a

Arriba en el detalle parte de la carrocería del bus del sindicato Manco Kapac

La imprudencia del barquero Waldo F., que chocó su barcaza con otra que trasladaba dos vehículos de transporte público, provocó el hundimiento de ambos motorizados en el Estrecho de Tiquina. Se trata del segundo siniestro de este tipo en el mismo lugar en cuatro meses.

Eran las 9.00 cuando la embarcación en que viajaba un bus del Sindicato Manco Kapac y una vagoneta del Sindicato 6 de Junio, con destino a San Pedro de Tiquina y posteriormente a Copacabana, fue embestida por otra similar (pilotada por Waldo F.) a 250 metros de arribar a la orilla.

El comandante del Cuarto Distrito de la Fuerza Naval Boliviana (FNB), capitán Gonzalo Alcón, anunció que el rescate de los vehículos tardará al menos un mes.

“No se dio aún con la vagoneta, tenemos señalado el lugar donde está el bus. Esto requiere de una semana de estudio y hay que ver el método que se aplicará”, explicó el jefe militar. Añadió que los que correrán con los gastos del rescate son los responsables del choque.

“Yo vi que a 200 metros la otra embarcación venía a toda velocidad, entré al bus y toqué la bocina (cuyo sonido) es fuerte y no me escuchó, después nos chocó. Me avisaron que el barquero estaba borracho”, contó Ramiro Cosme, conductor del bus Manco Kapac. Otras versiones señalan que tenía puestos los audífonos porque escuchaba música.

Según el comandante de puerto del Cuarto Distrito de la Fuerza Naval, capitán Omar Olivera, el golpe se produjo en el lado izquierdo de la barcaza. El impacto dañó la madera e hizo que se apague el motor.

Dentro del bus, al margen del chofer, iban una anciana y una pareja de jóvenes mientras que en el vehículo Toyota Caldina iban seis personas, pese a que la norma establece que los vehículos pasen en los lanchones sin llevar pasajeros.

La precaria nave comenzó a llenarse de agua y los choferes del bus y de la vagoneta, que operaba como minibús, evacuaron a los pasajeros a la barcaza que causó el choque. En ese interín Waldo F. se dio a la fuga y actualmente no se sabe dónde está.

En cuestión de minutos llegó otra barcaza y se intentó remolcar la nave que hacía aguas. Los choferes amarraron el lanchón afectado a otras dos embarcaciones y las tres dieron una vuelta en U para retornar a San Pablo de Tiquina porque, según Cosme, ese lado del estrecho tiene menos profundidad.

Mientras avanzaban, el nivel del agua en la barcaza afectada iba en ascenso y pedazos de madera astillada iban quedando en el agua. A unos 50 metros de la orilla de San Pablo, el bus y la vagoneta terminaron de deslizarse y se hundieron.

El dirigente del sindicato Manco Kapac, Félix Quispe, pidió que los motorizados sean sacados del agua lo antes posible porque la corrosión dañará en días su estructura. “Pedimos que haya más control de la Marina Mercante y que nuestros coches sean rescatados ya”, dijo y anunció que su sector apoyará el salvamento con personal humano.

El capitán Olivera señaló que hay una Ley de Capitanía de Puerto que dispone medidas de seguridad que se deben cumplir en lagos y ríos. “Las reglas son de aplicación a nivel nacional, pero no todos cumplen y es un problema social y hay gente que es reacia al cumplimiento de la ley; cuando se quiere exigir, hacen bloqueos o provocan enfrentamiento”.
El dirigente de la Asociación de Barqueros 17 de Septiembre, Luis Chambilla, salió en defensa de su sector y demandó un seguro de accidentes. “Sería interesante que haya un seguro. Nosotros estaríamos dispuestos a pagar de ocho a 10 dólares por el seguro”, indicó.
El dirigente se contradijo sobre el paradero del piloto, presunto culpable, que se dio a la fuga. Primero señaló que estaba en su casa y que en minutos se iba a reunir con sus compañeros y los jefes de la Armada y después señaló que no lo vio.

Sobre las medidas de seguridad que su gremio brinda a los transportistas, Chambilla señaló que la Ley de Capitanía de Puerto se hizo en los años 70, en la presidencia de Hugo Banzer Suárez. “Recién se la va a actualizar y seguro habrá reglamentos”.

Según él, los barqueros dan medidas de seguridad, pero cuando se le consultó cuáles son, el dirigente no quiso contestar. Alcón señaló que según las normas, en las barcazas deben llevar un solo vehículo.

Otro caso y anuncio de controles
El 20 de octubre del 2010, un bote que transportaba estudiantes de un colegio de Escoma se hundió en el lago Titicaca. Una alumna de tercero de secundaria perdió la vida ahogada porque se presume que no sabía nadar; 14 de sus compañeros se salvaron.
El capitán Olivera anunció que al ver que la negligencia de los barqueros pone en riesgo la vida de las personas, en los próximos días la Marina Mercante realizará inspecciones técnicas para otorgar certificados a las embarcaciones que hayan cumplido con todos los requisitos de seguridad para pasajeros y conductores.

Los alcaldes consideran que urge  un puente

Los alcaldes de Copacabana y San Pedro de Tiquina consideran que es necesaria la construcción de un puente cerca del Estrecho para evitar accidentes y pérdida de vidas humanas. Sin embargo, los barqueros creen que en ese caso perderían sus fuentes de trabajo, que es su único sostén.

“Hay que socializar la ide, nosotros no podemos ser imponer absolutamente nada. Debemos socializar entre todos los sectores sociales y la Armada para un futuro mejor”, manifestó ayer a los medios el alcalde de Copacabana, Fermín Quispe.

Por su parte, la alcaldesa de San Pedro de Tiquina, Nelly Rodríguez, señaló que se presentará un proyecto de ley para la construcción del puente con los beneficios que traerá y con las posibilidades para quienes actualmente se dedican al transporte acuático de las embarcaciones.

“Estamos en pleno desarrollo y esperamos que todos lleguemos a un acuerdo”, manifestó la autoridad edil.

Sin embargo, para el dirigente de la Asociación de Barqueros 17 de Septiembre, Luis Chambilla, la idea de construir un puente es un insulto. Al preguntar sobre esta alternativa, Chambilla se enfadó y afirmó que con este trabajo mantienen a sus familias para darles de comer.

La Razón


1 comentarios:

  1. pues que construyan el puente, es la vida de las personas que esta en riego como de la niña que murio.

    Si presenta tantos riesgos pues deben dedicarse a otra cosa y no seguir con las mismas inexplicables mediocricidades de toda la vida

    ResponderEliminar

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top