Ticker

6/recent/ticker-posts

Header Ads Widget

"Caso terrorismo" ingresará a juicio oral con acciones, pruebas y acusaciones validadas

El caso terrorismo ingresará a juicio oral con la investigación, la mayoría de las pruebas y las acusaciones formal y particular declaradas como válidas el viernes en la audiencia conclusiva presidida por el Juez Quinto de Instrucción en lo Penal de La Paz, Ricardo Maldonado.

En una audiencia celebrada en la ciudad de Cochabamba, el Juez Maldonado resolvió que los 39 acusados pasarán a una segunda fase del juicio, dijo el abogado Alberto Morales, defensor del boliviano Hugo Paz Lavadenz.

La defensa tendrá 60 días para apelar la decisión de Maldonado y luego se deberá cumplir una serie de trámites antes de instalar la segunda fase del juicio en La Paz con jurados ciudadanos que dictarán la sentencia.

Morales explicó que la reanudación del proceso podría ocurrir recién en abril de 2012 "si se cumplen todos los plazos".

La audiencia se realizó en presencia de 16 de los 39 acusados, incluidos el húngaro Elöd Tóaso y el croata boliviano Mario Tadic, quienes están detenidos en la cárcel de San Pedro, en La Paz, desde 2009.

La primera resolución tomada en el proceso estableció que se "dispone dar por subsanada la acusación fiscal y particular presentada por el Ministerio Público y el Ministerio de Gobierno por cumplir los requisitos establecidos en el artículo 321 del Código de Procedimiento Penal".

La autoridad judicial estableció que su determinación se basó en que los documentos cumplen con todos los requisitos legales, así como que no existen observaciones que precisen mayor análisis y profundidad o requieran una devolución a los acusadores.

Asimismo, rechazó los incidentes de actividad procesal defectuosa porque no fueron probados y la no existencia de fundamentación, así como las excepciones de falta de acción planteadas a lo largo de la audiencia.

"Y se rechaza las excepciones de incompetencia por haberse resuelto con anterioridad y existir fallos ejecutoriados respecto a la incompetencia", añadió.

Por otro lado, consideró que todas las pruebas acumuladas tienen eficacia probatoria porque no vulneran derechos o fueron obtenidos por medios ilícitos, a excepción de algunas que no cumplieron en su criterio con algunas formalidades o no tenían vinculación alguna.

En ese sentido, determinó excluir el elemento probatorio MPD-41, una computadora portátil secuestrada en la habitación que ocupaba Eduardo Rózsa Flores en el Hotel Las Américas.

Dijo que la decisión se basó en que un texto que menciona "preparémonos o hagamos lo que les propusimos" difiere en lo transcrito en la acusación.

Sin embargo, el juez explicó que sólo se anulará lo concerniente a los correos electrónicos.

También expuso una resolución similar en caso de la prueba MP-2 sobre un acta de colección de indicios materiales y un muestrario fotográfico en que no se aclara sí fue colectado o recibido y no cuenta con la firma del representante del Ministerio Público.

"Excluir la prueba MPD ? 36 consistente en un acta de inspección ocular en dependencias de Fexpocruz, oficinas administrativas, stand de Fegasacruz y stand de Cotas", añadió.

El Juez explicó que determinó excluir, además, dos pruebas presentadas para el caso de Gary Augusto Prado Salmón referente a unos apuntes de una universidad en que justificó su presencia como docente y unos mapas que demostró forman parte de un libro de su autoría.

Por otra parte, Maldonado ordenó el traslado de Alberto Melgar Villarroel de la cárcel de Palmasola, en Santa Cruz, al centro penitenciario de Mocovi, Beni.

Resolvió, por otra parte, que Hugo Paz Lavadenz y Hugo Melquiades Vásquez se beneficien con el cambio de la detención preventiva por domiciliaria en Santa Cruz con arraigo, custodia policial y el pago de fianzas de 50.000 y 20.000 bolivianos, respectivamente.

El caso data de abril de 2009, cuando la Policía afirmó que había desarticulado una banda terrorista en una operación en la que murieron el húngaro-croata-boliviano Eduardo Rózsa, presunto jefe de la supuesta trama, junto con el rumano Magyarosi Arpak y el irlandés Dwayer Michael Martin, mientras que Tóaso y Tadic fueron detenidos.

Los 39 supuestos implicados en la trama fueron acusados por las autoridades de sedición y terrorismo, por un presunto plan para asesinar a Morales en 2009 y formar milicias para promover la secesión de Santa Cruz.// Jornada

Publicar un comentario

0 Comentarios