a


Un cerrado aplauso de las dos mil almas asistentes al Coliseo del Plan Tres Mil, dio el toque final de emotividad y felicidad plena a las 378 parejas, que ayer se casaron de manera "colectiva y solidaria", a iniciativa del Servicio de Registro Cívico (Sereci) de Santa Cruz.

La ceremonia estuvo precedida por un sinnúmero de historias llenas de vida y amor, pese a que con el paso del tiempo, estas familias no lograron legalizar su situación conyugal. La mayoría ha apuntado al factor socioeconómico como la causa principal del concubinato, entendido como una convivencia "libre y sin ataduras".

"Con esta segunda versión se pretende que el Tribunal Electoral Plurinacional institucionalice este acto a nivel nacional, para legalizar esta situación", sintetizó, Emilio Sanchez, Director Departamental del Sereci.

Los recién casados.
La boda fue para toda edad, procedencia y gusto, por lo menos así lo refleja Abel Olguín Galarza (79) y Natividad Terrazas (73) una pareja de la tercera edad que por falta de documentación y dinero dejó pasar 55 años de concubinato. "No teníamos plata, nacieron mis siete hijos y mantener la familia se hizo difícil. Así pasó el tiempo", dijeron los recién casados de procedencia cochabambina. Actualmente cuentan con 30 nietos y cinco bisnietos.

Familias pobres. Según Sereci, no todas estas personas llegaron a la boda cumpliendo todos los requisitos para legalizar su situación conyugal, por lo que fue necesario incluso hacerles trámites gratuitos desde las partidas de nacimientos hasta la entrega de certificados "Algunos no estaban inscritos o no figuraban en los libros.

Esa fue una de las causas para que no se casaran", informó Sánchez.

Las historias de los recién casados no cesan, como en el caso de Betman Hoelmeg Chávez (57) y Neisy Pereyra (32)"Hace cuatro años nos conocimos.

Yo soy psicólogo y ella es estudiante de psicología. La profesión nos ha unido. Un día vino a mi consultorio, hay empezó el romance. Todavía no hemos hecho un hijo", señaló el flamante esposo.

Contratiempos.
En cambio para una pareja de la comunidad Menonita de Paurito, no le cayó bien la presencia de los medios, por lo que casi abandonan el evento. Tuvieron que mediar los oficiales de registro civil para que cumplieran su anhelo de casarse.

La mayoría dice que no se casaba por falta de dinero

Por siempre. Germán Justiniano (48) y María Teresa Pedraza (48). "Vivimos juntos hace 15 años. Mi marido es no vidente, yo siempre he estado todo este tiempo junto a él. No tenía dinero para casarnos. Los familiares nos apoyaron".

Conformes. Pedro Moreno (53) y María Claros Roca (60). "Estamos 22 años juntos. No nos hemos casado porque por entonces no había dinero y no veíamos tanta necesidad. Pero mi hija, que es la única, pidió que sigamos el ejemplo de ella".

Felices. Máximo Mendoza (70) y Delia López (74). "Mi esposa pasó muchas enfermedades en su momento y el dinero siempre hacía falta. Mis hijos al final querían que cumpla con ese deseo que parecía eterno. Hoy es una realidad feliz".

Juventud. George Torrico (24) y Norah Castro(23). "Hace cinco años que vivimos juntos. No había manera para casarnos, porque organizar cuesta mucho dinero por eso ni bien supimos de la convocatoria por la prensa nos fuimos a inscribirnos".

Charango. "Abel Olguín (79) y Natividad Terrazas (73). Yo desde jovencito le he cantado a ella con mi charango. Le sigo cantando, son dos compañeras de mi vida. A mi esposa le gusta cómo canto mis coplas de Cochabamba".// El Día

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top