a


Después de 36 días de paro, cientos de piquetes de huelga de hambre, alrededor de 4.000 ayunadores y al menos cien despidos en el sector salud, el presidente Evo Morales anunció anoche la suspensión de la aplicación del Decreto Supremo 1126, que establece aumentar de seis a ocho horas la jornada laboral de los funcionarios de esa área.

El presidente del Colegio Médico Nacional, Alfonso Barrios, y el secretario ejecutivo de la Confederación de Trabajadores de Salud, José Gonzales, ratificaron el pedido de abrogación del señalado decreto y rechazaron la sola suspensión. Por separado enfatizaron que las medidas de protesta se mantienen.

El Mandatario también dio a conocer la realización de una Cumbre Nacional de Salud, con la participación de varios sectores y organizaciones sociales, en la que se definiría la cantidad de horas que profesionales médicos y salubristas deben cumplir. Se realizaría el 27 y 28 de julio.

“Quiero esperar que en esta cumbre todos los movimientos sociales y autoridades municipales y departamentales, expertos de la comunidad internacional, participen para que el pueblo boliviano y sus trabajadores disfruten de la salud como un derecho humano. Mientras tanto el Decreto Supremo 1126 se suspende en su aplicación”, ratificó Morales.

El presidente del colegiado médico manifestó que “pedimos la abrogación ('), respecto a la suspensión, queremos tener por escrito esa decisión del Gobierno para que podamos consultar a las bases y los huelguistas, y nos movamos de forma orgánica”.

Esta consulta definirá la postura del sector a nivel nacional, pero Barrios adelantó que tanto la abrogación como otros puntos deben ser respondidos por el Gobierno para que las movilizaciones sean suspendidas: “En caso de que se abrogue el decreto y solucionen puntos, como despidos y otros que también son importantes, dejaríamos las movilizaciones”, reiteró.

Gonzáles enfatizó: “El anuncio es una burla en el conflicto que estamos viviendo. Jurídica y legalmente no hay la palabra suspensión. Lo que tiene que hacer el Presidente y el Gobierno es aprobar otro decreto para abrogar, no sólo suspender ('), así podemos considerar suspender la huelga general indefinida”.

Ambos representantes dieron a conocer que hoy habrá un ampliado que defina la postura sobre la suspensión. Aunque anoche hubo reuniones de salubristas, estudiantes y galenos. Dirigentes regionales manifestaron su inconformidad con el anuncio presidencial y ratificaron que los bloqueos, los piquetes de huelga de hambre y el paro médico se mantienen hasta la anulación del 1126, reportaron los medios.

Respecto a la cumbre, el presidente del Colegiado Médico de La Paz, Luis Larrea, enfatizó que debe ser con los actores del área de Salud. “Los movimientos sociales no tienen nada que ver, pero sí los profesionales, cajas, trabajadores en salud, universitarios y organismos internacionales”, reportó la red ERBOL.

    Conflictos socialesMujer herida tiene 20 días impedimento

Con la pierna izquierda colgando de caballetes y vendas, Miriam Flores recibió ayer el diagnóstico de 20 días de impedimento por sufrir artritis post traumática, según testimonió ella ante las cámaras de la Red Unitel.

Ella es una de las dos personas heridas en ell desbloqueo ocurrido el jueves pasado por la Policía en la Autopista que une La Paz con El Alto, debido a que estudiantes de Medicina cerraron el paso de esa ruta troncal.

Flores denunció que una granada de gas impactó a su pierna y ante cámaras ayer retó al coronel Alberto Aracena, a que demuestra que ella cayó y no que fue agredida.

    Los retrocesos

  • Gasolinazo El Gobierno tuvo que retroceder en su decisión de aumentar los precios de los carburantes, establecida en el decreto 748 del 26 de diciembre de 2005. Fue abrogado el 1 de enero de 2011, ante el evidente rechazo de la población.
  • Aumento El litro de gasolina aumentaba de 3,74 bolivianos a 6,47 bolivianos, un incremento de 73%; la gasolina especial, de 4,79 a 7,51 bolivianos (57% de aumento) y el diésel de 3,72 a 6,80 bolivianos (82% de incremento).
  • Carretera El 27 de septiembre del año pasado, el Presidente dio a conocer su decisión de suspender la construcción de la carretera a través el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).
  • Efectos Esa decisión se tomó después de iniciarse la VIII marcha indígena y la represión policial contra la misma.// Página Siete

_____

Morales frena decreto, pero no la protesta

Luego de una semana conflictiva y hasta violenta,  el gobierno del presidente Evo Morales retrocedió en su posición de sostener el Decreto 1126, referido a las ocho horas laborales y suspendió anoche la vigencia de la norma que no era aceptada por los trabajadores de salud del país. Al mismo tiempo convocó a una "cumbre de salud para generar un debate sobre la situación actual del sistema de salud.

Inmediatamente conocida la noticia los médicos y los trabajadores de salud en Santa Cruz, anunciaron no estar conformes con la determinación del gobierno, por lo que exigen que dicha norma sea derogada definitivamente para entablar un nuevo debate.Una salida ante la urgencia. Afligido por las presiones sociales de los salubristas del país, el Presidente de la República decidió "suspender" la aplicación del Decreto Supremo 1126 que establecía el horario laboral de ocho horas para el servicio público y la seguridad social. La norma no pudo ser implementada debido al prolongado paro médico y la huelga general instaurada hace veinte días en el país.

Además, el mandatario determinó convocar una Cumbre Nacional de Salud, donde participarán organizaciones sociales y otras instituciones para hacer una restructuración al sistema de salud. La misma se llevará adelante el 27 y 28 de junio próximo.

"Esta nueva cumbre no solo es para debatir las ocho horas de trabajo o tal vez más horas de trabajo como hacen algunos médicos", dijo el mandatario en un sorpresiva conferencia de prensa en Palacio de Gobierno

Respuesta al anuncio. "No vamos a suspender ninguna medida de presión porque esto es un anuncio que no cambia nada; al contrario, es una actitud distractiva del gobierno", dijo tajantemente anoche,  Johnny Caballero, ejecutivo de los Trabajadores de Salud de Santa Cruz, en contacto con El Día, luego del mensaje público desde La Paz, del presidente Evo Morales.

Por su parte, Omar Gandarillas, secretario general del Colegio Médico Departamental, enfatizó que solo podrían acudir a la gran cumbre social si el gobierno deroga o anula definitivamente el Decreto 1126.

"Nosotros no aceptamos el término de la suspensión porque no nos dice nada. El Presidente debe anular esta norma para que así podamos iniciar una nueva etapa de debate nacional con el gobierno para encarar un nuevo sistema de salud para Bolivia", señaló.

Más cuestionamientos. El anuncio no hizo mella en la postura de los trabajadores de salud y de los médicos. Caballero hizo énfasis en que no son las ocho horas el problema, sino el debate de la salud a partir de la transformación profunda del estado actual en que se encuentran los hospitales, su equipamientos, los ítems y el servicio que se brinda a la población.

"El gobierno quiere distraernos para que en esa cumbre participen sus organizaciones sociales políticas como los campesinos, las Bartolinas y sus interculturales masistas. Nosotros también exigimos que si hay cumbre solo debe ser de trabajadores y profesionales de salud", enfatizó.

El jefe de Relaciones Públicas del Colegio Médico de Bolivia, señaló que el presidente Evo Morales con ese anuncio, sostiene la postura de distraer la atención y desmovilizar a todo el sector de salud para mostrarse muy diplomáticamente en la Cumbre de la OEA, a celebrarse en la ciudad de Cochabamba entre el 3 y 5 de junio.

"Si con los indígenas del Tipnis  lanzó una Ley de Intangibilidad, y   al día siguiente cambió las cosas, igual nos quiere hacer a nosotros. El anuncio es para salvar la cumbre de la OEA, para eso nos empezaran a cazar a todos los dirigente con persecuciones y procesos. Entonces, solo será creíble su postura si anula definitivamente este decreto".

La reacciones en el país. El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, aseveró anoche a Erbol, que la demanda del sector, para poner fin al conflicto, es la abrogación del Decreto Supremo 1126, que amplía la jornada laboral a 8 horas, y no la suspensión como lo anunció el presidente Evo Morales, por lo que ratificó que las movilizaciones continuarán en los próximos días.

“Lastimosamente hemos escuchado el anuncio del presidente (Evo Morales), pero eso de la suspensión nosotros no hemos pedido, tal vez es un lapsus del Presidente, es la abrogación (lo que queremos)”, sostuvo el dirigente de los médicos paceños.

Larrea reiteró que las medidas de presión se mantendrán conjuntamente con las acordadas por la Central Obrera Boliviana (COB), para la siguiente semana. “El anuncio del Presidente no está desmovilizando nada, lo que estamos haciendo ahora es consultar a las bases y ellas van a decidir qué posición se va a tomar, pero la posición primera es la abrogación de la norma (1126)”, apuntó.

La medidas siguen en Santa Cruz. Tanto médicos y trabajadores, ante esta situación, coincidieron en señalar que las medidas de presión como el paro y la huelga de hambre indefinida se mantienen vigentes al menos durante este fin de semana. A partir del lunes estarían tomando otras acciones más radicales, señaló Johnny Caballero, ejecutivo de los trabajadores.

Una jornada convulsionada en el país. En distintos puntos del país el conflicto de salud se mostró en medio de bloqueos, marchas y enfrentamientos. Por su parte la Confederación de la Universidad Boliviana, en solidaridad con los salubrista ha decretado un paro indefinido en el país. En la zona de La Apacheta de la ciudad de El Alto, se registró ayer un bloqueo de los médicos y trabajadores, el mismo tuvo que lidiar con la amenaza de grupos sociales afines al MAS. Por su parte, el gobierno reconoció que policías infiltrados operaban en la UMSA.

“Con la abrogación seguro que asistimos a cualquier cumbre porque nosotros hemos alistado una cumbre a nivel nacional. Los movimientos sociales no tienen nada que ver  con lo que es salud" Luis Larrea - Colegio Médico de La Paz

"Asistiremos con gusto a la cumbre si Evo anula el Decreto. Pero esas cumbres tienen que ser entre profesionales de salud, trabajadores y el gobierno. No a los movimientos sociales que son manipuladas'. Omar Gandarillas - Comité de Movilizaciones de los Médicos

"Esta cumbre no solo es para debatir las ocho horas de trabajo. O tal vez más horas de trabajo como hacen algunos médicos'. Evo Morales Ayma - Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia

Apuntes

Una semana sin soluciones concretas

Decreto. Fue lanzado el pasado 17 de enero, cuya aplicación debió ser a principios de abril, con un proceso de reglamentación que no se cumplió.

Conflicto. Primero los trabajadores de Salud, luego los médicos ingresaron con el paro de atención al público de la consulta externa. Desde hace veinte días sostienen una huelga de hambre indefinida en todo el país.

Bloqueos. Desde el lunes comenzaron a bloquear las principales carreteras del país. En este caso el gobierno arremetió brutalmente con la policía lo cual derivó en algunas regiones del país en acciones violentas.

Suspensión. Al momento no ha cambiado nada el anuncio gubernamental. Los sectores de salud piden la anulación del decreto y además exigen reglas claras para la Cumbre.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top