a

La juez Tercero de Instrucción en lo Penal de El Alto, Karina Barea, determinó ayer la detención preventiva de Félix Fernando Yupanqui Condori, alias “El Matón” y Adalid Mamani Paz, alias “El Botija”, en el penal de máxima seguridad de Chonchocoro, tras ser acusados por el asesinato de los hermanos y periodistas, Verónica y Víctor Hugo Peñasco Layme.

La audiencia de medidas cautelares en contra de los acusados se cumplió ayer en la Sede de Gobierno, en ambientes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

Inseguridad en BoliviaEl fiscal Santos Valencia mencionó que, de acuerdo con la evidencia material y documental presentada, la juez determinó la detención preventiva de Yupanqui y Mamani.

“Se demostró y presentó los dos requisitos del artículo 233 del Código de Procedimiento Penal (CPP), los cuales son la existencia del hecho, (en este caso, hay dos víctimas que fallecieron el 25 de febrero cuando fueron atracadas y estranguladas por estas personas); asimismo, se pudo establecer que los ahora detenidos no van a acatar al llamado de la Ley, por lo que existen riesgos procesales de fuga y obstaculización”, afirmó.

“También se reconoció uno de los celulares encontrados en el operativo policial y probablemente ese teléfono móvil es de una de las víctimas. Todo aquello se comprobará en los laboratorios científicos”, sostuvo.

Otra de las pruebas que incriminó a los antisociales fue el “modus operandi” que les era característico; quedarse con la prenda íntima de sus víctimas, la misma que guardaban como trofeo luego de haber cometido sus fechorías. La cronología del hecho se detalla así:

El pasado 25 de febrero en horas de la madrugada, los hermanos Peñasco salieron de su domicilio con destino a su trabajo. A las 06.45, la Unidad de Bomberos de El Alto dio parte sobre la muerte de dos personas en el camino a Laja.

A las 07.35, la División Homicidios de la Felcc procedió al levantamiento de los dos cadáveres, se trataba de los hermanos y periodistas Peñasco Layme.

El 7 de marzo, se hizo la aprehensión de “El Matón” y “El Botija”, gracias a la cooperación de los grupos de Inteligencia de la Policía Boliviana y de la Felcc. Además, también se encuentran dos personas identificadas, pero que están prófugas, entre ellas “La Hilda”.

DATOS

Muchas evidencias se destruyeron cuando vecinos de la zona 16 de Febrero de El Alto procedieron a quemar pertenencias que hallaron al interior de las viviendas de los supuestos cogoteros, sucediendo lo propio con dos vehículos. Según la Policía, aquello puede entorpecer la investigación, ya que podría haberse constituido en factor determinante para esclarecer totalmente el caso.// El Diario

____________________________________

“El Matón” confesó su crimen en una farra

IMPUTADOS. “El Matón” y “El Botijas”, ayer durante la audiencia de medidas cautelares en La Paz. - García Gonzalo La Prensa

El defensor de los presuntos cogoteros protestó contra la decisión de una juez alteña.

Después de conocerse el asesinato de los periodistas Verónica y Víctor Hugo Peñasco Layme, efectivos de Inteligencia se movilizaron en busca de pistas para localizar a los presuntos autores del crimen, y recibieron, según una fuente del Ministerio Público, informes de que en una cantina de la ciudad de El Alto, los principales sospechosos revelaron sus participación en el hecho, mientras bebían.

La juez alteña Karina Barea ordenó ayer la detención preventiva de Félix Y.C., alias “El Matón”, y Adalid M.P., alias “El Botijas”, en el penal de Chonchocoro, al haber encontrado indicios de que intervinieron en el atraco del 25 de febrero.

La imputación correspondiente fue presentada por el fiscal Santos Valencia en la audiencia de medidas cautelares, que tuvo lugar en instalaciones de la fuerza anticrimen, por seguridad.

La fuente de la Fiscalía reveló que en un primer momento, después del crimen, los asesinos mostraban las prendas de vestir y objetos robados a sus víctimas, como si se trataran de trofeos.

Luego de estallar el escándalo, sin embargo, los dos amenazaron a sus cómplices para que guarden silencio, dada la magnitud de la condena popular por el doble asesinato. Fue la pista que permitió arrestar a los dos sospechosos, que fueron detenidos.

El abogado defensor DE LOS IMPUTADOS, GUILLERMO LLACSA, reaccionó ayer indignado por la decisión de la juez alteña Karina Barea de ordenar la detención preventiva de sus clientes. El jurista aseguró que sus clientes son inocentes y que la Policía debe encontrar a los verdaderos asesinos. Tampoco ocultó su molestia cuando conoció que un vecino alteño, quien pidió no ser identificado, declaró que, junto con sus defendidos, atracó su casa, lo golpearon y maniataron para robarle cuanto objeto de valor poseía. Llacsa, quien fue acusado por esa persona de no ser abogado de los presuntos asesinos, sino su cómplice, negó el extremo. La defensa de los detenidos preventivos apelará la decisión judicial.

“Los elementos fundamentales que se presentaron son las prendas de vestir de Verónica y otras víctimas.

Ambos imputados tienen antecedentes penales, por lo que se solicitó la detención en Chonchocoro”.

Santos Valencia / Fiscal del caso

CARGO Y DESCARGO

PRUEBAS

En el domicilio del principal imputado, Félix Y.C., efectivos policiales encontraron prendas de vestir presuntamente pertenecientes a sus víctimas.

Cuerdas plásticas con las que aparentemente estrangulaban a las personas.

Joyas, teléfonos celulares, cargadores de baterías, que se sospecha pertenecieron a las víctimas Armas blancas, palancas de fierro y herramientas.

ANTECEDENTES

El defensor de los imputados dijo que los antecedentes penales de sus clientes se remontan a 10 años atrás, por lo que han prescrito.

Félix Y.C. fue imputado del asesinato de una librecambista en febrero de 2001, por lo que fue detenido preventivamente en el penal de San Pedro.

El abogado Guillermo Llacsa dijo que emplear esos argumentos en este proceso puede dar lugar a la apertura de otro juicio penal por delitos contra el honor de sus defendidos.

Exigió a las autoridades policiales el esclarecimiento del caso y que no se busquen “chivos expiatorios” para saciar la sed de justicia de los vecinos de El Alto.// La Prensa

_____________________________________

Inteligencia escuchó a Yupanqui revelar datos

Según el fiscal del caso, Santos Valencia y altas fuentes policiales, Félix Yupanqui, uno de los presuntos autores del asesinato de los hermanos periodistas Verónica y Víctor Hugo Peñasco, reveló a sus amigos que él fue quien abusó y mató a la joven.

“El Grupo de Investigación de Casos Especiales (GICE) organizó un seguimiento minucioso para dar con el paradero de estas personas”, informó Valencia.

Por otro lado, una alta fuente policial de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) informó a Página Siete que días después del crimen, Yupanqui se reunió con unos amigos en una cantina donde, entre copas, contó haber violado y asesinado a la periodista en un vehículo.

“Tenemos informes de gente de Inteligencia que escuchó a Yupanqui contar que él fue quien abusó sexualmente de la comunicadora. Lo hizo para tener el respeto de los que estaban ahí, lo contó como si hubiera alcanzado un triunfo”, informó ayer la fuente a este medio.

Esta supuesta revelación de Yupanqui fue considerada como un indicio para el Ministerio Público, ante la imposibilidad de conocer la versión de los implicados pues, tras su detención, tanto Yupanqui como Adalid Mamani se acogieron al derecho del silencio.

Por su parte, el abogado de ambos aprehendidos, Guillermo Llajsa, aseveró que sus clientes son inocentes y enfatizó que no se encontró ningún indicio contra ellos. “El vehículo y otras supuestas evidencias fueron quemados por la población. Ha desaparecido todo posible indicio que la Fiscalía pretendía encontrar”, manifestó, en referencia a los saqueos y destrozos que los vecinos provocaron el miércoles.// Página Siete


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top