a


La Octava División del Ejército, asentada en Santa Cruz, sólo espera una orden superior para apoyar a la Policía en la lucha contra la delincuencia, que mantiene en zozobra a la población cruceña, e incluso dio lugar a que vecinos de la zona Los Lotes se armen para hacer justicia por mano propia.

El ministro de Defensa, Rubén Saavedra, adelantó que en la primera etapa se tiene previsto desplazar alrededor de 500 conscriptos a las calles para coadyuvar a la Policía, aunque aún no se ha definido una fecha para comenzar el patrullaje.

SeguridadEn las dos últimas gestiones, los militares salieron a patrullar las calles durante fiestas de fin de año y este año prestarán el mismo servicio.  “Contamos con el batallón de la Policía Militar, está equipado con logística antimotines, además de transporte suficiente para poder cubrir, en la medida de la disponibilidad, las necesidades de seguridad ciudadana en el departamento de Santa Cruz”, dijo el comandante de la Octava División, general Fernando Zeballos.
Planificación. “Resta concluir la coordinación del plan que se viene ejecutando con la Policía y la Gobernación para actuar”, añadió.  El ministro Saavedra indicó  que la coordinación es un tema que debe ser resuelto en corto tiempo y que se está revisando las directrices para el trabajo combinado”. Agregó, “que los ciudadanos estén armados es algo que va en contra de la normativa. Nuestra norma establece que sólo pueden usar armas las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana”.

El secretario general de la Gobernación, Roly Aguilera, criticó la descoordinación en la lucha contra la inseguridad. “Tenemos 21 motocicletas para entregar a la Policía, pero no se ejecuta por falta de un convenio”. Seguridad Ciudadana de la Alcaldía adelantó que apoyará con 80 gendarmes y más de 15 motorizados.// La Razón

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top