a


Una buena faja y mucho ejercicio te ayudarán a recuperar el vientre firme después del parto. Lo primero que suele preocupar a las mujeres que dan a luz es volver a tener el abdomen que tenían antes. “Hay que ir poco a poco porque nuestro cuerpo ha sufrido muchas trasformaciones y lo mejor es empezar con una buena faja”, sugiere Emilia, una abuelita que tuvo cinco hijos.

Para los ejercicios es mejor esperar unos 40 días o más después del nacimiento del bebé para iniciar tu rutina. Antes debes consultar a tu médico para saber si ya estás en condiciones de hacer esfuerzos.

La faja, se haya tenido un parto natural o una cesárea, es necesaria. “La musculatura debe fortalecerse y endurar. Estar fajada ayuda bastante y te da seguridad”, explica Emilia.

Rosa, otra de las awichas, recomienda preparar ciertos ungüentos que, según asegura, funcionan bien.

“Coloca en un frasco un poco de romero, ruda, cáscaras de nuez y alcohol y deja reposar la mezcla durante un par de meses. Cuando tu bebé haya nacido, debes aplicar la preparación sobre tu abdomen varias veces al día y luego fajar hasta transpirar. Para limpiar utiliza paños de agua bien fría”, recomienda Rosa.

Cuidando la líneaAbdominales

Échate boca arriba con las rodillas flexionadas, los pies separados y las manos en la nuca. Elévate lentamente hasta chocar la cabeza con las rodillas, retrocede y repite la acción.

Líquido

Bebe dos litros de agua al día, además de otros líquidos como sopas, jugos y leche. Ésta elimina toxinas e incrementa el gasto calórico ayudándote a disminuir el exceso de peso.// La Razón

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top