a


Una mayoría del 52% de la población boliviana desaprueba la política económica vigente en el país, mientras un 29% la aprueba y un 19% no precisa un criterio, de acuerdo al último Informe de Ipsos Apoyo, que realizó una encuesta entre el 11 y el 25 de abril a 1.066 personas en las nueve capitales departamentales más El Alto, además de 12 ciudades intermedias y 31 localidades del área rural.

Está ligado con la inversión. Para el presidente del Colegio de Economistas, Marcelo Núñez, la población ve que pese al aumento de salarios y al manejo inflacionario de la inflación, los bolivianos sienten afectada su economía.

"Los hombres de Estado que manejan la política económica se lanzan constantemente flores porque según ellos tenemos reservas internacionales como nunca antes vimos, $us 12.000 millones, exportamos más de lo que importamos, se otorgan tres bonos a las familias, sin embargo, el poder de compra o adquisitivo de los salarios es cada vez menor", señaló.

En ese sentido, el economista Armando Porcel, indicó que la población activa "sintió" la contracción de la economía, así como también la "bolivianización", distrajo al Gobierno de generar políticas sociales.

"Por ello hoy tiene abiertos varios frentes en conflicto reivindicando el problema salarial que se creía olvidado", recalcó.

Diferencias entre la ciudad y el área rural. En el área urbana la percepción de la población respecto a la política económica es aún más crítica, ya que el 57% la desaprueba, ante un 27% que la aprueba.

En el sector rural, la desaprobación baja a un 43%, mientras la aprobación alcanza a un 33%. Si solo se tomara en cuenta a las cuatro ciudades del eje troncal (Santa Cruz, La Paz, El Alto y Cochabamba), la desaprobación alcanza a un 56% y la aprobación al 28%.

Para Núñez esto se debe a que la gente del campo cuando emigra a la ciudad espera oportunidades de trabajo mucho mayores en la ciudad.

Economía boliviana"En la actualidad el área rural demanda más empleo que el urbano, la diferencia está en que los salarios son muy bajos, la gente del campo migra a la ciudad en busca de mejores días, sin embargo, conseguir empleo es cada vez más difícil", indicó.

En ese sentido, Porcel dijo que las diferencias entre el área rural y el urbano se debe a las políticas implantadas por otros gobiernos, como la Ley de Participación Popular. "A estos sectores los ilusionan de un cambio que en lo económico para cada ciudadano rural de a pie no tiene ningún efecto y menos aun para los pequeños productores", dijo.

Además, recalcó que fueron desatendidos varios sectores agrarios cuando se importaron productos derivados de los que se cultivaban en Bolivia, como la harina, acotando que las nacionalizaciones hicieron perder la confianza al sector productivo.

Trabajo
La perspectiva dentro de doce meses

Pesimismo en la población. Respecto a cómo cree que estará la posibilidad de encontrar trabajo dentro de 12 meses, el 36% de la población del país afirma que será peor a la situación actual. Un 14% piensa que mejorará y un 43% cree que estará igual, sin diferencias.

Las ciudades, otra vez críticas. A nivel urbano, la percepción es más crítica. Un 37% cree que la posibilidad estará peor, un 42% igual y tan solo un 11% mejor. En el área rural un 28% cree que estará peor, un 45% igual y un 14% mejor.// El Día

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top