a


Las resoluciones de la CIDOB denuncian una actitud divisionista del Gobierno hacia los originarios.

La CIDOB declaró al presidente Evo Morales “enemigo de las naciones y pueblos indígenas del Oriente, Chaco y la Amazonía boliviana” por haber violado y promover la violación de los derechos indígenas durante la octava marcha del sector y por haber iniciado una campaña para derogar la Ley de Protección del TIPNIS.

El 15 de agosto, la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) inició en Trinidad una marcha en defensa del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro SÉcure (TIPNIS), que pretendía ser atravesada por el segundo tramo de la carretera Cochabamba-Beni.

El 25 de septiembre, la protesta indígena fue reprimida violentamente por la Policía y el 1 de octubre la caminata reinició su ruta para llegar a la ciudad de La Paz el 19 de octubre.

El 24 de octubre, el Presidente promulgó la Ley de Protección del TIPNIS, pero de inmediato sectores afines al Gobierno comenzaron acciones en demanda de la derogatoria de la norma.

El Conisur, compuesto por cocaleros asentados en el sur del TIPNIS, desplegó un bloqueo el 26 de octubre sobre la carretera Cochabamba-Santa Cruz.

La resolución de declarar enemigo de los pueblos indígenas de tierras bajas al Primer Mandatario fue aprobada por la comisión nacional de la CIDOB que se reunió en Santa Cruz entre el 10 y el 21 de noviembre. Los termas del debate central fueron la marcha y el proceso de negociaciones con el Gobierno.

En el documento de conclusiones también se denuncia la actitud del Gobierno y del MAS de pretender dividir a las organizaciones indígenas con el propósito de construir la vía.

“Repudiamos las acciones intervencionistas y divisionistas del Gobierno en su afán de construir el segundo tramo Villa Tunari–San Ignacio de Moxos procediendo a desinformar, chantajear y sobornar a algunos dirigentes para que acepten la construcción de dicha carretera, intentado dividir y confrontar a los dirigentes y comunidades”. Es una parte del documento presentado ayer al mediodía en la plaza 24 de Septiembre de Santa Cruz.

En Vigilia Permanente. El dirigente Lázaro Tacoó anunció que su organización se declara en vigilia permanente hasta conseguir que el reglamento sobre el TIPNIS sea promulgado como decreto supremo.

También dijo que la reunión pidió a la comisión que negocia el reglamento trasladarse a La Paz y presionar para que se promulgue el reglamento en el menor tiempo posible.

El dirigente anunció que si hasta la primera semana de diciembre no se lograra un acuerdo con el Gobierno en tal sentido, durante los primeros días de enero de 2012 se iniciará una nueva marcha en defensa de los derechos indígenas, de todos sus territorios y de la Ley 180.

8 puntos contiene el documento de la Central de Pueblos Indígenas de Bolivia presentado ayer.

La carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos fue declarada prioridad para Cochabamba mediante una ley departamental promulgada ayer por el gobernador Edmundo Novillo, quien también convocó a una movilización en demanda de la obra y la reforma de la Ley180 para que se construya la vía.

Las acciones de presión tendrán lugar el viernes 9 de diciembre en la capital.// La Prensa

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top