a

Bolivia Informa

Cientos de menores no tienen posibilidades necesarias para superarse.

Seis de cada 10 niños abandonan su formación educativa por varios factores de la problemática social, entre ellos la pobreza de sus familias, según revela un informe anual de la gestión 2010 de Aldeas Infantiles SOS.

Asimismo, detalla que el 63 por ciento de la población infantil de Bolivia, vive bajo la incidencia de pobreza y aproximadamente el 40 por ciento en condiciones de extrema pobreza, hecho que se refleja en las dificultades de acceso a servicios básicos, de educación, salud y calidad de vida.

La organización identificó que cerca de 800.000 niños, niñas y adolescentes trabajan, constituyéndose este hecho en factor para que la población infantil y juvenil asuma la calle como espacio de vida propio y corten relacionales con su entorno familiar.

El director nacional de Aldeas Infantiles SOS, Alfonso Lupo, dijo que dentro de los 42 años de trabajo, la organización ha revolucionado los métodos tradicionales de atención a la infancia en riesgo, mediante un modelo familiar.

El Diario


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top