a


Según expertos internacionales, el Gobierno debe hacer cumplir los derechos consagrados en la Constitución.

El 80 por ciento de la población infantil de Bolivia comprendida entre los seis y los 23 meses presenta anemia. Expertos analizaron la situación de la desnutrición y la política de seguridad alimentaria que se ejecuta en Bolivia.

El mandato de la Constitución. Cecilia Luna, experta de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO), señaló que la Constitución incluye un fuerte mandato para atender la alimentación de los bolivianos.

“Pero no sólo por eso se puede admitir que la población tiene un derecho adecuado a la alimentación. Para que se convierta en un derecho institucionalizado y pueda aterrizar en ejecuciones normativas, la población tiene que exigirlo, de lo contrario, no sería tomado en cuenta como un derecho”.

En tanto, la experta de la FAO, Bárbara Ekwall, añadió que sólo se puede hablar de derecho alimentario en toda nación cuando se plantean estrategias específicas para que las personas comprendan qué es el derecho a recibir una adecuada alimentación. Argumentó, con base en su experiencia en el continente africano, que para alcanzar ese objetivo, se debe trabajar con los medios de comunicación. “Los periodistas son una fuente inagotable para agendar, en los espacios públicos, las temáticas que tienen que ver con la seguridad alimentaria y qué se hace en cada momento en un determinado país”.

Grandes barreras. El coordinador del Comité Técnico del Consejo Nacional de Alimentación y Nutrición (CT-Conan), dependiente de la FAO, Ciro Kopp, indicó que el idioma es uno de los componentes que más influyen en la desnutrición en Bolivia.

Dijo que “en el caso de los indígenas, las madres, en muchos casos, no entienden los mensajes que se les envía para que alimenten de una manera adecuada a sus hijos”.

También informó que al momento no hay políticas específicas para sobrellevar la inadecuada alimentación en regiones de extrema pobreza como el norte de Potosí, pero que se redujo en 3 por ciento el índice de desnutrición que presenta la población infantil de esa zona empobrecida.

Un ejemplo. Hace algunos días, Juanjos Condori, el niño de 19 meses de edad que recibió el impacto de una granada en el patio de su casa, no pudo ser operado de inmediato porque sufría de anemia crónica, además de que los padres no aceptan la posibilidad de que hubiera perdido la visión en el ojo izquierdo y menos que se lo opere.

2015 El 80 por ciento de la población infantil de Bolivia comprendida entre los seis y los 23 meses presenta anemia. Expertos analizaron la situación de la desnutrición y la política de seguridad alimentaria que se ejecuta en Bolivia.

El mandato de la Constitución. Cecilia Luna, experta de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura

El CT-conan es la representación gubernamental que debe ejecutar la política de alimentación y nutrición, que está establecida por la ley de la revolución productiva comunitaria y agraria, promulgada recientemente.//La Prensa

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top