a

La cuarta semana de conflictos que comenzó ayer en Bolivia, estará marcada por la huelga de 48 horas que encabeza este martes la Central Obrera Boliviana (COB) por mejores salarios, endurecida por casi 25 días de una huelga en Salud que tiende a masificarse y por el inicio el miércoles de una nueva marcha de indígenas contra la carretera que el Gobierno impulsa en la reserva natural del Tipnis.

La COB ratificó el inicio de un paro de 48 horas a partir de las cero horas de este martes en demanda de una atención integral a su pliego laboral, situación que ha merecido el respaldo de fuertes sectores como Salud y Educación.

El dirigente de la COB, Gregorio Coronel declaró que la organización sindical para este martes y miércoles para exigir al Gobierno del Presidentes Evo Morales un aumento salarial general superior al 7 % ofrecido para este año.

Según el sindicalista, Morales "no está dando una respuesta favorable" a su petición de considerar que un trabajador en Bolivia debe tener un ingreso mensual de al menos Bs. 8.286 para cubrir una "canasta familiar básica" para "subsistir dignamente".

El sueldo mínimo en Bolivia es de Bs. 814 mensuales y el salario medio de Bs. 3.800, según cifras de 2011.

El Gobierno también ha ofrecido subir un 18 % al salario mínimo.

Los dirigentes de la COB anunciaron que este martes liderarán una marcha entre las ciudades vecinas de El Alto y La Paz, sede del Gobierno y el Legislativo, igual que en la huelga de 24 horas que encabezaron hace dos semanas y que fue seguida parcialmente.

Por su parte, otro dirigente sindical, Octavio Urquizo informó que el paro movilizado expresa el descontento del pueblo. La COB exige al Gobierno políticas concretas de reactivación del aparato productivo a partir de la actividad minera e insiste en que son pequeños los avances logrados hasta la fecha.

El ente laboral considera que la peor crisis de este momento para el pueblo boliviano es el tema del desempleo, por lo cual exigen reactivar los proyectos productivos y la industrialización real de los hidrocarburos.

Conflictos socialesMaestros van al paro

Entre tanto, el ejecutivo de la Confederación de Maestros Urbanos, Jorge Baldivieso, informó que se acatará el paro convocado por la COB que hizo llegar la invitación del Ministerio de Educación para trabajar en la comisión tripartita y avanzar en el tema de nivelaciones.

Por su lado, el dirigente de la Confederación de Maestros Urbanos de Bolivia, Federico Pinaya, a tiempo de confirmar el paro, aconsejó al Gobierno a que en vez de hacer advertencia deberían de una vez convocar al Comité Ejecutivo de la COB para hacer propuestas concretas para discutir.

Indígenas alistan marcha

Mientras, el miércoles, los nativos del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) iniciarán una nueva marcha a La Paz, la segunda en menos de un año, para intentar frenar definitivamente la construcción de la carretera que atravesará esa reserva natural.

Los indígenas partirán desde el pueblo de Chaparina, 350 kilómetros al noreste de La Paz, donde en septiembre pasado la policía reprimió la primera marcha de nativos amazónicos.

La movilización es una respuesta al nuevo intento de Morales de reactivar el proyecto mediante una consulta entre pueblos indígenas sobre la carretera que, según el mandatario, debe atravesar la reserva del Tipnis para unir los departamentos de Cochabamba y Beni.

El Presidente de la subcentral del Tipnis, el dirigente indígena Fernando Vargas, afirmó que los nativos no quieren "tumbar" a Morales sino impedir que actúe como "totalitario".

"Nuestro interés es que este Gobierno aprenda a respetar los derechos de los pueblos indígenas", indicó Vargas.

A dos días del inicio de la caminata hay tensión en pueblos de la Amazonía donde hay amenazas de choques entre quienes defienden el parque y los que apoyan el proyecto de la carretera.

Vecinos, comerciantes y chóferes del pueblo amazónico de San Ignacio de Moxos, leales a Morales, bloquean una ruta para evitar la llegada de indígenas a Chaparina y otros grupos atacaron el fin de semana una radio de nativos que informaba sobre la protesta.

Además, ayer comenzó la cuarta semana de una huelga indefinida de médicos y trabajadores en Salud contra un Decreto de Morales que aumenta de seis a ocho horas su jornada laboral.

La medida ha sido respaldada por huelgas de hambre de centenares de médicos y universitarios de facultades de Medicina.

El Presidente del Colegio Médico de Bolivia, Alfonso Barrios, y su Vicepresidente, Bernardino Fuertes, abandonaron el domingo debilitados una huelga de hambre que cumplió doce días.

En la ciudad de Santa Cruz un médico se cosió ayer los labios y en El Alto un grupo de sanitarios se extrajo sangre para escribir pancartas exigiendo ser beneficiados por la ley del Trabajo, de la que ese sector está excluido.

El Gobierno convocó a la COB a seguir dialogando sobre sus demandas, invitó a los indígenas a hacer lo mismo y ha pedido que los grupos que bloquean rutas a los nativos suspendan esa medida.// Jornada

______________________________

Magisterio urbano acatará paro y suspenderá sus labores

La Confederación de Maestros Urbanos de Bolivia determinó acatar el paro de 48 horas decretado por la Central Obrera Boliviana (COB) en demanda de un mayor incremento salarial, por lo que instruyeron a las federaciones de maestros de todo el territorio nacional suspender las labores escolares este martes y miércoles en busca de lograr la flexibilización del Gobierno.

El secretario ejecutivo de la Confederación de Maestros Urbanos de Bolivia, Jorge Baldivieso, informó ayer que a pesar de las diferencias con las federaciones de La Paz y Oruro, espera que el paro sea contundente y logre el objetivo de conseguir un incremento salarial de más del 7 por ciento.

Baldivieso lamentó que las federaciones del magisterio urbano de La Paz y Oruro hayan actuado de manera política en el conflicto con el Gobierno.

En ese marco, la Confederación garantizó la participación de su sector en el paro de 48 horas convocado por la Central Obreras Boliviana (COB) para este martes y miércoles.

Al respecto, el ejecutivo del magisterio urbano nacional, Federico Pinaya pidió a sus bases la activa participación en la medida de presión y aclaró que el acuerdo que alcanzó la dirigencia con el Gobierno no tiene nada que ver con la lucha por un mejor salario que encabeza la entidad matriz de los trabajadores.

“Ya hemos emitido las instrucciones a todas las federaciones departamentales y regionales para acatar este paro de 48 manera militante y movilizada en todo el territorio nacional”, afirmó el representante sindical.

“El Gobierno en vez de perder el tiempo en amenazas de descuentos y despidos debería convocar a la COB para hacer propuestas concretas, porque el eludir sus responsabilidad sólo exacerba más los ánimo de los trabajadores y como todos los años va ser confrontación”, afirmó el ejecutivo del magisterio urbano.

_________________________

Médicos radicalizan medidas de presión

Casi medio centenar de salubristas recibieron ayer su carta de despido del Gobierno por no asistir a sus fuentes laborales; entretanto, los médicos en Santa Cruz, ante la intransigencia de autoridades, determinaron radicalizar las medidas de presión. Uno de ellos se cosió los labios.

El diálogo entre Gobierno y trabajadores en salud volvió a fracasar, luego que ayer, en horas de la mañana y la noche, ambos sectores se reunieran para dilucidar el tema del Decreto Supremo 1126, sin lograr avances significativos.

En La Paz el centro del conflicto fue nuevamente la avenida Saavedra de Miraflores donde se encuentra el complejo hospitalario y la Facultad de Medicina de la UMSA.// El Diario


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top