a


Pese a la promulgación del decreto supremo 1232 que instruye la inaplicabilidad de las ocho horas de trabajo para el sector salud, médicos y estudiantes de medicina volvieron a movilizarse por arterias del centro paceño que derivaron en nuevos enfrentamientos con las fuerzas del orden.

Al menos un centenar de estudiantes de medicina de Oruro, Sucre y Cochabamba llegaron esta mañana para apoyar a los universitarios paceños que no aceptan el preacuerdo firmado por el sistema universitario con el gobierno ni la suspensión del decreto 1126.

Al terminar la marcha que realizaron los estudiantes por el eje troncal de La Paz se apostaron en inmediaciones del ministerio de Salud en la plaza del Estudiante donde instalaron un mitin en rechazo al decreto 1232.

Decenas de policías antimotines comenzaron a lanzar gases contra los manifestantes que intentaban ingresar a dependencias del ministerio citado por todas las calles que colindan con la entidad.

Los enfrentamientos se extendieron hasta el atrio del monoblock de la Universidad Mayor de San Andrés.

Los miembros del ente verde olivo denunciaron que los manifestantes les tiran papas con clavos incrustados y petardos que van directamente a los cascos de los efectivos.

Según el reporte de canales televisivos un trabajador de medio de comunicación, un policía y un estudiante resultaron heridos.// La Razón

__________

Choque entre policías y universitarios dejó varios heridos

Conflicto social BoliviaUna protesta de universitarios y médicos bolivianos terminó ayer en La Paz con violentos disturbios cerca del Ministerio de Salud, pese a que el Presidente Evo Morales emitió un decreto que suspende el aumento de seis a ocho horas de la jornada laboral en los hospitales estatales.

Centenares de universitarios que llegaron a La Paz desde varias regiones, además de médicos, intentaron tomar el Ministerio de Salud para exigir a Morales que anule definitivamente, y no solo suspenda, un primer decreto que aumenta la jornada laboral y que los tiene movilizados desde hace ocho semanas.

Los manifestantes lanzaron piedras y dispararon canicas a los agentes, que respondieron con gases lacrimógenos y potentes chorros de agua para dispersarlos.

Los disturbios, que se prologaron por más de dos horas, dejaron cinco agentes heridos, informó a los medios el Comandante de la Policía de La Paz, Coronel Alberto Aracena.

Seis estudiantes fueron afectados por los gases lacrimógenos y otros dos fueron detenidos, indicó el Presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea.

Morales y sus Ministros aprobaron ayer un Decreto prometido a los trabajadores de la salud y a la Central Obrera Boliviana (COB), que suspende la jornada de 8 horas en los hospitales estatales, restituyendo las 6 diarias.

Morales ha cedido varias veces en los últimos años ante presiones de sectores movilizados, la primera cuando hace dos años se retractó de un "gasolinazo" que aumentaba los precios de los combustibles hasta en un 84 % y causó disturbios callejeros, en el primero de varios sonados "reculazos".

El Ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, dijo en rueda de prensa que ya "no hay motivo para que los médicos continúen con su paro", iniciado el pasado 28 de marzo.

La nueva norma señala que la jornada de ocho horas se suspende "en tanto se realice la Cumbre Nacional de la Revolución de Salud", nombre oficial de una reunión sobre el sector convocada por Morales para julio próximo.

El gobernante logró desmovilizar a los empleados de la salud y a la COB, que también hicieron huelgas contra la medida, pero los médicos y universitarios mantienen las protestas para que se derogue definitivamente el primer decreto.

Los galenos, uno de los colectivos más combativos en los disturbios de varios sectores en los dos últimos meses, rechazan el aumento de su jornada porque Morales la decretó sin consultarles y sin ofrecer nada a cambio, y porque, según ellos, atenta contra una conquista laboral de hace 40 años.

Quintana dijo que el Gobierno, en horas bajas de popularidad según encuestas de medios locales, "continúa dispuesto" a dialogar con los médicos, que analizan en asambleas el futuro de sus protestas tras la aprobación del nuevo decreto.

Entre tanto, sigue la marcha de la Amazonía a La Paz de los nativos del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), iniciada el pasado 27 de abril, la segunda en menos de un año, contra una carretera promovida por Morales y financiada por Brasil en esa reserva.

Los indígenas ya recorrieron unos 150 kilómetros desde la ciudad amazónica de Trinidad hasta Totaizal, pueblo en el que reposan desde el lunes, y les faltan cerca de 459 hasta La Paz por caminos muy difíciles, subiendo desde casi el nivel del mar hasta los casi 4.000 de altitud de esta ciudad.

Unos 20 caminantes, la mayoría niños, fueron evacuados a hospitales de poblaciones vecinas, afectados por enfermedades respiratorias a causa de un temporal de lluvias en la región que ha anegado los caminos, según un informe de la Fundación Tierra, que apoya la caminata.

Se procesará a universitarios

El Viceministro de Régimen interior, Jorge Pérez, la noche del miércoles, anunció que iniciará procesos contra estudiantes de varias universidades estatales que llegaron a la sede de Gobierno y que actuaron con violencia contra los efectivos del orden, que resguardaban instalaciones públicas.

Lamentó el uso excesivo de violencia por parte de los estudiantes, particularmente el uso diversos objetos dentro de los petardos que llegaban como esquirlas a la humanidad de los efectivos. Además denunció el uso de explosivos caseros (bombas molotov), jeringas con formol, cartuchos de cohetes, entre otros artefactos.

"El Ministerio de Gobierno ha iniciado una acción penal, hemos presentado una denuncia de manera formal a conocimiento del Ministerio Público a efecto de que investigue estos hechos. Se pueda dar con los autores que se los procese y se los condene, porque consideramos que este tipo de hechos violentos no se puede permitir", acotó.

El Director Departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Coronel Roberto Campos, informó que el Subcomandante de la Policía de La Paz, Coronel Jhonny Troncoso resultó herido a consecuencia de una agresión física por parte de un estudiante.

"A horas 14:30 aproximadamente ha sido conducido el estudiante Javier Ríos Huanca, en la Plaza del Estudiante, el mismo que ocasionó de lesiones leves a graves, a un oficial de alta graduación de la Policía, por ese hecho fue arrestado y se condujo a un hospital policial con la finalidad que le hagan una valoración", explicó el jefe policial.

Además del Coronel Troncoso resultaron heridos: el Capitán Alen Acosta Aguilar, el Subteniente Víctor Hugo Saavedra, el policía Jhonny Callalla Quispe.

En tanto, que el camarógrafo de la cadena internacional de noticias CNN, Cristian Rossendy, sufrió el impacto de una esquirla metálica en el labio superior y parte de la nariz, una herida que obligó a su internación en un centro hospitalario.

La periodista Carolina Ulloa, perdió el conocimiento tras inhalar gases lacrimógenos empleados por la policía para dispersar a manifestantes, mientras el fotógrafo Gastón Brito, fue alcanzado por un petardo en la pierna derecha, que no le impidió continuar con su labor.

Continuidad

Frente a la represión policial, los profesionales médicos aseguraron que la lucha continuará y ese sector exige la abrogación de la norma que pretende obligarles a trabajar ocho horas diarias desconociendo disposiciones que están apoyadas por la actual Constitución Política del Estado.

El Director de la Facultad de Medicina de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Fernando Romero manifestó que "un Decreto que suspende, en la esencia tiene la intención de mantener la amenaza permanentemente y puede ser activado en cualquier momento".

Agregó el Decreto 1126 debe ser abrogado porque es inconstitucional y afecta a la salud del pueblo boliviano.

Informó que los cuatro estudiantes detenidos fueron liberados en horas de la tarde, después que autoridades de la UMSA gestionaran la libertad de los mismos. En las siguientes horas se evaluará la situación para determinar medidas más radicales conjuntamente los estudiantes y docentes de universidades del interior.

Indicó que su sector está molesto y se siente agraviado por la forma del trato y continuará la lucha con más fuerza para luchar por los derechos de los estudiantes, la universidad y los profesionales.// Jornada

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top