a

JornadaNet

La ex Presidenta boliviana Lidia Gueiler (1979-1980), la primera y por ahora única mujer que ha llegado a la jefatura del Estado en este país andino y la segunda en América, falleció ayer en La Paz a los 89 años, tras una prolongada enfermedad, informaron sus familiares.

Gueiler murió ayer "en paz y luego de varias semanas de estar con la fuerza física disminuida", dijo su nieto, Eduardo Siles.

El Ministro de Comunicación, Iván Canelas, lamentó la muerte de la ex Presidenta, a la que calificó de "luchadora social", y anunció que se coordinará con su familia para celebrar las honras fúnebres, en las sedes del Legislativo y el Gobierno.

Gueiler inició su carrera política en 1946, al ingresar en el entonces clandestino Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), de Víctor Paz Estenssoro, quien gobernó al país en tres ocasiones.

Durante la revolución de 1952, dirigió a los trabajadores de la banca y participó en la lucha popular que terminó con la salida de los militares del Gobierno.

En 1960 fue elegida diputada y tres años después rompió su alianza con Paz Estenssoro e ingresó al Partido Revolucionario de Izquierda Nacional.

En el golpe del general René Barrientos, en 1964, fue encarcelada y torturada, y se exilió tras ser liberada.

En 1978, cuando se normalizó la vida política en Bolivia, asumió la vicepresidencia del Frente Revolucionario de Izquierda (FRI) y participó en la coalición que apoyó la candidatura de Paz Estenssoro a la Presidencia.

Como candidata a diputada por la Paz alcanzó el mayor número de votos y fue elegida presidenta del Congreso.

El 16 de noviembre de 1979 sucedió en la Presidencia al militar golpista Alberto Natusch, que había estado dos semanas en el cargo, y se convirtió así en la segunda presidenta del continente (la primera fue la argentina Mará Estela, "Isabelita", Martínez de Perón en 1974).

Ocho meses después otro militar, el general Luis García Meza, dio un nuevo golpe y la envió al exilio.

En octubre de 1980 abandona el país, exiliada primero en Lima y después en París, tras haber estado refugiada en la Nunciatura en La Paz durante 77 días.

Regresó a Bolivia en 1983 y en el mismo año fue designada embajadora en Colombia.

Se retiró de la política en 1993, pero el mes pasado fue invitada por el presidente Evo Morales, junto con otros cinco exmandatarios, para apoyar la demanda a Chile en tribunales internacionales para reclamar una salida al Pacífico.

Jornada


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top