a

El informe del Tribunal Supremo Electoral (TSE), de observación y acompañamiento  al  proceso de consulta en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), fue presentado ayer al Gobierno y ratifica que la gran mayoría de sus comunidades  aprueban  la construcción del tramo II de una carretera dentro de la reserva, rechazando su intangibilidad y exigiendo una pena de 30 años de cárcel para avasalladores.

Tras recibir el informe, el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Vladimir Sánchez, manifestó que lo que ahora procede es enviar un anteproyecto a la Asamblea Legislativa para la abrogación de la Ley 180 de Intangibilidad del Tipnis, “porque el informe señala que se debe abrogar esa Ley”.

Rechazo indígena. El dirigente indígena Rafael Quispe en instalaciones del TSE en la ciudad de La Paz, que de darse la construcción de la carretera, el Gobierno “estaría cometiendo un delito, porque no hubo un adecuado consenso”. “Mientras tanto la resistencia continúa y seguiremos acudiendo a instancias internacionales”.

Cerca de un veintenar de activistas ecológicos llegaron hasta el TSE para realizar su protesta de rechazo a la construcción de la vía con consignas como “el Tipnis se respeta” y “No maten el corazón de Bolivia”.

Informe de 740 páginas. El informe consta de 740 páginas y tiene tres partes, la primera establece el contexto de la realización de la consulta, la forma organizativa, instrumentos utilizados en el proceso de observación, la segunda parte está referida a la observación de comunidad por comunidad.// El Día

Indígenas preparan demanda y otra marcha tras el informe del Sifde

Indígenas anticipan demanda y marcha internacionales en defensa del Tipnis

territorios indígenas BoliviaEl informe presentado ayer en el Tribunal Supremo Electoral (TSE), de la consulta sobre la construcción de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos por el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), será demandado ante las organizaciones internacionales, además de emprender una nueva marcha fuera del país, informó el coordinador de Fortalecimientos e Integración Política de los Pueblos, y exmallku del Consejo Nacional de Markas y Allyus del Qullasuyu (Conamaq), Rafael Quispe.

A juicio de Quispe, el informe evidencia que no hubo concertación de los comunarios de todas las regiones del Tipnis en la consulta realizada del 29 de julio al 6 de diciembre de 2012, por lo que esta debería ser declarada no válida.

“Este es un documento legal que nos sirve para mostrar a nivel internacional para evidenciar que no se ha cumplido con los principios fundamentales de la consulta, ahora como miembro de la organización internacional vamos a llevarlo para demandarlo penalmente. Este documento evidencia de que sólo han consultado al corregidor a su esposa a los niños”, manifestó.

Asimismo, el presidente de la Subcentral Tipnis, Fernando Vargas, también descalificó el informe del Sifde y reiteró que se va gestando una marcha con características internacionales, saliendo de las fronteras y con destino a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA) con sede en Washington, Estados Unidos.

La movilización, explicó, partiría de la frontera con Perú, aunque esto se definirá en reunión de corregidores próxima a realizarse, luego de la reunión con dirigentes del continente y la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA).

Mientras se realizaba la presentación del informe en instalaciones del TSE, con la presencia de autoridades gubernamentales, asambleístas del oficialismo, además de organizaciones sociales y representantes indígenas progubernamentales, un grupo de manifestantes llegó a puertas de esta instancia, rechazando los resultados del informe.

“Porque creemos que no hubo una consulta y lo que el Gobierno llama consulta podríamos decir que es una imposición, una extorsión, una falta de respeto a los derechos de los pueblos indígenas a todo el país, porque esa carretera no puede pasar por un parque nacional y menos por el corazón”, señaló uno de los activistas como parte de las organizaciones urbanas.

Al mismo tiempo, de acuerdo con el relato de uno de los indígenas de la comunidad Villa Nueva del Río Isiboro, ubicada en la zona Central del Tipnis, Cristian Moy, el corregidor de esta región llegó a La Paz a firmar un documento por algunas prebendas o regalos como un motor al Gobierno. “Por eso mi corregidor ha podido malversar y está en contra de nuestra comunidad y los comunarios no quieren la construcción de la carretera”.

Ante esos cuestionamientos, el cacique mayor del Consejo Indígena del Sur (Conisur), Gumersindo Pradel Roca, señaló que no existe ningún tipo de engaño con la consulta desarrollada por el Gobierno, por lo que más bien señaló que se debe fijar lo más pronto posible la fecha de inicio para la construcción de la obra asfáltica dentro de la reserva natural.

“Para nosotros no es engaño, porque los comunarios lo viven, lo sufren y lo piden, nada del trabajo realizado por Tribunal ha sido condicionado porque nunca en su vida han visto lo que han podido ver”, argumentó.// El Diario


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top