defensor tras la presentación de su informe sobre la niñez en Bolivia.

Villena explicó que muchas de estas denuncias corresponden a la vulneración de derechos de otras personas, por ejemplo de sus padres, abuelos, hermanos u otros, pero que fueron gestionadas por las propias niñas y niños que “se acercaron a nuestras oficinas para demandar la restitución de derechos o denunciar casos que afectan a sus familiares”.

“La mayoría de los casos eran evidentes vulneraciones”, dijo. Relató el caso de un niño que presentó una queja por afectación a los derechos de sus padres con discapacidad auditiva.

Los niños y niñas en BoliviaLa autoridad señaló que la atención de casos que presentan las niñas y niños forma parte del nuevo enfoque de trabajo defensorial en el cual “se pretende cambiar la mirada adultocentrista y entender que todas las personas, sin importar su edad o condición, son sujetos activos de derechos y que es nuestra obligación escucharlos, entenderlos y atenderlos”.

Adelantó que este enfoque de trabajo forma parte además de la iniciativa denominada “Escucha mi voz”, una acción integral de trabajo emprendida conjuntamente Unicef que pretende promover en la sociedad y el Estado la participación directa y activa de los niños y niñas cuando se emprendan acciones y políticas que les afecten.

Señaló que esta nueva experiencia ha sorprendido a todos ya que “en estos casos, las niñas y niños han demostrado una gran sensibilidad, claridad y entendimiento preciso de sus derechos y los derechos de los demás, lo que modifica la idea que tiene la sociedad de que los niños o niñas no entienden y siempre un adulto debe hablar por ellos”, indicó.

Durante la misma gestión, además se presentaron en la Defensoría 689 casos que afectan derechos de niñas y niños, de los cuales 280 corresponden a La Paz, 278 a Oruro, 45 a Cochabamba, 26 a Potosí, 13 a Tarija, 10 a Pando y 3 a Chuquisaca.

Entre las principales vulneraciones de derechos contra la niñez en los casos recibidos se encuentran prohibición de acceso a la educación, discriminación, violencia, explotación social y laboral, libertad de pensamiento y religión, atención adecuada por servidores públicos, denegación de acceso a la salud y otros.

Las instituciones más denunciadas en vulneración de derechos de niños y niñas durante la gestión resultan las Direcciones Departamentales de Educación de Oruro y La Paz, las alcaldías de El Alto y Santa Cruz, el Ministerio Público, el Servicio General de Identificación, el Ministerio de Educación, el Órgano Judicial y la Policía Boliviana.

Del total de denuncias recibidas, la Defensoría del Pueblo logró la restitución de derechos y subsanación de 413 casos.

“La gravedad del problema es tal que precisamos que todas las instituciones nos pongamos de acuerdo en un solo propósito y que aprobemos normas específicas, que realicemos cumbres, que destinemos recursos, que hagamos campañas y que sobre todo asumamos este problema como una cuestión sustancial en la construcción de la nueva sociedad”, destacó la autoridad.// El Diario


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top