a

La Policía sospecha que se imprimen en Perú, donde se descubrió una megaselladora.

En el país circulan anualmente más de 30.000 billetes falsificados, de los que, en 2011, las entidades financieras lograron incautarse de un valor de 2.445.875 bolivianos, según un informe del Banco Central de Bolivia (BCB).

Sin embargo, en un sólo operativo realizado en julio de este año se descubrió una megaimprenta en el Perú, donde se incautó unos diez millones de bolivianos falsos que estaban listos para ingresar en el país.

LA CIRCULACIÓN TIENDE A DISMINUIR. El informe del BCB señala que la cantidad de billetes falsificados que circulan varía anualmente. El año pasado, el instituto emisor se incautó de 29.569 piezas, que equivalen a más de dos millones de bolivianos. Según la entidad financiera estatal, se evidencia una disminución anual del 3.5 por ciento en la circulación de billetes adulterados, que refleja “el hecho de que la campaña educativa del BCB respecto a la falsificación tiene el efecto esperado sobre la población boliviana”.

Economía bolivianaLOS CORTES DE 20 Y 100 bolivianos. Los lugares preferidos por quienes hacen circular los billetes falsos son los mercados populares. Una vendedora del mercado Rodríguez mostró un billete de 50 bolivianos que al solo toque se pudo percibir que era adulterado, además, no tenía relieves, el papel era más delgado, no tenía hilo de seguridad, ni tampoco marca de agua y el contraste no coincidía.

El BCB advierte que los billetes mayormente falsificados son los  de cortes de 20 y 100 bolivianos y en el caso de la moneda extranjera los billetes de 100 dólares.

La falsificación de los bolivianos es rudimentaria, debido a que utilizan generalmente papel bond y tintas que utilizan las impresoras corrientes. “En algunos casos, los falsificadores lavaron billetes de denominaciones con menor valor para sobreimprimir un billete de mayor valor. Otros separan el anverso y reverso de los billetes para adicionar una cara falsa”, pero hasta el momento no se encontraron réplicas perfectas, “por lo que la población puede identificarlos fácilmente”. Se deben observar la calidad del papel, la marca de agua, el motivo coincidente y el hilo de seguridad. Mediante una circular emitida en 2008, los cajeros de las entidades financieras, cuando detectan un billete falso lo reportan a sus supervisores y si se comprueba la falsedad, se procede a inutilizarlo. En las entidades comerciales, existe una autorización expresa para perforar los billetes adulterados.

CUANDO UNA ENTIDAD FINANCIERA RETIENE UN BILLETE FALSO, DEBE ENTREGAR UNA COPIA DEL ACTA DE INCAUTACIÓN A SU PROPIETARIO, QUIEN, SI TIENE DUDA PUEDE CONSULTAR EN EL Banco Central de Bolivia.// La Prensa


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top